Más artículos

Bots en reemplazo de aplicaciones: al móvil lo que es del móvil

En el futuro, los programas conversacionales dominarán a la hora de realizar transacciones comerciales en línea, que serán más ágiles y directas

Por Maximiliano Contieri, cofundador de Conversa Lab.
13.10.2016 14.14hs Tecnología

Quizás suene extraño plantear que las aplicaciones no fueron desarrolladas específicamente para los teléfonos celulares, con la gran cantidad que hay en uso, pero aceptarlo nos ayudará a entender el "porqué" de su actual declive. 

Las aplicaciones fueron pensadas en sus orígenes para pantallas con mayor superficie, como las de las PC.

Al descubrir un nuevo mercado emergente en los "smartphones", simplemente se adaptaron.

Así es que, al menos en Occidente, la experiencia se limitaba a trasladar y convertir modelos exitosos de una plataforma a otra.

La conversión al móvil siempre fue muy baja comparada a la PC, no todo lo que funciona en uno lo hará en el otro.

Y eso sin tener en cuenta la fricción y los dolores de cabeza que llevará adaptarlo, habiendo tantos tamaños de pantalla y modelos de teléfonos disponibles.

Por el contrario, el chat es una plataforma móvil por naturaleza. Es nativo a pantallas pequeñas y dispositivos celulares. No hace falta conversión. 

El mayor uso de los teléfonos inteligentes es para enviar mensajes a través de alguna aplicación de mensajería.

Estas interfaces son simples y conocidas por prácticamente todos los usuarios. 

La plataforma que antes era el sistema operativo y su mercado (sea iOS y App Store de Apple  o Android y Google Play de Google), hoy es reemplazada por asistentes integrados en el sistema operativo y aplicaciones de chats que aspiran a ser las nuevas plataformas dominantes.

Estas plataformas compiten entre sí para brindar acceso a los servicios directamente, y así retener usuarios

El resultado es una interacción más limpia, espontánea, un software sin fricción más directo que permite a los usuarios acceder sin necesidad de registros o descargas adicionales.

Los chats utilizados son los mismos que usamos para conversar diariamente con nuestros contactos, y el lenguaje del bot que nos contesta será acorde a esas conversaciones también.

Comodidad para el cliente y menores costos para la empresa
Hoy si una empresa quiere utilizar una aplicación propia debe: pagar publicidad para que la descarguen, el usuario debe bajarla en su celular (si no cuenta con enlace directo, además tiene que buscarla) y contar con espacio libre en el dispositivo.

También es necesario ingresar a la aplicación y autenticarse de algún modo, se debe aprender un lenguaje nuevo para interactuar con esa "app" en particular (que puede ser distinto a las demás) y, como si fuera poco, el usuario no debe desinstalar el programa cuando necesite espacio o porque le envía notificaciones molestas.

Por el contrario, un chatbot se encuentra a través de un link, no hace falta instalar nada ni registrarse, y lo que es por demás interesante para los usuarios: no ocupan espacio ni mandan spam.

Las aplicaciones de mensajería ya están instaladas. Así que no será necesario descargar una "app" que, según las estadísticas, será eliminada dentro de los primeros 30 días (9 de cada 10 programas corren esta suerte). 

Un bot no es más que un servicio interactivo automático o semiautomático que aprende con cada nueva interacción, mejorando así la experiencia del usuario y dando inicio a un nuevo ciclo de tecnología interactiva.

En resumen, probablemente las "apps" nunca dejen de existir, las favoritas de los usuarios sin duda evolucionarán y se mantendrán en el tiempo.

Pero en el futuro, los bots conversacionales dominarán a la hora de realizar transacciones comerciales en línea, que sin duda serán más ágiles y directas de lo que son en la actualidad.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Tecnología
Te puede interesar
Zoom Recomendadas