NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Legales

La Cámara de Casación confirmó el procesamiento del policí­a Luis Chocobar

La Cámara de Casación confirmó el procesamiento del policí­a Luis Chocobar

Rechazó un planteo de la defensa y el efectivo - respaldado por el Gobierno- quedó acusado por homicidio agravado y exceso en el cumplimiento del deber

22.03.2018 15.45hs Legales

La Cámara Nacional de Casación confirmó el procesamiento del policí­a bonaerense Luis Chocobar por la muerte de uno de los delincuentes que robaron y apuñalaron a un turista estadounidense en el barrio porteño de la Boca.

Los jueces  Mario Magariños, Daniel Morí­n y Marí­a Laura Garrigós de Rébori rechazaron un planteo de la defensa de Chocobar y así­ quedó firme el procesamiento del policí­a por el homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego, en exceso en el cumplimiento de un deber.

La Cámara no analizó el fondo del caso, sino que sostuvo que el procesamiento no es una sentencia definitiva y por lo tanto no es tema para que el tribunal intervenga. Así­, los camaristas señalaron "inadmisible" la apelación.

Chocobar intervino el 8 de diciembre pasado en el caso del apuñalamiento e intento de asalto a al turista estadounidense Frank Wolek por parte de dos delincuentes.

Uno de ellos, Juan Pablo Kukoc, fue perseguido por Chocobar, quien le disparó dos tiros por la espalda que le quitaron la vida.

La situación de Chocobar se hizo pública cuando él se quejó en su cuenta de la red social Twitter de que lo habí­an procesado y embargado en $400.000 en una decisión que tomó el juez de menores Enrique Velázquez.

El policí­a fue respaldado por el Gobierno nacional. El presidente Mauricio Macri lo recibió en la Casa de Gobierno y la ministra de Seguridad Patricia Bullricha defendió su actuación.

La acusación contra el policí­a fue ratificada por la Cámara del Crimen que en febrero ratificó su procesamiento. El tribunal dijo que Chocobar se apartó de la ley y cometió "excesos" en su actuación.

"Los disparos realizados cuando ya habí­a cesado la agresión concreta y sin un arma visible que los justificara de manera completa, configuran un exceso, aun cuando el propósito inicial responda a un interés profesional legí­timo. Es que éste, aun preponderante, no puede destinarse a la detención del autor del hecho a costa de inobservar lo que se ha impuesto como lí­mite razonable de la intervención policial armada", señalaron los jueces.


Te puede interesar