NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Impuestos

La presión tributaria efectiva nacional bajó 1,4 puntos porcentuales del PIB entre 2015 y 2017

La presión tributaria efectiva nacional bajó 1,4 puntos porcentuales del PIB entre 2015 y 2017

Más allá de esta mejora en 2017, si se analiza el período acumulado 2015-2017, la recaudación real evidenció una caída del 2,5% y neta de blanqueo del 4%

07.03.2018 23.03hs Impuestos

La presión tributaria efectiva nacional bajó 1,4 puntos porcentuales del PIB entre 2015 y 2017, señala un flamante informe del IARAF.

La recaudación tributaria del gobierno nacional, incluyendo recursos de la Seguridad Social, creció en 2016 y 2017 un 34,6 % y 24,6%, respectivamente, en términos nominales.

Ahora bien, si se deducen los recursos extra ingresados por el blanqueo de capitales en ambos años, el crecimiento habrí­a sido del 27,3% en 2016 y 29.8% en 2017

Descontando la inflación a lo largo del perí­odo, la performance de la recaudación tributaria nacional en términos reales fue del -1.8% y -0.8%, en 2016 y 2017 respectivamente para el total de recursos, mientras que considerando la recaudación neta de blanqueo en el año 2016 se habrí­a registrado una caí­da del 6,6% y en 2017 un recupero del 2,8%.

De esta forma, se aprecia claramente un mejor desempeño en materia de recaudación en el año 2017. 

Más allá de esta mejora en 2017, si se analiza el perí­odo acumulado 2015-2017, la recaudación real evidenció una caí­da del 2,5% y neta de blanqueo del 4%.  

Para comprender las causas de esta trayectoria, a continuación se desagrega el desempeño de los principales componentes de la recaudación tributaria en términos reales para el perí­odo 2015-2017. 

Se aprecia que los tres principales tributos que explican la caí­da en la recaudación total en términos reales fueron los Derechos de Exportación, el impuesto a los Bienes Personales y el Impuesto a las Ganancias, con mermas del 49%, 30% y del 15.5%, respectivamente.

En efecto, estos tres tributos fueron los principales ejes de la rebaja tributaria nacional iniciada en el año 2016.   

Los ingresos obtenidos por Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social y por IVA se mantuvieron relativamente estables en términos reales en los últimos dos años, presentando una suba acumulada del 2% y 1,3%, respectivamente.

En el caso del Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios (Impuesto al Cheque), la suba real entre 2015 y 2017 fue del 3%.

Por el contrario, los impuestos Internos y los Derechos de Importación fueron los que registraron las mayores subas, también en términos reales, entre los años 2015 y 2017. 

Presión tributaria efectiva nacional
La recaudación tributaria expresada en términos del Producto Bruto Interno es uno de los indicadores más comúnmente utilizados para medir la Presión Tributaria Efectiva de un paí­s, ya que representa el monto de los recursos generados por una economí­a que el Estado retrae para el financiamiento de sus actividades.

La presión tributaria efectiva del nivel nacional de gobierno presentó un crecimiento sostenido a lo largo de los últimos 15 años, habiendo alcanzado un pico máximo en el año 2015, en el que la recaudación nacional representó el 26,3% del PIB. 

En los últimos 2 años y producto de las rebajas que comenzaron a aplicarse en ciertos tributos luego del cambio de gobierno, la presión tributaria (neta de ingresos del blanqueo) evidenció ligeras reducciones, pasando a un 24,3% y 24,9% del PIB en los años 2016 y 2017, respectivamente. 

Cuando se desagrega entre los componentes de esta reducción en la presión tributaria de 1,4 puntos del producto entre 2015 y 2017, se desprende que el Impuesto a las Ganancias y los Derechos de Exportación fueron los factores explicativos. Particularmente, la recaudación del Impuesto a las Ganancias redujo su importancia en un punto del PIB, mientras que los derechos de exportación disminuyeron en 0,65 puntos del producto. 

Lo anteriormente presentado constituye el punto de partida, en cuanto a nivel y a estructura, de la reforma tributaria sancionada en diciembre de 2017, que contempla rebajas en los principales impuestos como Ganancias, Seguridad Social e Impuesto al Cheque, entre otros. Es de esperar que a partir del 2018 año se registren nuevas reducciones en la presión tributaria y cambios en la estructura de la recaudación nacional. 

Te puede interesar