Más artículos

El Gobierno redobla apuesta con "ropa para todos": éste fue el resultado del plan a 3 meses del lanzamiento

El Gobierno redobla apuesta con "ropa para todos": éste fue el resultado del plan a 3 meses del lanzamiento
El plan fue anunciado el 25 de mayo y se proponía impulsar al mercado a bajar los precios. Expertos afirman que esto no sucedió
Por Guadalupe Piñeiro Michel
25.08.2013 13.00hs Marketing

Fue una de las grandes apuestas del kirchnerismo. Tres meses atrás, el Gobierno aseguraba que el lanzamiento de una línea de ropa a precios accesibles permitiría al público, en general, hacerse de prendas pagando muy poco dinero.

"Con esta propuesta buscamos que la gente de bajos recursos pueda acceder a ropa barata", explicaba en diálogo con iProfesional apenas iniciado el plan Marco Meloni, presidente de la fundación ProTeger, entidad encargada de llevar a cabo esta apuesta.

De hecho, la marca "para todos y todas" tiene como una de sus características identificatorias el hecho de que cualquiera de sus prendas cuesta menos de 100 pesos.

Algunos de los artículos que componen la serie de indumentaria presentada oficialmente, y no casualmente, el 25 de mayo son jeans (a $82,50), distintas opciones de camisas (a $90), pantalones de gabardina (a $92) y remeras (a $39).

La confianza en que esta iniciativa tendría una gran adhesión era tal que, inclusive, desde el oficialismo tenían la firme convicción de que la salida de las prendas de Nyp -siglas que se identifican con uno de los eslóganes del Gobierno "nacional y popular"- llevaría al resto del mercado a bajar sus precios, producto de la incorporación de este nuevo "jugador".

Sin embargo, los expertos en consumo advierten que muchas de estas ideas que acompañaron en su nacimiento a la propuesta impulsada por el Ejecutivo, quedaron simplemente en buenas intenciones y aseguran que la realidad demuestra que la propuesta no fue tan exitosa.

"El resultado obtenido a partir de esta iniciativa es muy relativo", apunta a iProfesional Miguel Calvete, titular del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom).

De hecho, un revelamiento realizado por la entidad, arroja que hoy "uno de cada dos argentinos no conoce el plan ‘Ropa para Todos'".

Y el mismo estudio señala que el 14% de los que sí saben del tema "no tiene idea dónde se vende".

Inclusive, llama la atención que este fenómeno también se replica en un determinado sector de la industria textil, donde "todavía hay algunos que directamente no tienen idea de que existe la marca".

Puntos en contra
Al referido desconocimiento se agregan algunas falencias que destacan los especialistas respecto del plan.

En primer lugar, los analistas hacen foco en la escasa producción disponible, que dista mucho de la promesa inicial de que la ropa fuera "para todos y todas".

En una segunda instancia, remarcan que aún para las prendas que ya salieron al mercado, la disponibilidad es reducida, por lo que no se encuentran a mano de cualquier consumidor que quiera adquirirlas.

Más allá de estas cuestiones, los productos de Nyp también reciben críticas por parte de los clientes respecto de su calidad.

Sin embargo, quienes llevaron a cabo la tarea del lanzamiento de esta marca confían en que, de aquí a fin de año, la situación mejorará y hasta aseguran que alcanzarán el millón de unidades vendidas, algo que genera interrogantes.

Por el momento, la ropa de Nyp está lejos de convertirse en una propuesta accesible "para todos y todas".

Al día de hoy, la línea de indumentaria promocionada desde el Gobierno apenas se puede encontrar en determinados puntos de venta y todavía queda pendiente de resolución la llegada de estas prendas a todo el país.

Por otra parte, los analistas en consumo advierten que en aquellas sucursales de los supermercados que cuentan con estos productos "faltan talles".

Así lo afirma en diálogo con iProfesional Claudia Collado, titular de la entidad Acción de los Consumidores (ADELCO).

Además, menciona que ésta es una de las principales quejas que el organismo recibe por parte de los clientes: "Protestan, entre otras cuestiones, por la escasez de opciones en cuanto a tamaños".

Si bien es esperable que ésta no sea como la de las primeras marcas, algunos consideran que está aún por debajo de la de sus competidoras, las prendas de indumentaria que se venden en el supermercado.

En este punto, Calvete indica que "la calidad, en algunos casos, es peor que la de las líneas de ropa que comercializan los retailers".

