Más artículos
La nube informática transforma la industria automotriz y hace realidad el "auto conectado"

La nube informática transforma la industria automotriz y hace realidad el "auto conectado"

La nube informática transforma la industria automotriz y hace realidad el "auto conectado"
El coche se convierte en otra plataforma móvil en la vida de las personas. Fabricantes estiman que en 2025 se verán vehículos totalmente automatizados
Por César Dergarabedian, enviado especial a Las Vegas, EEUU
26.02.2014 07.27hs Tecnología

La computación en la nube se prepara para tener un profundo impacto en la industria del automóvil y permite concretar en la realidad la fantasía del “auto conectado” que se maneja solo.

Este proceso de creciente adopción de la “cloud computing” en los vehículos se pudo ver esta semana en Pulse, una reunión de ejecutivos, empresarios, desarrolladores y consultores que IBM, el mayor proveedor mundial de servicios basados en tecnologías de la información y la comunicación, en Las Vegas, Estados Unidos.

Brian Droessler, vicepresidente del fabricante alemán de automóviles Continental, dijo ante una audiencia de unas 10 mil personas en el Hotel MGM que un futuro a mediano plazo la nube habilitará la conducción automática universal de vehículos.

“La nube va a transformar la forma en que se traen nuevas características y funciones para el vehículo", dijo Droessler, al describir cómo el coche se unirá a la economía de las aplicaciones móviles en los “smartphones” y tabletas.

Entre sus predicciones dijo que la nube va a reinventar la entrega de aplicaciones de consumo, con nuevas características y funciones que tendrán soporte digital en lugar de adiciones físicas.

"La nube permite fundamentalmente reformar y reinventar cómo piensan los consumidores acerca de su vehículo y en cómo interactúan con él", afirmó.

Entre las funciones del vehículo conectados, Continental está trabajando en lo que se conoce como "horizonte electrónico", que permite a a los coches “tener conciencia” de la carretera.

Así, el conductor podrá realizar otras actividades en eñl vehículo como leer y responder mensajes de correo electrónico, mientras deja el volante al mando de la… ¡computadora interna del auto! que interactúa con la nube.

Continental inició un trabajo conjunto sobre vehículos conectados con IBM en septiembre de 2013.

Ambas compañías trabajan para desarrollar soluciones de vehículos móviles totalmente conectados con otros fabricantes de automóviles.

En una conferencia de prensa posterior a su presentación, Droessler pronosticó que el auto totalmente automatizado del futuro estará en las carreteras en el 2025.

“El coche se está convirtiendo en otra plataforma móvil en nuestra vida”, describió. “Va a tomar algún tiempo, pero creemos que en 2025 se verán coches totalmente automatizados y con auto conducción”, estimó.

La nube permite la conexión a una amplia gama de nuevos servicios, que convierten al manejo del auto en más eficiente y seguro.

La información de la nube puede ser enviada al coche, diciéndole cómo está el tráfico e indicarle caminos alternativos para aumentar la eficiencia en el uso del combustible.

Continental es conocida como una empresa de neumáticos, pero Droessler aclaró que producen casi todo lo que se encuentra en los coches actuales. Venden directamente a los fabricantes de automóviles, incluyendo radios, sistemas de navegación, los módulos del tablero de instrumentos, pantallas, etc.

Los componentes de esta empresa abarcan todo el interior del vehículo, por lo que pueden mirar a  todo el sistema y proporcionar la experiencia de integración de sistemas.

“La nube está abriendo nuevas posibilidades para nosotros", explicó Droessler. Por ejemplo, con la cloud sus productos y servicios pueden llegar a los vehículos sin tener que pasar 24 meses y millones de dólares en infraestructura.

VentajasEn la exposición Pulse que organizó IBM junto a la reunión en el hotel MGM de Las Vegas, hubo una demostración del auto conectado.

Se trató de un ejemplo tangible de la convergencia de la telefonía móvil, la nube, las redes sociales y el big data

El coche, en este caso un Jeep, reúne estas tecnologías para ofrecer una mejor experiencia al chofer, centrándose en la intersección de la Internet de las cosas y los conocimientos del usuario.

La mayoría de las soluciones de autos conectados se construyen hoy sobre HTTPS, que es pesado y lento para aplicaciones móviles. 

No fue diseñado para el servicio inalámbrico y no se presta a una buena experiencia del conductor. Por ejemplo, características como "encontrar mi coche" suelen tardar entre 30 y 90 segundos mientras que los sistemas de IBM proporcionan tiempos de respuesta inferiores a un segundo.

Un vehículo conectado proporciona muchas ventajas. Desde hacer las reparaciones más fáciles, a la mejora de la seguridad del conductor. 

Los sensores en el coche pueden detectar un desgaste anormal de los frenos y luego establecer automáticamente arreglos para una cita de reparación y comprobar el inventario de las piezas en el taller para asegurarse de que no habrá ningún retraso. 

La ventaja más importante del auto conectado es una mayor seguridad.

El centro de navegación puede notificar a un conductor de la lluvia en la zona y avisar al conductor de posibles accidentes en el área y la forma en que pueden estar afectando el flujo de tráfico, como se puede ver n el siguiente video de iProfesional trabado en Las Vegas.

http://www.youtube.com/watch?v=V4steHQz9g4&feature=youtu.be

AntecedentesHoy existen ejemplos de autos conectados. Por ejemplo, el asistente para estacionar, el aviso de salida del carril, sistemas de mantenimiento de carril. 

Pero a medida que se conecta el coche a la nube, ahora se puede empezar a informar al auto lo que está pasando a 1 o 2 km por la carretera. 

"En 2018 vamos a tener vehículos parcialmente automatizados. En 2020 esos vehículos estarán en pleno despliegue de las capacidades de ‘cloud’ y los vehículos completamente automatizados saldrán a la carretera en 2025”, pronosticó Droessler.

En lo que ofrece la nube en términos de potencial para la industria automotriz, incluye el hardware que podría ir en el vehículo, los sistemas electrónicos, las conexiones a la nube, los proveedores de servicios, y el software provisto como un servicio.

En cuanto al software que va en un coche existe una fragmentación que genera una batalla por el control en el vehículo.

Por ejemplo, están los sistemas operativos para autos de Microsoft, una versión del sistema operativo Linux, y Google que anuncia una alianza de proveedores para utilizar estándares abiertos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Tecnología