Más artículos

El fin de una era: renunció el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno

El fin de una era: renunció el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno

Así lo anunció este martes el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro. El funcionario ocupará la agregaduría económica en la Embajada de Italia

20.11.2013 00.00hs Actualidad

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, presentó su renuncia a la Presidenta, según lo anunció este martes el vocero de la presidencia, Alfredo Scoccimarro.

"Guillermo Moreno presentó renuncia a la Presidenta la cual fue aceptada", informó el secretario de comunicación en la Casa de Gobierno.

La dimisión del funcionario se hará efectiva a partir del lunes 2 de diciembre y el funcionario será reubicado en la agregaduría económica en la Embajada argentina en Italia.

Moreno fue el ejecutor de políticas clave de los últimos años, como la instrumentación de un cerrojo cambiario que prohíbe la venta de dólares para ahorro y restringe importaciones, además de haber dirigido una intervención del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) que hizo perder la credibilidad en los datos económicos y mereció una amonestación del país por el Fondo Monetario Internacional.

La salida de Moreno era reclamada por distintos empresarios y referentes del sector financiero, pero también por el líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

El dirigente fabril y diputado electo por el Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren, consideró este martes más temprano que la continuidad de Moreno hace que permanezcan políticas "arbitrarias" en el Gobierno y advirtió que la designación de Axel Kicillof como ministro de Economía no significa un aliento a la "inversión".

Por otra parte, Miguel Peirano, asesor de Sergio Massa en temas económicos, adivirtió ante de que se conociera el anuncio dijo, en referencia a Moreno, que "el primer cambio debiera ser de aquellos funcionarios que han fracasado claramente y para peor con la lógica de la arbitrariedad en la aplicación de las decisiones del Estado".

El funcionario se presentó por la mañana en los tribunales porteños para declarar en una causa por la cual es investigado por supuesto "abuso de autoridad". Allí pidió que anulen su procesamiento por haber multado a las consultoras que medían y difundían hasta dos veces más inflación que la oficial del INDEC, a las cuales acusó de actuar en combinación "con el sistema financiero internacional y los bancos locales" para "azuzar el tema" y lograr ganancias con los bonos de deuda.

Una figura controvertida
El destino del secretario de Comercio quedó sellado tras las elecciones de octubre, en las que el Gobierno fue derrotado, aunque sin perder la mayoría en ambas cámaras del Congreso. Sin embargo, los rumores sobre la salida de Moreno comenzaron a extenderse con anterioridad al revés en las urnas.

La acumulación de fracasos y de iniciativas que estuvieron muy lejos de colmar las expectativas oficiales -como el control de precios, el lanzamiento de la Supercard para competir con los plásticos tradicionales o el sostenimiento del superávit comercial, por nombrar algunas-, no hicieron más que alimentar las charlas de pasillo sobre su alejamiento del centro de las decisiones económicas.

A juzgar por los rumores, parecía estar más afuera que adentro. Y si se lo seguía sosteniendo, observaban algunos analistas, era por una cuestión de puro timing político. Como para no entregarlo como "carne de cañón" a los opositores antes de las elecciones, que hicieron de la figura del funcionario uno de los ejes de su discurso anti K.

Con el plan de blanqueo, Moreno volvió a posicionarse como el gran hombre fuerte del modelo K tras haber impuesto su voluntad por sobre la del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

Pero los CEDIN nunca lograron captar el interés de los empresarios, desconfiados en llevar sus dólares a las arcas del Gobierno y, por otra parte, despertó las críticas de la oposición por estimular con esa medida el reconocimiento de ingresos obtenidos por medio de actividades económicas ilegales.

Sin Moreno, ¿se solucionan los problemas?
En los últimos meses, no sólo desde el ámbito político se elevaron las voces en contra del funcionario, sino que las críticas también llovieron desde un amplio abanico de ramas de actividad industrial como así también de algunas entidades del agro, con la Sociedad Rural Argentina a la cabeza.

Entre sus dectractores, fue el propio De Mendiguren, ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), quien se mostró expectante ante la salida del secretario de Comercio. Pese a defender sus políticas años atrás, el empresario devenido en opositor aseguró que el desplazamiento del funcionario va a permitir que "la economía se destrabe y que otra vez volvamos a generar dólares".

Sin embargo, Bulat es menos optimista. "Es una visión de una simplicidad fenomenal pensar que porque Moreno se va se van a solucionar los problemas", sostuvo.

