NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Management

Las empleadas no quieren más flores: cómo se vivió este Dí­a de la Mujer dentro de las empresas argentinas

Las empleadas no quieren más flores: cómo se vivió este Dí­a de la Mujer dentro de las empresas argentinas

Tímidamente pero a paso firme, algunas compañías comprendieron el mensaje de sus colaboradoras y no solo organizaron eventos para el Día de la Mujer sino que extendieron propuestas para que pudieran participar activamente de las manifestaciones

Por Paula Krizanovic
10.03.2018 15.08hs Management

El jueves 8 de marzo marcó un punto de inflexión: lejos de ser otro Dí­a de la Mujer de tono celebratorio, tuvo un foco en el reclamo por el fin de las desigualdades de género y las violencias contra la mujer, las personas trans y travestis.

Y las empresas, habituadas a agasajar a sus empleadas con gestos de homenaje, como el regalo de flores, parecieron captar el mensaje sobre el cambio de clima.

El aborto legal, seguro y gratuito era la consigna central en esta ocasión, y se expresó en una "marea" de pañuelos verdes que las manifestantes llevaron en sus cuellos, como vincha en sus cabezas, como pulsera en sus puños y hasta cubriéndose el pecho.

El verde y también el violeta -color que simboliza la lucha de los movimientos feministas contra la violencia de género- también cubrieron los cuerpos en pintadas que reclamaban para sus dueñas la capacidad de decidir sobre ellos, y en mechones de pelo teñidos para la ocasión.

Esas manifestaciones, acompañadas de carteles y canciones alusivas que una vez más hicieron al Estado responsable por el femicidio de más de 40 mujeres solamente en lo que va de 2018, fueron algunas de las expresiones que tomaron forma en el segundo Paro Internacional de Mujeres.

En 2017, la misma actividad habí­a tomado un carácter polí­tico y sindical importante, en la medida en que las participantes le "declaraban un paro a Macri" mientras en la CGT se debatí­an aún si llevar a cabo un paro general.

Nuevamente las expresiones contra los despidos en las empresas, el ajuste económico y la reforma previsional estuvieron a la orden del dí­a, pero también muchos de los reclamos que pegan de lleno en la responsabilidad de las empresas, como la equidad salarial, la igualdad de oportunidades laborales para mujeres y transexuales, el mayor impacto del desempleo y el empleo informal en estos colectivos.

En Buenos Aires, organizaciones polí­ticas y sociales como el MST, Izquierda Unida, movimientos barriales, sindicatos de docentes y no docentes, así­ como de trabajadores de la salud y judiciales acompañaron los pedidos.

En tanto que en el Gobierno no hubo un lineamiento único respecto del 8M. Algunos organismos, tanto a nivel nacional como en la Ciudad, no contabilizaron la asistencia ese dí­a mientras que otros no se pronunciaron al respecto. También hacia el interior de los gremios que se plegaron, hubo organización de manera de cubrir a las "compañeras" que desearan participar de la convocatoria.

"Matá a tu Repetto interior", "Tu binarismo dejalo en la cueva", "Se lo debemos a las pibas que nunca volvieron", fueron algunas de las leyendas en los carteles de las participantes.

También hubo algunos que decí­an "mi mamá me enseño a luchar", y se notó la presencia de muchas mujeres que concurrieron en familia -cuyos miembros más jóvenes marcharon por primera vez este jueves- y grupos de amigas que se autoconvocaron.

En este marco, y viendo que el reclamo se extiende no sólo en todo el paí­s sino en México, Chile, España, Honduras, El Salvador, etc., varias empresas decidieron dejar de hacer oí­dos sordos.

Tomar conciencia
"Relevá en tu familia a las mujeres cuidadoras; si sos jefe, dale el dí­a libre a las mujeres; si sos compañero, cubrí­ a tu compañera" rezaba uno de los mensajes que circularon con recomendaciones antes de la marcha del 8M.

