Elecciones: 8 claves de la victoria del gobierno de Macri sobre Cristina Kirchner en Buenos Aires

Elecciones: 8 claves de la victoria del gobierno de Macri sobre Cristina Kirchner en Buenos Aires
De la derrota por 20 mil votos en las PASO a la victoria por 387 mil en las legislativas hay un vuelco que se explica por la conjunción de varios factores. Desde la penetración en zonas del conurbano antes dominadas por el kirchnerismo hasta el aumento de votantes
Por Franco Mizrahi
25.10.2017 12.01hs Política

En los comités de campaña, la tarea no terminó: ahora viene la lectura fina, con la lupa en cada distrito electoral.

En este sentido, un análisis de los principales datos que arrojó el escrutinio brinda las primeras conclusiones sobre en qué pilares estructuró su victoria Cambiemos en la provincia de Buenos Aires.

El foco se centra en el rubro "senadores", donde el binomio Esteban Bullrich-Gladys González superó por 4 puntos a la lista encabezada por Cristina Kirchner y Jorge Taiana.

En las PASO, el escrutinio definitivo habí­a sido a favor de Unidad Ciudadana, ya que la nómina liderada por la expresidenta se impuso por 20.000 votos. ¿Qué cambió desde ese entonces?

Los resultados provisorios de los comicios de este domingo muestran una distancia de 387.000 sufragios a favor del oficialismo. ¿En qué aspectos mejoró la alianza de Gobierno para conseguir la victoria?

1- Triunfó en la Primera Sección ElectoralLa Primera Sección Electoral es la que posee el padrón más nutrido de la provincia de Buenos Aires, con 4.279.255 electores (no obstante, fueron a sufragar menos personas que en la Tercera Sección Electoral, en la que hay casi la misma cantidad de votantes registrados).

En las PASO, el desempeño del oficialismo en esta sección fue su gran "debe", según explicaron desde su comité de campaña. De hecho, las proyecciones los daba ganadores. Sin embargo, eso no sucedió: el escrutinio definitivo reveló que la ex presidenta habí­a resultado vencedora con 1.126.956 adhesiones (sobre 1.113.784).

El panorama cambió radicalmente dos meses más tarde. La boleta de Bullrich-González cosechó 1.340.080 votos, superando por casi 116.000 sufragios a Unidad Ciudadana (que también mejoró su desempeño respecto a las PASO, al alcanzar los 1.224.135).

El resultado, en términos porcentuales, fue: 40,6% para el oficialismo y 37% para el frente que lideró CFK.

La Primera Sección Electoral está conformada por 24 distritos tan disí­miles como Hurlingham, General San Martí­n, Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López, Pilar, San Miguel o Ituzaingó, por citar algunos.   

2- Descontó 100.000 votos en la Tercera Sección 

Esta sección es en la que el peronismo, y en este caso Cristina Kirchner, pisó más fuerte. Tras la ajustada victoria en las PASO a nivel general, Unidad Ciudadana apostaba mantener o ampliar la diferencia de 430.000 boletas lograda en agosto.

Cambiemos, en tanto, debí­a recortar esa distancia. Y lo hizo. Descontó 100.000 votos, es decir, cinco veces la brecha entre ambas fuerzas registrada en las primarias en términos generales en la Provincia.

El resultado en este distrito fue a favor de Unidad Ciudadana, que ganó 44,7% a 34,7%. Fue la única sección de las ocho en las que está dividida Buenos Aires en la que ganó la boleta de Cristina-Taiana. Sumó allí­ casi 1,5 millón de adhesiones.

Integran este "fragmento" provincial 19 partidos entre los que se encuentran La Matanza, Avellaneda, Lanús, Quilmes, Lomas de Zamora, Berazategui, Almirante Brown o Florencio Varela.

3- Creció la participación en la Provincia a casi un 80%Durante la campaña, el Gobierno llamó a los ciudadanos a votar ya que un aumento en la concurrencia probablemente inclinarí­a la balanza electoral a su favor. 

Y así­ fue. La participación aumentó del 74% de las PASO al 79,5%. Con un padrón de 12,2 millones de electores, esto implica que se volcaron a las urnas 670.000 personas más que el 13 de agosto.

La mayorí­a de ese caudal de nuevos votantes eligió a Cambiemos.

4- Aumentó la diferencia de votos en distritos donde habí­a ganado Para romper la paridad de las PASO, los comités de campaña apuntaron a mejorar las diversas variables. Una de ellas era aumentar la distancia con Unidad Ciudadana en los distritos donde la alianza de gobierno habí­a vencido.

El oficialismo mejoró su performance en sus partidos "locomotora" del interior bonaerense, que ya en las PASO le habí­an dado un fuerte empuje y para compensar sus flancos débiles.

Estos son:

-Bahí­a Blanca: es la ciudad más densa de la Sexta Sección. Cambiemos creció 10 puntos y alcanzó el 53,3% de los votos. Obtuvo más del doble que el segundo, Unidad Ciudadana (22,6%). 1Pais, tercero, ni siquiera reunió los 10 puntos.

De más está decir que el oficialismo se impuso en la mentada Sexta Sección. Alcanzó el 52,4%, duplicando los sufragios de la segunda fuerza.

- Juní­n: en el partido de mayor peso electoral de la Cuarta Sección creció ocho puntos con respecto a las PASO. La lista Bullrich-González logró el 51,3%. En la sección en general, el oficialismo obtuvo el 49,5%.

