NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

Hablan las concesionarias: así­ avanzan las ventas de autos, con precio de dólar récord y tras quita de impuestos

Hablan las concesionarias: así­ avanzan las ventas de autos, con dólar récord y tras quita de impuestos

Tras registrarse una marca histórica en enero, febrero avanza en terreno positivo. Pero la suba del billete verde genera cautela en el negocio automotor. El temor es que se acelere la suba de precios. Las diferentes realidades del mercado premium y masivo 

Por Guillermina Fossati
27.02.2018 17.03hs Economía

El nuevo avance del dólar se convirtió en el tema que domina la City porteña. Este lunes, el billete verde se acercó a los $20,50 y así­ volvió a tocar un máximo histórico. 

Pero el impacto tras el avance del billete verde no quedó circunscripto al ámbito de bancos, inversores y economistas. 

También pasó a ocupar cada conversación de aquellos que operan con bienes atados al valor de esa divisa. 

Desde fabricantes de electrónica, hasta constructoras, todos están atentos al tipo de cambio, que acumula un avance del 17% en los últimos dos meses. 

Y el tema tampoco pasa por alto entre concesionarios y automotrices, dado que el 70% de la oferta de vehí­culos que se comercializan en la Argentina son importados y que cerca del 70% de los componentes de los vehí­culos nacionales se traen del exterior. 

Al realizar un relevamiento en el mercado automotor, se observa una mezcla de optimismo y cautela

En primer lugar, entusiasma el récord de ventas alcanzado en enero y el "efecto arrastre" –también positivo- que estarí­a dejando para este febrero que está a dí­as de culminar. 

En cuanto a la expectativa, en el mercado se viven distintas realidades: 

-Las agencias que operan con marcas premium ven que el avance del billete verde no afectó la decisión de quienes ya tení­an definido comprar un 0Km y que, además, contaban con dólares en sus manos. 

Esto es así­ dado que los autos que cotizan en esa moneda se pagan en pesos, al tipo de cambio oficial, de modo que quien esperó, pasó a requerir menos billetes verdes para acceder a la misma unidad. 

-Sin embargo, en las agencias de alta gama advierten que hay una porción de clientes más sensibles al factor cambiario y que, en los últimos dí­as, se mostraron un poco más cautos, así­ que optaron por esperar a que se estabilice el valor del dólar

En este grupo se encuentran muchos compradores no tan tradicionales, que en 2017 se habí­an vuelto a acercar a las marcas premium debido a la "quietud" del tipo de cambio

-Como contrapartida, entre las automotrices masivas, que dependen más del segmento de la clase media, por ahora aseguran que se siente el buen ritmo de consultas y operaciones. 

Pero entre los directivos de concesionarios se preguntan si la tendencia actual es sostenible y si la suba del dólar no tendrá un impacto mayor en los precios de venta al público en el corto plazo, lo que terminarí­a afectando a la demanda. 

Febrero, con buenos números
Enero batió todos los récords en el mercado automotor: se vendieron más de 118.000 autos

Esa cifra se ubicó por encima de la marca de 2012, que se habí­a mantenido durante años como la más alta de la historia. 

En las terminales palpitaban un buen arranque pero, en la intimidad, los directivos confiesan que no esperaban semejante volumen comercializado. 

Un clima similar se observó en los concesionarios, si bien habí­a algunos elementos que permití­an inferir que podrí­a haber un salto en el número de operaciones. 

Uno de los factores que más influyó fue el "efecto impuesto": como el Gobierno habí­a anunciado la eliminación del tributo a los 0Km correspondiente a la primera escala, los compradores apelaron al "wait and see" y prefirieron cerrar la operación en enero, con las modificaciones ya plasmadas en los valores de los vehí­culos. 

Si bien la devaluación y la actualización de precios luego se encargaron de disolver parte de esas mejoras, lo cierto es que los compradores privilegiaron esta estrategia, lo que generó que al mayor volumen de operaciones que históricamente se da enero, se sumara un caudal extra de compradores. 

Ahora bien, tras el salto del 24% en la cantidad de autos vendidos que se registró el mes pasado, para febrero desde los concesionarios anticipan un buen ritmo de compras. Pero la pregunta es hasta cuándo se extenderá la tendencia. 

Directivos de la cámara que aglutina a los concesionarios destacaron a iProfesional que, "por los volúmenes que estamos manejando hasta ahora, proyectamos patentamientos con un piso de 63.000 unidades y un techo cercano a los 69.000 autos", muy cerca del récord. 

Esto arrojarí­a una tasa de variación que podrí­a acercarse al 17%. 

"Los datos que estamos recabando nos indican que estaremos frente a otro mes de crecimiento", confiaron a este medio. 

De ahora en más, los ojos de los empresarios del sector estarán puestos en dos variables: dólar y precios. 

