Más artículos

La tendencia de la Web 2.0 llegó al mundo laboral y promete erradicar el correo electrónico

La tendencia de la Web 2.0 llegó al mundo laboral y promete erradicar el correo electrónico
  Hay empresas que están evaluando poner fin al e-mail interno, a fin de facilitar la jornada laboral y mejorar la productividad de sus colaboradores  
Por Andrés Arakaki, Head of Consulting de Atos Argentina.
11.04.2013 14.12hs Tecnología

Tiempo atrás el correo electrónico, a través de sus características más notables, como rapidez, eficiencia y disponibilidad 24x7, revolucionó la vida laboral.

Sin embargo, estas mismas cualidades lo convirtieron en una fuente de frustración y ayudaron a dotar de ansiedad y estrés al mundo corporativo.

La tecnología ha avanzado y el correo electrónico ya no es la mejor herramienta para el trabajo.

Por esta razón, hay empresas que están evaluando poner fin al correo electrónico interno, a fin de facilitar la jornada laboral y mejorar la productividad de sus colaboradores.

Nuevas formas de comunicación, orientadas al diálogo y la colaboración en línea, se perfilan como las encargadas de erradicar el correo electrónico en los próximos años, dando lugar al desembarco de las redes sociales en el ámbito del trabajo.

En Atos, a través de Zero email, iniciativa surgida en 2011, estamos comprometidos en lograr la transición con el fin de que nuestros 74.000 empleados disfruten de un mejor equilibrio entre la vida privada y la laboral, con mayores sinergias y eficiencia.

Anticipándonos al entorno laboral del futuro en abril de 2012 adquirimos blueKiwi, empresa que ofrece blueKiwi ZEN, un software social bajo SaaS para empresas.

Este software lleva la red social a un nuevo nivel de prestaciones y brinda a las organizaciones de todos los tamaños la oportunidad de mejorar la comunicación y la colaboración, así como de organizar, procesar y compartir la información de manera más inteligente. 

Nuestro enfoque para la eliminación de correo electrónico es gradual.

Hemos establecido directrices que favorezcan el uso del teléfono, conversaciones cara a cara o chat online, e invertimos en una red social empresarial y en software social diseñado específicamente para apoyar la colaboración.

A largo plazo, esperamos desarrollar un "banco de conocimientos" al que puedan acceder y participar todos para propagar la inteligencia colectiva de nuestra organización.

Con la red social empresarial, los empleados pueden suscribirse de forma selectiva a los grupos de trabajo y otros temas que les son de interés.

Estos avances se orientan a cambiar el día en la vida de un colaborador, permitiendo a las personas contar con una mejor organización del trabajo y control de su tiempo.

Desde Atos observamos que el objetivo de trabajar con una red social empresarial es ofrecer prestaciones superiores de comunicación, colaboración y procesamiento de la información, y con ello dotar al entorno laboral de un mayor nivel de simplicidad, funcionalidad y rendimiento.

Esta modalidad otorga a los empleados un grado de conocimiento que les permite colaborar con mayor eficacia, filtrar y priorizar la información, movilizar a las personas adecuadas y estar al día en sus proyectos. Sin embargo, las herramientas tecnológicas son sólo una parte de la solución.

Una metodología de implementación y gestión del cambio específica para este tipo de proyectos es necesaria para obtener el nivel de adopción y participación que permita alcanzar los beneficios planteados inicialmente. 

 

Andrés Arakaki es Head of Consulting de Atos Argentina. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Te puede interesar
Zoom Recomendadas