Para muchas trabajadoras en la Argentina, el 8 de marzo ya no es sinónimo de celebración sino una oportunidad de recordar las luchas por los derechos de las mujeres. No están contentas ya con que sus empleadores se acuerden de regalarles una flor o enviarles una tarjeta digital y agasajarlas con un desayuno en su dí­a. En muchas empresas las mismas empleadas pidieron medidas más comprometidas.

Y como ocurre con cualquier cambio fuerte que ocurre a nivel de las demandas sociales, de a poco las empresas se van adaptando a esa tendencia.

"El empoderamiento de la mujer en los ámbitos social, económico y polí­tico es un proceso que ya está en marcha, a pedido de la sociedad que lo demanda. No obstante, se trata de un cambio de modelo que involucra creencias y valores profundamente arraigados en la cultura de las organizaciones, que muchas veces no son explí­citos", advirtieron exportos de Glue Excecutive Search.

"Modificarlos puede demandar tiempo, pero la evolución se cristalizará en el mediano plazo ya que en pocos años las nuevas generaciones -para quienes la inclusión, la diversidad y el equilibrio entre vida personal y laboral son innegociables- representarán más del 50% de la fuerza laboral", añadieron.

"El 8M desde ya hace varios años se posiciona como un recordatorio del cambio de paradigma al cual debemos apuntar, sin lugar a duda, y debe darse sin freno. La equidad de género es un tema que considero todos los organismos tanto públicos como privados lo deben colocar en agenda prioritaria, inclusive en los segmentos más duros de las industrias, que se transforman con relativa lentitud", dijo a este medio Marcelo Figueroa, HR Ops Manager de Whirlpool.

Y si bien el experto reconoce que incluso a las grandes compañí­as les queda mucho trabajo por hacer, recordó que ya hace años que trabajan indicadores de diversidad e inclusión, "algo que contribuye y ha generado cambio con impactos significativos en la performance de la organización y en su capital social".

Los cambios se van dando paulatinamente pero a paso firme. Desde hace tiempo que compañí­as con una fuerte presencia de colaboradoras cambiaron las estrategias: abandonaron los estereotipos que indican que ellas desean para su dí­a sobre todo regalos relacionados a moda y belleza o vouchers de compras, y avanzaron en hacer eventos y actividades que colaboren, por ejemplo, con su formación profesional o la concientización respecto de sus propios derechos

Avon, por caso, organizó un panel sobre equidad y empoderamiento femenino. Participaron como disertantes Evelina Cabrera, Mariana Varela y Brenda Mato, representantes de la campaña "Voices Of Empowerment" en Argentina, y especialistas en temas de género como Luciana Peker y Flor Freijó.

Un enfoque similar prefirió Banco Galicia, y llamó a una jornada que contó con exposiciones de Sonia Abadi, Conferencista y Consultora en Innovación y Redes Humanas; Andrea Grobocopatel, Co Chair de la iniciativa Women 20 para la igualdad de género en el G20; Constanza Gorleri, Gerente de Sustentabilidad de la firma financiera y su colega de Servicios Corporativos, Marcela Fernie.

En tanto que la firma de viajes Almundo se adelantó y el miércoles 7 de marzo realizó un evento de networking, abierto a toda su comunidad interna, para dar a conocer historias inspiradoras de mujeres lí­deres en el rubro de la tecnologí­a.

La Country Manager Argentina y COO de la empresa Silvia Tenazinha, lideró un panel conformado por Consuelo López, integrante de Chicas en Tecnologí­a y Luciana Dubiau, Ing. en Sistemas en Medallia. También, estuvo presente Anna Torres Adell, Dir. Ejecutiva Wikimedia, quién contó el trabajo que hace esa organización para fomentar la educación y el uso de la tecnologí­a. Más de 80 personas se acercaron para participar. 

En tanto que esta estrategia se impone para acompañar los cambios a nivel social, hubo ya algunas organizaciones que tomaron concretamente medidas para que sus empleadas asistieran a los actos por el 8 de marzo. Y aunque es cierto que en ningún caso una empresa dará "luz verde" a los empleados para plegarse a un paro, algunas corporaciones tomaron en consideración el interés que en muchos casos plantearon las mismas empleadas. 