¿Y la versión para mujeres?
Una de las grandes cuentas pendientes de la marca de ropa impulsada por el Gobierno es su llegada al público femenino.

Es que, si bien la iniciativa apuntaba desde su lanzamiento en mayo a lograr masividad, esto se hace difícil dado que, a pocos días de empezar septiembre, las prendas para mujeres disponibles aún son escasas.

"Hay muy pocos productos que no sean para hombre", apunta Calvete.
Sin embargo, desde ProTejer aseguran que el problema de abastecimiento de prendas femeninas estará resuelto para el mes de octubre.

Fuera de temporada
Otra de las particularidades de la línea de ropa Nyp que destacan los especialistas es que, a pesar de haber salido al mercado en plena temporada de otoño-invierno las prendas no eran lo suficientemente gruesas para enfrentar el frío.

Una de las que se sorprendía por esta "curiosidad" era Collado quien, en diálogo con iProfesional, indicaba que otro de los reclamos frecuentes que recibió ADELCO se vinculaban con que "la ropa no es muy abrigada, a pesar de que estemos en pleno invierno".

Una de las cuestiones asociadas con este problema es que, de la poca producción disponible en supermercados, la mayor parte está compuesta por sólo dos opciones.

"Más del 80% de la mercadería disponible de esta marca son sólo jeans y camisas", puntualiza Calvete.

¿Bajaron los precios?
El oficialismo apuntaba a que, al lanzar una marca de ropa a precios accesibles, la misma serviría como elemento de presión para conseguir una baja en los precios de los artículos de indumentaria.

Sin embargo, en los últimos meses, los argentinos pudieron notar que el costo de renovar el placard no sólo no disminuyó, sino que incluso aumentó.

Según lo indica Fabián Castillo desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en relación con este propósito, la marca Nyp pasó "sin pena ni gloria"

"No afectó en absoluto ni al sector ni al rubro textil", apunta el empresario.

Otro de los que advierte que, en lo que a precios se refiere, el plan de ropa "nacional y popular" pasó inadvertido es Calvete, quien asegura que "no ha afectado para nada el precio del resto de la mercadería exhibida en shoppings o en otros lugares de venta".

De hecho, el revelamiento realizado por INDECOM arroja que "el 96% de los empresarios del sector no creen que el plan tenga algún impacto sobre los precios".

La explicación que dan los expertos es simple: al tratarse de una línea de ropa que apunta a un segmento muy puntual, ésta tiene un bajo impacto sobre el resto del mercado de indumentaria.

"Como los centros comerciales no trabajan con esta mercadería, no se ven afectados por ello", menciona Castillo.

Lo que "mueve la aguja"
Al ser consultados acerca de cuáles son los factores que realmente pueden afectar los precios en indumentaria, los expertos hacen referencia a cuestiones que nada tienen que ver con Nyp.

"Lo que funciona es, como siempre, la oferta y la demanda", señala el ejecutivo de CAME.

Por eso, desmiente la afirmación de que los precios de la temporada otoño- invierno de ropa hayan sido bajos.

Simplemente, dice, "los costos de producción no bajaron y, por lo tanto, la mercadería tampoco".

Y, si en las últimas semanas se pudo ver que algunas prendas se encuentran rebajadas, según los expertos la cuestión nada tiene que ver con la línea de ropa impulsada desde el oficialismo.

Ocurre que "ahora los precios están un poco más bajos porque los empresarios necesitan liquidar el stock que les quedó", dice Castillo.

¿Se llega al millón?
Es claro que desde el oficialismo tienen altas expectativas de que, en los cuatro meses que quedan de 2013, se resuelvan los "baches" que al día de hoy presenta la implementación del plan de ropa "para todos y todas".

Pero otra es la respuesta que se obtiene al consultar a los analistas de consumo y empresarios sobre este tema.

Y muchos desconfían de que las ventas, de aquí a fin de año, cumplan con los pronósticos de quienes impulsaron la propuesta.

"Es imposible que se llegue al millón de unidades vendidas de aquí a diciembre", sentencia Calvete en diálogo con iProfesional.

La razón que lleva al supermercadista mostrarse escéptico respecto de los resultados futuros de la iniciativa es el estancamiento que, en su opinión, afecta al plan: "Esta línea de ropa sigue en la misma situación".

Una contestación similar se recibe cuando se pregunta si cumplió con sus objetivos fundamentales.

Al respecto, concluye Castillo: "No se convirtió en un competidor general para el mercado".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas