Más artículos

Los "smartwatches" apuestan al diseño y el lujo para seducir a consumidores reacios y difí­ciles
El reto que tienen los fabricantes es convencer sobre las presuntas bondades de llevar un dispositivo similar en capacidades a un teléfono "inteligente"
Por César Dergarabedian, enviado especial a Las Vegas, EEUU.
14.01.2016 10.28hs Tecnología

El CES, la mayor feria mundial de electrónica y tecnología de consumo masivo, fue el escaparate elegido por varias empresas para mostrar en la ciudad estadounidense de Las Vegas nuevos modelos de relojes “inteligentes” con eje en el diseño y el lujo para seducir a usuarios que hasta ahora se muestran reacios a llevar en sus muñecas un “smartwatch” que se conecte a Internet a través de celular.

El principal reto que tienen los fabricantes es convencer a los consumidores de las presuntas bondades de llevar encima otro dispositivo con funciones muy similares al omnipresente teléfono móvil “inteligente”.

En ese trabajo de seducción, de acuerdo a lo observador por el enviado especial de iProfesional a Las Vegas, el diseño, el lujo y el refinamiento de los materiales tienen un rol fundamental, además de las capacidades informáticas del equipo.

El mercado de los “smartwatches” tienen varios jugadores de amplio espectro de origen.

Por ejemplo, están las multinacionales asiáticas Samsung y Huawei, además de protagonistas tradicionales del segmento relojero, como Casio, y actores del espacio deportivo, como Garmin.

SamsungLa multinacional coreana presentó en Las Vegas su más reciente “smartwatch”, el Gear S2 premium, con dos nuevas variantes- Rose Gold y Platinum – para un diseño clásico y atemporal. 

El Gear S2 ofrecerá pagos móviles seguros a través de Samsung Pay (disponible en los EE.UU. en 2016) y está ampliando su compatibilidad con los dispositivos que se ejecutan en iOS para extender la accesibilidad a una amplia gama de usuarios móviles.

Para una experiencia más personal y customizable, Samsung también está ampliando su línea de correas de reloj y opciones de interfaces. 

La empresa se asoció con diseñadores exclusivos, como Colombo, en correas de reloj de primera calidad para el Gear S2, e introdujo interfaces divertidas y creativas incluyendo personajes de Peanuts y obras de arte de Keith Haring, Jean-Michael Basquiat, Jeremyville y Burton Morris.

Samsung también anunció la disponibilidad de nuevas aplicaciones de eBay, ESPN, Uber, Voxer y más - tanto para el Gear S2 y el Gear S2 Classic. 

HuaweiLa multinacional china renovó su alianza con la marca de lujo Swarovski y anunció en el CES una nueva serie de “smartwatches” para mujeres.

Huawei ya tenía en el mercado sus propuestas Classic, Active y Elite, a las que ahora sumó Jewel y Elegant. 

Fruto del trabajo conjunto con Gemstone, una división de Swarovski, los modelos Jewel y Elegant destacan por la calidad de sus materiales y el lujo que irradian.

El primero de ellos incluye un total de 68 cristales Swarovski Zirconia de 1,5 milímetros que le permiten brillar sobre un chasis chapado en oro de color rosa. 

El segundo, también con chasis de oro rosa, cambia el diseño por lo que Huawei define como un patrón de soga en forma de trenza.

En cuanto a la correa, seleccionó cuero italiano en tonos azul zafiro y blanco perla. Su esfera mide 44 milímetros y se permitirá elegir entre 40 versiones diferentes, ya instaladas.

Todo esto les da un aspecto de exclusividad a los nuevos “smartwatches” de Huawei, pero también de reloj tradicional. 

Tras esa apariencia se esconde, sin embargo, un par de relojes inteligentes que son capaces de hacer mucho más que dar la hora.

Los dos equipos cuentan con monitor cardiaco y sensor de movimiento para actividades como el “running” o el “trekking”. 

Admiten la navegación por voz y ofrecen conexión Bluetooth y el uso de auriculares inalámbricos. Y entregan notificaciones sobre comunicaciones como llamadas o mensajes.

Incluyen el sistema operativo Android Wear de Google y prometen funcionar con teléfonos Android y con el iPhone.

FitBitLa compañía especializada en dispositivos “vestibles” para registrar la actividad física presentó en el CES 2016 el Blaze, su primer “smartwatch” con el cual buscará replicar el éxito de sus pulseras inteligentes.

Compatible con Android e iOS, aunque con sistema operativo propio, Blaze se enlaza con el teléfono permitiendo al usuario recibir notificaciones de llamadas, mensajes y alertas de calendario, así como controlar la música del “Smartphone”, pero no cuenta con tienda de aplicaciones. 

El fuerte del dispositivo se basa en sus posibilidades de monitorización en todo momento, midiendo acciones como el ejercicio -correr, bicicletear-, el sueño o el ritmo cardiaco.

Su punto negativo es que no incorpora GPS propio, como si otros dispositivos de la marca. En el Blaze recibe la información del “smartphone”. 

El reloj está en una caja hexagonal de acero con una pantalla táctil a color con forma cuadrada -de tamaño ligeramente inferior a la competencia-, acompañado por una pulsera de elastómero flexible -plástico-, disponible en tres colores -negro, azul y morada- y dos tamaños para elegir. 

Se pondrá a la venta a partir de marzo por 229 euros, pero ya es posible reservarlo en la página web de la compañía. 

RazerEl Nabu Watch de esta marca es un cronógrafo digital con notificaciones discretas, registro de la actividad física y funciones sociales, disponible en dos diseños a partir del 6 de enero con precios desde 149,99 dólares

Este reloj digital incluye una pantalla secundaria Nabu que ofrece una vista previa de las notificaciones transmitidas desde un teléfono inteligente, y registra la actividad física y de sueño a través de un acelerómetro integrado.