-Olavarrí­a: es la localidad más poblada de la Séptima Sección Electoral. En las primarias, Cambiemos no habí­a superado la frontera de los 40 puntos porcentuales. El pasado domingo cosechó el 46,8%.

Algo similar aconteció, por caso, en General Pueyrredón (traccionó, una vez más, la victoria en la Quinta Sección) y en La Plata (que hizo lo propio en la Sección Capital). En ambas, Cambiemos se impuso con el 51% y el 49,5%, respectivamente.

A estos partidos se suman, en el mismo sentido, los "municipios bisagra" de estas legislativas como por ejemplo:

-San Miguel: el oficialismo extendió la diferencia a casi 7 puntos (43,9% a 37%). En este partido –el 22º más denso en el registro electoral-, Cambiemos se habí­a impuesto el 13 de agosto por apenas 1,8%.

El ministro de Gobierno de Vidal, el peronista Joaquí­n de la Torre, quien fue electo intendente en los comicios de octubre de 2015 (era su tercer mandato pero abandonó el cargo para sumarse a las filas de la gobernadora bonaerense) pudo suspirar, aliviado.

-General San Martin: es el 10º distrito más poblado de la Provincia y con el PBI industrial más grande, la distancia se extendió de 1,9% en las PASO a 5%. Cambiemos triunfó con el 40,4%.

-Ituzaingó: aumentó la ventaja lograda en las PASO de un 0,8% a más de 5 puntos. El binomio Bullrich-González obtuvo el 41,7% frente a 36,5% de la lista de UC, que contaba con el apoyo del intendente Alberto Descalzo.

5- Descontó en municipios clave donde habí­a perdido Algunos ejemplos –también integrantes de la lista de municipios "swinging" de estas legislativas- han sido:

- Avellaneda: en el 11º distrito bonaerense en caudal electoral, Unidad Ciudadana se habí­a impuesto en las PASO por 5,4%. En este distrito, ubicado en el sur del conurbano y gestionado por el intendente kirchnerista Jorge Ferraresi, esa distancia se achicó a apenas 2,5%. El resultado fue de 41,7% (UC) a 39,2% (Cambiemos).

-Quilmes: Algo similar ocurrió en uno de los cinco partidos más poblados de Buenos Aires. Administrado por el intendente macrista Martiniano Molina, Cambiemos recortó la diferencia de 4,5% a 2,5%. Allí­, UC triunfó 41% a 39,5%.

-Hurlingham: Unidad Ciudadana ganó por apenas un 0,2%. El resultado fue a favor de Cristina Kirchner pero 39,1% a 38,9%. Pese a que UC contó con el apoyo del intendente Juanchi Zabaleta, el oficialismo mejoró los números de las primarias, donde habí­a perdido por 2 puntos porcentuales.

6- Ganó en partidos estratégicos que habí­a perdido en las PASO Se trata de otros municipios bisagra de estas elecciones, como:

-Lanús. en el 8º municipio bonaerense que mayor densidad de electores posee, el oficialismo revirtió el resultado de las PASO y triunfó con el 40,8% de los votos frente a 38,9% de UC. En las primarias, en territorio el administrado por el intendente macrista Néstor Grindetti (ex funcionario porteño y amigo del presidente Mauricio Macri), Cristina habí­a vencido 35% a 34,79% a Bullrich.

-Tigre: este partido, enclavado en el norte del conurbano bonaerense, tuvo la particularidad durante las PASO de tener como ganador en el "rubro" senadores a Sergio Massa, cabeza de lista de 1Pais. Fue uno de los pocos distritos en el que no habí­a ganado ni Cambiemos ni Unidad Ciudadana.

Eso se modificó en octubre. El ex-intendente de Tigre y referente del Frente Renovador quedó relegado a un tercer puesto. En tanto, Cambiemos logró el 36,3%. En las primarias, Massa se habí­a impuesto con el 29,63% de los votos. Lo habí­an seguido Cambiemos (29,45%) y Unidad Ciudadana (27,62%).

7- Capturó votos massistas  La boleta a senadores de 1Pais –encabezada por Massa y Margarita Stolbizer- descendió 4 puntos porcentuales en general en la Provincia (perdió más de 400.000 votos).

En los distritos donde mejor pisaba el tigrense la caí­da fue abrupta, como en Tigre y San Fernando. La mayorí­a, migró a Cambiemos.

-En Tigre, distrito que catapultó a Massa a la polí­tica, el lí­der del FR el descenso fue de más de 5 puntos respecto a las primarias: de 29,6% a 24%.

-En San Fernando sucedió algo similar. En este partido también se impuso Cambiemos, en este caso, con el 38% de los votos. Massa cayó a un 21%.

-En Olavarrí­a, 1Pais bajó su performance de 21% a 15,8%.

8- Cambiemos ganó en 113 municipios

En las PASO, la boleta a senadores del oficialismo se habí­a impuesto en 101 distritos de los 135 que tiene la Provincia.  

Este 22 de octubre, el oficialismo mejoró su performance y venció en 113 partidos (la boleta de Diputados, con Graciela Ocaña a la cabeza lo hizo en 119), lo que tiñó a la Provincia de amarillo.

Con estos números sobre la mesa, los distintos partidos polí­ticos reacomodan sus estrategias de cara al 2019. Para algunos, el golpe fue muy duro y casi quedaron fuera de carrera. Otros deberán ir a "boxes". Cambiemos siente que tiene el camino despejado, como nunca antes.