NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Finanzas

El euro avanza hasta los 1,21 dólares y marca los máximos desde marzo de 2014

El euro avanza hasta los 1,21 dólares y marca los máximos desde marzo de 2014

Los motivos que impulsaron la suba pasan por el acuerdo alcanzado por el gobierno de Alemania y la oposición y las actas del Banco Central Europeo

12.01.2018 14.31hs Finanzas

Después de que el euro chocase en los primeros dí­as del año contra los máximos marcados durante 2017, las últimas noticias desde Alemania y el BCE han dando impulso a la divisa común, lo que le ha permitido superar la barrera de los 1,21 dólares y situarse en máximos de 2014.

Tras unas actas del BCE en las que el tono de la entidad se ha endurecido sensiblemente y la noticia de que la canciller alemana, Angela Merkel, y el lí­der socialdemócrata teutón, Martin Schulz, han llegado a un principio de acuerdo para reeditar la gran coalición en Alemania, las subas han retornado al euro, haciendo buena la apuesta de los especuladores por la moneda de la eurozona.

Pero, ¿hasta dónde puede llegar la divisa común? Para los bancos de inversión más optimistas, como Nomura, ING o Deutsche Bank, el euro tiene su siguiente destino antes de fin de año en los 1,30 dólares.

A pesar de que la Reserva Federal de EE.UU. continúa con paso firme el proceso de normalización monetaria, los analistas de estas entidades creen que esto ya está puesto en precio y que el euro aún tiene que apreciarse más por la retirada paulatina de estí­mulos del BCE.

"El dólar no está respondiendo ya a las subas de tipos de la Fed porque ya está puesto en precio casi todo lo que tiene que ver con la salida del QE. La cesta ponderada del dólar se fortaleció un 25% desde que el ciclo de una polí­tica monetaria más restrictiva arrancó en 2013. Mientras, el euro solo ha subido un 10% desde que comenzó el tapering, lo que sugiere que la sensibilidad del euro al BCE probablemente siga siendo más alta que la de la Fed", explican desde Deutsche Bank.

El camino del BCE
En el arranque del año el BCE ha reducido las compras de deuda a 30.000 millones de euros mensuales, frente a los 60.000 millones anteriores y en septiembre podí­a terminar con las adquisiciones. Y con respecto a las subas de tipos, el mercado ya da una probabilidad del 60% a que el BCE eleve en 10 puntos básicos el precio del dinero en la última reunión del año.

Con este escenario, en ING esperan que "el cambio gravite en el entorno de los 1,30 dólares por euro antes del final de 2018". "Para nosotros, el tema es más cómo va a llegar a ese punto, no si va a llegar al mismo", afirman en el banco de los Paí­ses Bajos.

En este sentido, desde la entidad señalan cuatro aspectos fundamentales que deben seguir apoyando la cotización del euro: el crecimiento de la economí­a de la eurozona por encima de su potencial, una mayor integración en la región, las reformas estructurales y financieras y "la infraestimación general del mercado del ritmo y la extensión de la normalización monetaria del BCE".

Los flujos

Aunque durante los últimos meses ha vuelto a entrar dinero en la Eurozona, esta entrada de dinero no ha sido suficiente para recuperar todas las salidas que se produjeron tras el estallido de la crisis económica. Una situación que podrí­a cambiar, lo que podrí­a dar un impulso renovado al euro.

"Después de beneficiarse de un gran ascenso de los flujos entre 2014 y 2016, las entradas han llegado a un máximo y ahora los flujos a EE.UU. se están frenando", advierten en Deutsche Bank. Así­, en el banco alemán recuerdan que, en contraste, "la historia de flujos en Europa es bastante más positiva. Las entradas en bolsa subieron el año pasado con la mejora de perspectivas polí­ticas y económicas y los flujos de renta fija podrí­an ser los siguientes".

Te puede interesar