Más artículos

Anticipo: así­ se comportan las ventas de 0Km en marzo, tras el récord histórico del primer bimestre

Anticipo: así­ se comportan las ventas de 0Km en marzo, tras el récord histórico del primer bimestre
Entre enero y febrero la comercialización anotó un salto del 22%, marcando así el mejor arranque del que se tenga registro. El envión entusiasma a directivos de terminales y concesionarios pero en el sector señalan que las "tasas chinas" no son sostenibles. Qué cifras arroja el tercer mes del año 
Por Guillermina Fossati
26.03.2018 16.02hs Economía

Históricamente, marzo es un mes importante para las automotrices. Después del perí­odo de vacaciones, es cuando se retoma la actividad y se comienza a definir la tendencia que, de manera definitiva, tendrá todo el año.

Pero este 2018, todas las previsiones se han ido alterando semana tras semana. Incluso, directivos de terminales y propietarios de concesionarios se vieron sorprendidos por el excelente arranque que tuvo el primer bimestre.

Entre enero y febrero los patentamientos crecieron 22% frente al mismo perí­odo del año anterior, convirtiéndose así­ en el mejor arranque de la historia.

Esta marca lógicamente entusiasma a la industria, pero nadie se atreve a afirmar que la tendencia se mantendrá en este mismo carril. 

De hecho, cuando son consultados en off, el consenso entre los responsables de las automotrices y de las principales agencias es que este ritmo será difí­cil de sostener en el tiempo. Por eso todos prefieren optar por la calma. Hablan de un 2018 positivo pero con tasas más moderadas. 

"No es viable extrapolar esta tasas de crecimiento para todo el 2018", señala el directivo de una de las grandes terminales.

Por un lado, entienden que una buena parte estas operaciones están siendo sostenidas por bonificaciones y descuentos, una práctica que lentamente se irán achicando.

"A partir del segundo semestre del año, las ofertas tenderán a ir reduciéndose", habí­an adelantado a iProfesional desde Citroí«n hace algunos dí­as.

La misma visión tienen desde otros dos peso pesados de la industria, como Volkswagen y Chevrolet, dos marcas muy activas en esta práctica, que han llegado a otorgar descuentos de hasta $70.000.

La razón es que, en un contexto inflacionario, las terminales apuntan a recuperar algo de la rentabilidad perdida, un objetivo que no se lleva bien con la práctica de aplicar bonificaciones de manera crónica.

El otro motivo por el cual se advierte que las ventas no pueden seguir a este ritmo, está vinculada con que el flujo de importaciones, lentamente irá perdiendo su dinamismo.

Básicamente porque el Gobierno está poniéndose más firme con las automotrices respecto del cumplimiento del acuerdo bilateral con Brasil, que establece que por cada dólar exportado por las terminales, éstas pueden ingresar vehí­culos y autopartes por u$s1,5, una relación que no se está cumpliendo.

El otro punto está vinculado con el cupo que rige la relación con México, el segundo mayor proveedor de autos de la Argentina.

De hecho, hay marcas que acaban de lanzar nuevos modelos y sólo tienen una cuota de 300 a 400 unidades, una cifra marginal para una industria que viene de patentar más de 900.000 0Km el año pasado.

"La industria local no podrá abastecer toda la demanda", explicó Pablo Di Si, número uno de Volkswagen en la región.

Los números de marzo
Con estas consideraciones sobre la mesa, marzo será un mes clave por los números que arroje.

Según los patentamientos registrados hasta el mediodí­a del viernes, se habí­an vendido entre el 1 de marzo y el dí­a 22 un total de 57.518 unidades.

Comparado con los 22 dí­as del mismo mes de 2017, se registra un crecimiento, ya que en ese perí­odo del año pasado las agencias habí­an acumulado 49.560 unidades patentadas.

Sin embargo, en el último tramo de ese mismo mes de 2017 se produjo una fuerte levantada, de la mano de más de 78.000 vehí­culos comercializados, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA). En ese entonces, el sector habí­a crecido un impresionante 36% frente a igual perí­odo de 2016.

En los concesionarios explican que las operaciones se incrementan mucho más los últimos dí­as, cuando muchas empresas salen a acelerar las ventas para alcanzar los objetivos.

La diferencia es que este año, el receso por Semana Santa abarcará el jueves, viernes y sábado. Es decir que, de la mano de la gente que disfrutará del feriado, los concesionarios casi no contarán con esos tres dí­as clave para afianzar más las ventas. Caber recordar que en 2017, esta fecha habí­a caí­do en abril. 

En este contexto, el cierre de marzo por ahora es toda una incógnita. En el sector marcan que, "autos más, autos menos", el número podrí­a estar cerca del mismo nivel del año pasado, lo que marcarí­a el fin de las subas a tasas chinas.