Julio Burdman, director de la consultora Analytica, sostuvo que expresiones como la del ex líder de la UIA "son más un reduccionismo que una lectura concreta de la realidad. Si Moreno da un paso al costado desaparece lo que éste simboliza, pero no la forma en que se administra la política económica".

En este sentido, explicó a este medio que "Moreno no es un elemento independiente o una figura aislada. Es un implementador que trabaja en función de un modelo muy regulado".

"La lucha contra la inflación a través de la presión sobre las compañías, el comercio administrado, el fuerte intervencionismo público (...) son formas de gobernar que van a mantenerse hasta el último día de gestión del kirchnerismo. No imagino como algo posible que se extingan con un paso al costado de Moreno", destacó el presidente de una cámara sectorial con más de una veintena de reuniones en la Secretaría de Comercio Interior en su haber.

De este modo, consideró que "sin Moreno, habrá otro funcionario, serán otros modales, otro estilo de gerenciamiento, pero el modelo está claro que no cambia".

En este sentido, el directivo fue claro al remarcar que "el hecho de que falten dólares no es un problema achacable únicamente a este funcionario. Es el resultado de un sistema económico que fracasó en las políticas energéticas o que convalidó el atraso cambiario para no acelerar la inflación pero que ahora no para de perder reservas".

"Con o sin Moreno, la escasez de dólares va a seguir siendo el gran problema del Ejecutivo", disparó el empresario, contrariando la visión de Mendiguren.

Para Novaro, los problemas que debe solucionar la administración kirchnerista no se resolverán por la sola partida de un funcionario, en tanto y en cuanto no se apliquen correcciones que, a esta altura, sí o sí traerán aparejadas altos costos para el oficialismo.

"El problema no es Moreno. El inconveniente es qué es lo que hará cualquier otro sucesor, porque avanzar con cambios implicará pagar un precio importante. Y el Gobierno va a tratar de hacer justamente lo contrario: aguantar lo más que se pueda y posponer correcciones", acotó.

[nb]El anuncio oficial[nb]

Aproximadamente, a las 19.30 del martes el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, volvió a prensentarse en su atril para pronunciar nuevas modificaciones en el Gabinete, luego de que este lunes haya anunciado la asignación de Axel Kicillof como ministro de Economía, Jorge Capitanich como Jefe de Gabinete y Juan Carlos Fábrega en el Banco Central. 

A pesar de los problemas de sonido y pocas expectativas, el vocero anunció lo inesperado: la salida del secretario de Comercio Exterior.

Con un discurso breve, Scoccimarro ratificó quela presidenta Cristina Kirchner, decidó nombrar a Moreno como agregado económico en la embajada Argentina en Italia.

http://www.youtube.com/watch?v=xEaBY-jPThk&feature=c4-overview-vl&list=PLry2W0bcBZ9yM1JOf24GB2dhy30hf_HEr

Se trata del ejecutor de políticas clave de los últimos años, como la instrumentación del cerrojo cambiario que prohíbe la venta de dólares para ahorro y restringe importaciones, además de haber dirigido una intervención del instituto de estadísticas que hizo perder la credibilidad en los datos económicos y mereció una amonestación del país por el Fondo Monetario Internacional.

[nb]Los "fracasos" de Moreno[nb]
El ahora ex Secretario de Comercio Interior fue uno de los más activos a la hora de promocionar medidas de gobierno. No obstante, no todas fueron un éxito. 

Entre últimos fracasos que cargan sobre las espaldas de Moreno, se puede mencionar el congelamiento de precios y la Supercard. 

El plan para mantener a rajatabla el precio de 500 productos fue anunciado con bombos y platillos. Pero el resultado fue muy pobre. 

Al menos así lo dejaron en claro las entidades de consumidores que aseguraron, a días del fin de la medida, que era imposible conseguir en los supermercados algunos de los productos acordados entre esos comercios y el Gobierno. 

Atado a esto se encuentra la tarjeta de crédito popular que el secretario de Comercio usó para acordar el congelamiento de precios con los supermercadistas, que no logró despegar y en octubre logró apenas 400 plásticos activos.

La cifra se alejó mucho de la proyección de 10.000 que el funcionario deseaba que circulen en la calle para hacer las compras.

La carne argentina, algo que otrora era un orgullo nacional también tuvo la influencia negativa de Moreno: mientras que en 2007 se contaba con cerca de 60 millones de animales, en 2012 se contabilizaban unos 49,9 millones.