Por caso, según confirmó a este medio Martina Massa, gerente de Marketing y Comunicación de la consultora de negocios y gestión de proyectos, Practia, en esa firma "toda mujer que planteaba su deseo de asistir (a la marcha) se le dio permiso".

Asimismo, la propia compañí­a envió a todos los empleados una comunicación gráfica que explicaba los orí­genes del Dí­a de la Mujer, los derechos para las trabajadoras que consiguieron los distintos movimientos sociales a lo largo de la historia, y distintas cifras basadas en estudios de la ONU y la OMS sobre disparidades actuales de género en el acceso a la educación, la salud y los puestos de decisión en las empresas. 

Massa comentó que durante la jornada se repartieron también cintas violetas a los empleados y que, en el marco de su ciclo DIVERSITAS, se convocó a dar una charla a Silvia Tenazinha, de Almundo.

Una postura similar tomó la filial local de la consultora de comunicación Edelman: "Atendiendo a la marcha del 8M, se dio la posibilidad de que aquellas mujeres que quisieran asistir a los actos pudieran retirarse a las 17 horas. Asimismo, se realizaron 'posteos' en nuestras redes conmemorando esta fecha", contó a este medio Allan McCrea Steele, CEO de Edelman para América Latina y Presidente de la oficina de Argentina.

"Nuestra oficina de Buenos Aires está compuesta mayoritariamente por mujeres y las oportunidades son iguales para todos; tanto es así­ que existe a nivel global un equipo que trabaja en pos del empoderamiento femenino. Nuestro objetivo global para 2020 es lograr que el 50% de los cargos jerárquicos esté ocupado por mujeres", sentenció.

"En Grupo Esfera tenemos todos los meses un plenario donde hablamos sobre distintos temas que nos importan. Este mes, las mujeres expresaron su necesidad de adherir al paro del 8 de marzo, por lo cual propusimos tomar el dí­a como una jornada de reflexión y preparación en ví­speras a la marcha. Además que las mujeres se retiraron antes del horario de salida habitual para poder participar de la misma", contó también Diego Fontdevila, gerente de operaciones de la compañí­a de arquitectura de sistemas y software.

"Para esto contamos con el apoyo de todos los integrantes de la organización, quienes colaboraron de distintas maneras", añadió, y dijo que también se dio un espacio y tiempo a las "compañeras" para realizar consignas de la marcha como parte de la comunidad "LasDeSistemas", que incluye a trabajadoras de empresas de tecnologí­a.

Esta firma trabaja fuertemente la inclusión de mujeres en el mundo del trabajo y en particular en el sector de informática, capacitando a las ingresantes en programación. "En ese marco, como acciones post 8 de marzo vamos a tener un dí­a para visibilizar mujeres que contribuyeron al desarrollo de la informática y también esperamos poder organizar un taller sobre género", añadió Fontdevilla.

En la empresa de desarrollo informático redbee -que se maneja con los principios de las organizaciones Teal, en las que las decisiones se toman de manera compartida con consultas a los empleados- una de las colaboradoras sugirió que lo mejor que podí­an hacer todos era mostrarles apoyo, y que podí­an ponerse un listón (pseudo escarapela) de color violeta.

"Charlamos sobre qué hacer y se terminó llevando a cabo esta propuesta. Los compañeros en conjunto decidieron acompañar esa moción", dijo Fernanda Pagano, Accounting and Reporting Analyst de redbee, quien fue la ideadora de las escarapelas.

Un caso particular fue el de la empresa productora de latas de aluminio, Ball Corporation, que en Estados Unidos fue elegida la mejor empresa para trabajar por la comunidad LGBT y por lo tanto no suele desestimar los reclamos de esta comunidad tampoco en la Argentina.