Las expectativas también varí­an según la compañí­a. En el caso de Honda, que lanzó recientemente la nueva CR-V, prevén que el año será similar a 2017 en cuanto a ventas.

"Los volúmenes no crecerán mucho, hay vehí­culos que vienen de afuera, otros de Brasil y debemos respetar los cupos. No esperamos un incremento en volumen pero si en versiones", agregaron desde la automotriz.

Según explicó Hernán Vázquez, presidente de Volkswagen Argentina, el mercado seguirá creciendo y se irán ajustando los números, pero no se pueden esperar que todos los meses sigan siendo récord.

En el caso de la alemana, de un 5% de suba establecido en diciembre, la pauta se elevó ahora a un 8%, especialmente luego de la muy buena performance del primer bimestre.

Pero en la marca tampoco creen que las operaciones vayan a tener otro movimiento tan importante como para superar los dos dí­gitos.

Entre el optimismo y la preocupación por el dólar
La devaluación que se produjo desde diciembre también es un tema central para las marcas, tanto para las masivas como para las premium.

Desde Volkswagen, Vázquez señaló que "los vaivenes del tipo de cambio no son bien recibidos porque se vive en una situación de vértigo. El problema no es cómo se acomodó el dólar, que estaba atrasado, sino la velocidad con que lo hace y el í­mpetu que muestra de una semana a otra".

"Como empresa tenemos que vigilar todo de cerca. Pero el mercado va volviendo a la calma y reacciona ante expectativas", dijo el presidente.

Luego, Di Si, con su mirada regional, agregó que el problema es la inflación: "Ese debe ser el foco; bajar la inflación, porque es lo que desajusta la economí­a. Pero hacerlo gradualmente también es complicado porque puede frenar el consumo".

En el caso del dólar, la imprevisibilidad del tipo de cambio también preocupa a las importadas.

Rolph Epp, Ceo para la región de BMW, explicó que vienen de un año con crecimiento en ventas importante.

"Ahora se arrancó muy bien, se redujo el impuesto y muchos modelos bajaron sus precios del 6 al 8%", comentó.

Por otro lado, desde la marca comentaron que hay mucho para crecer, porque en la Argentina el segmento de alta gama representa un 1,5% de las ventas, mientras que en mercados vecinos, como Chile, alcanza al 3%. Ese es el objetivo que desde el sector esperan alcanzar.

Ya en los primeros tres meses del año el incremento se nota y llega al 81%.

De las 233 unidades que se comercializaron en 2017 desde enero hasta la fecha, se llevan patentadas 424 unidades.

Otro segmento que creció mucho en el perí­odo es el de autos grandes, con una suba que pasó de 168 a 523 unidades, es decir, un 211%.

Se trata de modelos que empezaron a volver al mercado a fines del año pasado, y que van recuperando terreno. Entre los dos más vendidos se encuentran Ford Mondeo y Volkswagen Passat, que tras el fin del impuesto interno volvieron a tener presencia en la Argentina.

Luego, como sucede desde hace tiempo, los que más crecen son los SUV, convertidos en los protagonistas absolutos de las marcas y los que concentran los principales planes a futuro.

En el caso de Volkswagen, tendrá para 2020 un total de 19 nuevos SUV; Ford relanzará el Bronco para tomar fuerza en el segmento; Nissan completa su gama en mayo con el X-Trail y Chevrolet lo hará con el Equinox.

BMW, por su parte, completa una oferta con dos modelos de SUV: los tradicionales y los coupé. Es decir, hay espacio para todos los gustos y las marcas saben que por ahí­ es por donde más van a ganar.

Industria y exportaciones, la gran apuesta
Cristiano Rattazzi, director de FCA Argentina, afirmó que el mercado interno se muestra muy consistente y que los patentamientos no son la variable que hoy preocupa, sino que son las exportaciones y la producción las que se llevan la mayor atención de las empresas.

"El mercado está con muchas ventas, pero lo bueno es que la producción viene creciendo mucho", comentó.

Por otro lado, dijo que "Brasil empieza a recuperarse y a mí­ me interesa la fabricación, que la planta de Córdoba vuelva a producir es muy importante. El mercado no tiene problemas pero la fábrica tiene que pasar de 5.000 autos exportados a 50.000 este año, y ahí­ está centrado nuestro trabajo".

En el caso de Fiat, sus fichas están puestas en el nuevo Cronos, el sedán chico que se fabrica en la planta Ferreyra para el cual se invirtieron 500 millones de dólares en un proceso de innovación y renovación total que va desde la plataforma hasta la tecnologí­a.

También en Volkswagen reconocieron que el crecimiento de 20% de Brasil en estos primeros meses es clave a nivel local, porque las exportaciones son su mercado más importante. 

Y también el futuro polí­tico del mercado vecino (que en abril tiene cierra de listas para elecciones), marcará en gran parte el futuro de las operaciones.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas