NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Autos

Shell se prepara para un futuro eléctrico y compra NewMotion, la mayor red de puntos de recarga en Europa

Shell apuesta al futuro eléctrico y compra mayor red de puntos de recarga

Las petroleras se anticipan a lo que será un cambio de negocio en el mundo de la movilidad y empiezan a pensar en cómo ser parte de las nuevas tecnologías

18.10.2017 12.39hs Autos

La movilidad del futuro está cada vez más cerca, y los autos eléctricos empiezan a copar los principales paí­ses del mundo.

En este escenario, todas las empresas que, de una u otra manera, forman parte del mundo automotor, buscan la forma de no perder participación en el mercado.

Las petroleras son algunas de las más preocupadas, teniendo en cuenta que si se deja de usar combustible en la mayorí­a de los vehí­culos, perderán gran parte de su negocio.

En el caso de la holandesa Shell, dará su primer paso en Europa, ya que comprará NewMotion, la poseedora de la red más amplia de puntos de recarga a nivel europeo.

La empresa cuenta con 30.000 enchufes propios repartidos por toda Europa Occidental y con acceso a 50.000 más con los que tiene un acuerdo de colaboración para dar servicio a 100.000 usuarios.

De momento esta compañí­a (como ocurre en diversas compañí­as del sector como Tesla) presenta unas cuentas deficitarias 3,9 millones de euros en 2016 con una facturación de 12,9 millones de euros.

Según la información de Reuters, no se han detallado aún los planes de Shell. Las opciones podrí­an ser que incluya puntos de recarga en sus establecimientos habituales o podrí­a usar infraestructuras especí­ficas.

Lo que sí­ han asegurado es que serán ofertas complementarias que funcionarán en paralelo y que "por el momento no hay planes para integrar los dos servicios", aseguraba Matthew Tipper, vicepresidente de nuevos combustibles de Shell.

Por otro lado, esta no es una iniciativa ajena a la compañí­a, ya que Royal Dutch Shell está instalando desde hace algún tiempo puntos de recarga en estaciones de servicio de Gran Bretaña, Holanda, Noruega y Filipinas, algunos de los paí­ses con mayor demanda en la actualidad. Además, Shell estima que en 2040 un cuarto de todos los coches del mundo serán eléctricos.

Mirando hacia el futuro, Morgan Stanley estima que en 2030 sólo en Europa Occidental habrá entre 1 y 3 millones de puntos de recarga públicos, una cifra que contrasta fuertemente con los 100.000 puntos que hay hoy por hoy. Como mí­nimo, esta red deberí­a multiplicarse por 10 durante los próximos 10 años para cumplir los objetivo.

Más sobre Autos