La debacle provocó que más de 120 frigoríficos se vieran obligados a cerrar sus puertas, revirtiéndose así el ingreso de inversiones extranjeras y generara una pérdida de más de 13.000 puestos de trabajo vinculados con la actividad.

La suba del precio del pan, también fue producto del fracaso de las políticas de Moreno. Esta vez fueron las medidas destinadas a la exportación del trigo que derivaron en la elección de otros cultivos y en una escandalosa compra del cereal a Uruguay a principio de año. 

Lejos de los controles de precios y con la vista puesta en conseguir nuevos mercados a donde exportar, el ex Secretario intentó una misión comercial a Armenia y República de Georgia. Sin embargo, el funcionario kirchnerista logró reunir menos de 10 empresarios.

A eso se suma que, a fines de septiembre, cayeron las exportaciones a Angola y Azerbaiján, dos países a los que había ido especialmente para incentivar el intercambio de productos.

Un año y medio después de la promocionada misión comercial al país africano, las exportaciones argentinas se desplomaron un 37%. Lo mismo sucedió con las ventas en el Cáucaso, donde el comercio se cayó un 28 por ciento.

En comercio exterior, también se recuerda el "uno a uno" implementado por Moreno con el que el Gobierno buscó compensar importaciones con exportaciones y contener el deterioro de la balanza de divisas.

No obstante, sumó otro fracaso. En vez de lograr el objetivo de vender más productos afuera, la Casa Rosada logró que cayeran las exportaciones de los bienes seleccionados para cumplir esa exigencia y las empresas han incurrido en nuevos costos, que se trasladan a los precios internos.

En el ámbito financiero, también cosechó pérdidas. El blanqueo de capitales fue uno de los últimos fiascos. Ideólogo del Cedin, Moreno prometía recaudar u$s4.000 millones. Sin embargo, sólo lograron juntar menos del 10% antes de ser prorrogado.

Incluso, cuando la exteriorización de divisas estaba extinto y sumido en un fracaso, Moreno quiso revitalizarlo y, fiel a su estilo, juntó a representantes de exportadoras de cereales y les dijo: "O ponen 500 palos para el Baade -uno de los bonos que contempla el blanqueo- o les armo la Junta Nacional de Granos". Sin embargo, las divisas nunca llegaron.

También perdió la batalla contra el dólar blue. Sus "feriados cambiarios" y las llamadas con amenazas no fueron suficientes para que el valor de la moneda norteamericana se escapara hasta llegar a superar los 10 pesos.

Por último, cabe destacar que con la intervención que hizo en el INDEC para evitar mostrar la realidad inflacionaria del país sólo cosechó enemigos y causas judicialesque aún permanecerán mañana, cuando Moreno sea historia.

[nb]La noticia en el mundo[nb]
Los medios del exterior se refirieron al "polémico" funcionario K y analizaron el cambio de rumbo producto de las modificaciones en el Gabinete.

La noticia generó un fuerte impacto en el mundo, que se muestra intrigado por el rumbo económico que tomará la Argentina.

El uruguayo El País destacó que se trata de un funcionario cercano a la Presidenta.

 

La noticia viajó a través del Atlántico y en España se hicieron eco de la renuncia. Así publicó la información el sitio El Diario.

 

BBC Mundo es otro de los que se refirió a la característica "polémica" de Moreno e ilustró la noticia con una significativa imagen:

 

La noticia generó impacto también en El Salvador, donde se dio de la siguiente manera:

 

[nb]Moreno, Trending Topic mundial[nb]

Algunos festejan su salida esperanzados y otros lo saludan como un héroe. Una vez más, la polarización social se hace sentir en Twitter con la fuerte noticia.

Tal es así, que en pocos minutos "Renunció Guillermo Moreno" se convirtió en Trending Topic mundial.

Y muchos recuerdan los fracasos del Secretario de Comercio Interior, que llevaron a sospechar más de una vez la salida de Guillermo Moreno del Gobierno.

Conocida la noticia, las respuestas no se hicieron esperar.

"Linda discusión entre empresarios napolitanos", bromea un usuario sobre el nuevo cargo del funcionario K.

En tanto otro suma: "Se acabó el control al dólar".

 

 

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas

Análisis

Cómo impacta en las Pymes el convenio para eliminar la doble imposición con Brasil

Impuestos | Por Alfredo J. Martínez, Director de Impuestos Internacionales de Lisicki Litvin & Asociados