Presión récord: en Argentina se pagan más impuestos que en EE.UU., Brasil y el Reino Unido

Presión récord: en Argentina se pagan más impuestos que en EE.UU., Brasil y el Reino Unido
Los especialistas advierten que ya alcanzó niveles récord y que en la década del 80 equivalía a 18% del producto bruto interno y en los 90 al 23 por ciento
Por iProfesional
08.01.2014 08.31hs Impuestos

La presión tributaria en la Argentina está en el mismo nivel que en Alemania y por encima de la que hay en Brasil, el Reino Unido y Nueva Zelanda. Los especialistas advierten que ya alcanzó niveles récord y que en la década del 80 equivalía a 18% del producto bruto interno (PBI), en los 90 al 23% y ahora está por encima del 36% del tamaño de la economía.

“El crecimiento que tuvo la carga tributaria en Argentina a lo largo de la década la posicionó entre aquellos países con las tasas más elevadas, superando a Estados Unidos, Brasil, España, Nueva Zelanda y el Reino Unido”, sostiene un informe que elaboró el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

Según el estudio, la Argentina tiene la 8° presión tributaria más alta del mundo por debajo de Dinamarca (48%), Francia (44%), Suecia (44%), Italia (43%), Finlandia (43%), Noruega (43%) y Alemania (37%).

El documento aclara que la situación era completamente diferente en 2000 porque en ese año la carga era de 23,8%. “Con una tasa de crecimiento promedio anual próxima al 4% (53% para todo el período), Argentina rápidamente se posicionó a 2011 entre los países con mayor carga tributaria”, destacó el estudio que encabezó el economista Nadin Argañaraz.

César Litvin, del estudio Lisicki, Litvin & Asociados, agregó a Clarín que la presión tributaria en Argentina incluso es más elevada y que está por encima del 40%. “Pretender seguir aumentando la presión fiscal es jugar con la tolerancia de los contribuyentes que realizan un importante sacrificio fiscal con lo que aportan al Estado y no dejan de preguntarse qué reciben a cambio”, opinó el especialista. Argañaraz coincidió en este punto con Litvin. El economista destacó que si bien no hay estudios en este sentido, sí es claro que a pesar de la presión tributaria, miles de contribuyentes pagan por un servicio de seguridad privada, mandan a sus hijos a un colegio privado o contratan una prepaga o una obra social.

En el equipo económico argumentan que la mayor recaudación le permite al Estado otorgar mayores prestaciones y contar con más recursos para mejorar el nivel de vida de los más vulnerables. “Cuando se compara la distribución primaria del ingreso, que mide cuanto se llevan los trabajadores y los capitalistas, con la secundaria (después que interviene el Estado), casi no hay variaciones”, manifestó el economista y diputado de Unión Popular, Claudio Lozano. El ex candidato a senador agregó que esta situación es completamente diferente en los países nórdicos porque allí la intervención del Estado sí modifica el Gini (coeficiente que se utiliza para medir la distribución del ingreso).

Soledad Pérez Duhalde, economista del estudio abeceb.com, también relativizó el argumento del kirchnerismo. La especialista destacó que el Gobierno destina menos de $14.000 millones para financiar la Asignación Universal por Hijo (AUH), mientras utiliza $140.000 millones para subsidiar el transporte público, la electricidad y el gas.

“Ese incremento de la presión tributaria no necesariamente fue a los más pobres ni a mejorar la infraestructura, sino para pagar los gastos corrientes del Estado”.

Temas relacionados