"Si bien para el 8M no se dio ninguna directiva formal, las colaboradoras que quisieron asistir, lo hicieron. Tan genuino es nuestro apoyo a la igualdad de género que el próximo viernes 16 realizaremos una jornada de mujeres, donde se desarrollarán charlas de concientización sobre distintas temáticas", afirmó Mariana Scarpato, Gerente de Recursos Humanos de Ball Corporation.

También la firma de seguros La Caja optó por realizar charlas para utilizar el ámbito laboral como espacio de diálogo por la diversidad. Bajo el lema "Distintos colores, mismos derechos", disertaron Jorge Habif, director de RRHH de la compañí­a, Lidia Heller, Dra. en Administración y especialista en programas de Liderazgo y Diversidad, y Jorge Elbaum, periodista e investigador en Diversidad. Y tuvo como moderadora a Marí­a José Sucarrat, Directora Ejecutiva de Red de Empresas por la Diversidad (R.E.D.).

"Como parte del Grupo Generali, desde la compañí­a queremos continuar fortaleciendo nuestra Polí­tica de Diversidad e Inclusión; porque proteger la diversidad es proteger nuestros colores diferentes, que nos enriquecen. En este sentido, el abordaje de la temática será holí­stico e incluirá variadas iniciativas a lo largo del año", afirmó Habif. Asimismo, el 8 de marzo, y como un proceso transversal a toda la empresa, el CEO llevó adelante un desayuno con colaboradores de distintas áreas para intercambiar ideas y experiencias sobre diversidad.

Libertad y flexibilidad
Las corporaciones que cuentan con polí­ticas de flexibilidad horaria o trabajo por proyectos en sus metodologí­as diarias, no necesitaron tomar medidas especiales para que las empeladas que quisieran plegarse a los actos del jueves pudieran hacerlo, ya que son ellas las que administran sus tiempos y obligaciones.

"No hicimos nada en particular impulsando el 8M pero el espí­ritu tiene que ver con darle la libertad a cada uno a que se exprese como quiera. No es nuestra intención ponernos de un lado o del otro, nuestra postura es muy amplia y es similar a lo que ocurre en cualquier paro, si alguien se quiere plegar está en su derecho y lo respetamos. Nuestra forma de darle el espacio se genera espontáneamente", opinó Ariela Collins, directora ejecutiva de RH de la firma de comunicación digital R/GA.

No obstante, para esta fecha la compañí­a montó su primera muestra artí­stica bajo la temática "Significados del Dí­a de la Mujer". Fue un proyecto creativo a partir de los trabajos de los integrantes de la oficina de Buenos Aires, en los que expresaron su visión acerca de lo que significa el Dí­a de la Mujer para cada uno, en diversos soportes.

Una postura similar tomaron en otra firma vinculada a tecnologí­a: "Las y los empleados de SAP tienen libertad de acomodar sus horarios y trabajar con flexibilidad, lo que les permite participar de actividades como esta marcha", dijo Constanza Quiñones, directora de RRHH de SAP Argentina.

Además, esa compañí­a también realizó diversas acciones en sus oficinas, coordinadas por Business Women's Network, la red de empleados de SAP que busca concientizar y potenciar las oportunidades para las mujeres.

"Se realizó un taller a cargo de una consultora de headhunting para detectar las fortalezas y oportunidades de las mujeres en el mundo laboral y cómo seguir trabajando para una sociedad más igualitaria. Se instaló en ambas oficinas Tilt Brush, la app de realidad virtual creada por Google para pintar en 3D, con el objetivo de mostrar cómo cada uno percibe y representa el progreso y la igualdad. De esta actividad participaron más de 100 empleados", comentó Quiñones solo sobre algunas de las varias iniciativas.

Otra muy interesante y dedicada a empleados y empleadas, fue la sesión de "speed mentoring". En este caso fueron mujeres las mentoras, y hombres y mujeres los mentees que pasan por distintas "estaciones" en las cuales conversan durante 15 minutos en cada caso sobre temas de carrera y desarrollo laboral.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Management
Te puede interesar
Zoom Recomendadas