iProfesional

El nuevo teléfono tiene una pantalla más grande que los modelos anteriores. La compañía quería que el lector estuviera integrado en el "display"
Por iProfesional
03/04/2017 - 12,47hs

El lanzamiento del nuevo Samsung Galaxy S8 era uno de los eventos más esperados desde principios de año. Después de la presentación que la empresa  hizo la semana pasada en Nueva York ya se conocen todos los detalles de su nuevo "smartphone", que espera que le ayude a remontar el bache después de los problemas del Note 7.

Pero como informa el medio surcoreano The Investor, algunos de los detalles del nuevo Galaxy S8 no son como Samsung los había pensado.

Este diario explicó que la compañía quería que el detector de la huella dactilar para desbloquear el dispositivo estuviera delante y no en la parte trasera.

El nuevo Samsung Galaxy S8 tiene una pantalla más grande que los modelos anteriores y, al eliminar el botón de inicio, la compañía quería que el lector de huella dactilar estuviera integrado en la pantalla, pero las investigaciones de sus socios no consiguieron los resultados esperados.

Los expertos dicen que es muy difícil desarrollar sensores transparentes para poder instalar los detectores de huellas en la pantalla.

Así, la apuesta de Samsung junto a su socio Synaptics parece que tendrá que esperar, como mínimo, hasta nuevos dispositivos. Pero parece que la opción final de Samsung no fue la más acertada.

Temas relacionados