Cabe destacar que, en promedio, los valores de los diez autos más vendidos experimentaron una suba interanual de apenas 16,5% en 2017 respecto de 2016, es decir, casi 9 puntos por debajo de la evolución de la inflación. 

Lo que preocupa es que en febrero se registró una pequeña aceleración. Si bien la misma todaví­a no "ahuyentó" compradores, advierten que podrí­a tener un efecto más nocivo en la medida en que el tipo de cambio continúe mostrando volatilidad. 

Según un sondeo privado, las marcas que menos subieron sus precios a lo largo del mes fueron Toyota (1,47%), Nissan (1,62%), Ford (1,89%), Renault (2,49%), Chevrolet (2,75%) y Volkswagen (2,85%). 

En el escalón del medio se ubicaron Fiat (3,99%), Honda (4%) y Citroen (4,58%). 

En el andarivel superior se posicionaron las marcas chinas, como Lifan y Foton, con alzas de entre el 6% y el 7%. 

Por ahora, en el sector manejan una proyección de ajuste de precios cercana al 12% para el primer semestre.

De confirmarse, la cifra se ubicarí­a cuatro puntos por encima del alza acumulada entre enero y junio de 2016. 

"El dólar a casi $20,50 hace que estemos más alertas, monitoreando las operaciones una a una. Hay mucha competencia y buscamos vender pero también, cuidando de no quedar descalzados frente a la variación del tipo de cambio", planteó un directivo de una reconocida cadena de agencias Ford. 

"El margen es bajo en todas las operaciones. Y esto se exacerba cuando hay tanta volatilidad", agregó.

En tanto, el gerente de una de las mayores concesionarias Volkswagen del paí­s, afirmó que tras un excelente enero, tuvieron un buen febrero, pero con algunas luces amarillas a corto plazo: "Hasta ahora, venimos concretando ventas, pero la incógnita es qué pasará de ahora en más. El aumento del dólar complica porque, a la larga, se hará difí­cil no trasladar este movimiento a los precios. Y esto afecta en la medida en que los salarios no acompañen". 

Un dato clave es casi el 47% de las ventas de 0Km que se realizan en el paí­s se canalizan a través de planes de financiación.

De ese total, casi la mitad utiliza planes de ahorro, mientras que el resto se reparte entre las entidades financieras de las propias automotrices y a través de préstamos bancarios. 

De modo que, al tratarse de compras con vistas al mediano plazo, los ruidos que haya en el mercado financiero terminan provocando algo de cautela entre los clientes. 

Así­ las cosas, en el sector, la proyección es que las tasas de crecimiento de las ventas tenderán a moderarse un poco. 

Desde ADEFA, de hecho, plantean que en 2018 los patentamientos alcanzarán las 945.000 unidades, lo que implicarí­a un avance más moderado, del 5%, una cifra que contrasta con el "boom" de 2017, cuando tuvo lugar un salto del 27%. 

Alta gama, realidad cambiante
En el mercado premium conviven varias realidades. 

Desde una de las mayores agencias BMW aseguraron a iProfesional que "no hay un perfil de comprador uniforme y que actúa de la misma manera. Hay muchos matices". 

Sobre este punto, el directivo afirmó que "siempre que hay volatilidad con el dólar observamos que el que tení­a definida la compra, al ahorrar en esa moneda, siempre avanza con la operación". 

"Esto es así­ ya que los vehí­culos cotizan en pesos, al tipo de cambio oficial, de modo que el comprador en estos casos suele tener que destinar un monto menor de divisas para acceder a la misma unidad", apuntó. 

En paralelo, aseguró, "hay otro perfil de compradores y son los que se muestran mucho más cautos. Algunos prefieren posponer la compra de un 0Km y focalizarse en instrumentos financieros para ganar con la suba del dólar. Otros, frenan la operación por un tema más de 'feeling'".

En paralelo, el propietario de una reconocida agencia oficial de una marca europea premium, destacó que en el balance, lo que viene dejando el arranque de 2018 es positivo en cuanto a ventas. 

Pero que la volatilidad cambiaria, en el corto y mediano plazo termina generando menos previsibilidad, en particular cuando hay modelos que, tras haber quedado liberados del primer escalón del impuesto a los 0Km, ahora corren el riesgo de caer en el segundo andarivel, algo que impactarí­a de manera directa en los precios al público. 

"Los autos llegan con valores en dólares pero se convierten en pesos al tipo de cambio oficial. Tenemos algunos modelos que están al filo. Con que la divisa suba un 2% o 3% más, entonces sufrirí­amos un salto en los valores", advirtió. 

"Hay versiones que se dispararí­an más del 20% y esto ya lo vivimos hace un años: afectarí­a las ventas de varios modelos", recalcó.