Aunque los relojes inteligentes proliferaron lo largo de 2015, uno de los mayores desafíos para estos dispositivos es la duración de su batería y no contar con la capacidad de un reloj multifuncional. 

Razer soluciona estos problemas al concentrarse primero en el cronógrafo digital como la función principal y las características inteligentes como una adición secundaria. 

El Razer Nabu Watch incluye funcionalidades que se encuentran en los relojes digitales de primer nivel – una pantalla retroiluminada, un cronómetro regresivo, cronómetro, hora mundial y alarmas – así como la sincronización automática con la hora del teléfono a través de Bluetooth para asegurar que el reloj siempre esté exacto con el estándar global. 

El cronógrafo digital del Razer Nabu Watch tiene una duración de doce meses en su batería tipo botón la cual puede remplazarse.

Cuando se sincronizan con el teléfono inteligente de un usuario a través de Bluetooth, las alertas de llamadas, los mensajes de texto, los correos electrónicos y las aplicaciones se envían a la pantalla secundaria para poder verlas con facilidad. 

El acelerómetro integrado permite registrar todas las actividades físicas – los pasos andados, la distancia viajada, las calorías quemadas y más. 

Con su capacidad de comunicación única de reloj a reloj, dos usuarios de Nabu Watch pueden darse la mano para intercambiar información de Facebook y Twitter fácilmente

CasioEste tradicional actor del mercado de la relojería digital anunció en Las Vegas el WSD-F10, que puede medir cambios ambientales, realizar un seguimiento en mapas y de la actividad física. Es sumergible y en modo reloj tiene una autonomía de un mes.

El nuevo dispositivo Smart Outdoor Watch (reloj inteligente para exterior) de la compañía nipona, que comenzó su saga relojera desde la década del 70, puede sumergirse hasta 50 metros de profundidad. 

Equipado con Android Wear, ofrece aplicaciones originales de Casio y fue manufacturado cumpliendo estándares militares del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, “para asegurar que puede aguantar diversas actividades como correr, pescar, montar en bicicleta o practicar senderismo”, explicó el fabricante.

Viene con una pantalla LCD de doble capa monocromada, es posible visualizar los datos en color o prolongar la vida útil del dispositivo –que puede durar más de un mes sin necesidad de recarga– al seleccionar el modo reloj, que sólo muestra la hora en blanco y negro.

Los botones, concentrados en el lateral derecho, cuentan con un acabado antideslizante para que pueda utilizarse fácilmente con guantes, y la correa está hecha de plástico de uretano que se ajusta a la muñeca.

Casio no precisó la fecha de lanzamiento de su primer reloj inteligente, que saldrá al mercado en cuatro colores: naranja, verde, negro y rojo y con un precio de entre 400 y 500 dólares.

GarminEsta empresa especializada en navegación satelital presentó sus dos relojes “inteligentes”: Fenix 3 HR y Tactix Bravo.

El primer o es un reloj deportivo inteligente de alta gama con sensor óptico. Tiene la tecnología Garmin Elevate que mide la frecuencia cardíaca en la muñeca.

El sensor puede funcionar las 24 horas del día e tomar referencias de la frecuencia cardíaca mientras se corre, se bicicletea o nada, pero también cuando el usuario trabaja o duerme.

El Garmin Fenix tiene 16 horas de batería en modo GPS, 40 horas en modo UltraTrac GPS y hasta 3 semanas en modo reloj. 

Para los deportistas más aventureros está el nuevo Tactix Bravo, un reloj GPS multideporte que combina la funcionalidad táctica con características inteligentes para el entrenamiento físico y misiones áreas y terrenas. 

Tiene un lente de zafiro y un bisel resistente a marcas o rayas, así como una pantalla legible ante la luz solar optimizada para la compatibilidad de anteojos de visión nocturna.

SonyLa multinacional japonesa anunció entre otros productos, relojes que provienen del programa Seed Acceleration Program, un proyecto de Sony en el que los empleados pueden desarrollar nuevos productos y ponerlos en el mercado.

Entre esos productos se exhibió el FES Watch (en la foto), un reloj de tinta electrónica, una tecnología que le permite un importante ahorro de energía.

El gran dominante ausente

Como ya es tradicional, Apple no estuvo presente en la feria de Las Vegas. Sin embargo, con su Apple Watch es el gran rival a batir por los modelos mencionados arriba.

La empresa de investigación de mercado Juniper Research manifestó el 12 de enero que las ventas del Apple Watch se llevaron el 52% de los despachos globales de “smartwatches” del mercado en 2015. 

Los dispositivos con Android Wear apenas llegaron al 10% de venta en 2015, superados ampliamente por el reloj de Apple.

El estancamiento del total de unidades de esta industria se debe, según la consultora, a la carencia de aplicaciones trascendentales, lo que ha permitido que dispositivos más económicos con funcionalidades básicas se lleven una buena parte del mercado. 

La categoría del smartwatch aún espera por un mercado propicio, según manifestó el consultor James Moar en un comunicado:

“Los dispositivos más nuevos han ofrecido aspectos más refinados y funciones diferentes apenas notables, careciendo de cambios fundamentales en sus capacidades o uso. Con las funciones del ‘smartphone’ ya establecidas, corresponde ahora a los consumidores decidir si es algo que realmente quieren, en lugar de que las compañías proporciones más razones para ello”.

Por ejemplo, el 52% del Apple Watch es un porcentaje minúsculo si se compara con los más de 200 millones de iPhones vendidos en 2015.

Andy Hargreaves, analista de Pacific Crest Securities estimó que Apple vendería 10,5 millones de unidades en 2015 y 21 millones en 2016. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Tecnología