NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Autos

Los autos chinos se imponen en Argentina: ya hay 11 marcas activas que incluso venden más que las premium

Autos chinos se imponen en Argentina: hay 11 marcas activas que ya venden más que las premium

Hasta hace unos años, sus productos generaban desconfianza entre los usuarios. Ahora, las automotrices del gigante asiático no paran de lanzar modelos y aspiran a un 2018 récord en patentamientos. Los principales jugadores y los que quieren desembarcar

Por Guillermina Fossati
23.04.2018 11.02hs Autos

Desde el primer desembarco de una automotriz china en el paí­s pasaron casi 10 años. Y, lo que parecí­a una eterna promesa, finalmente se terminó convirtiendo en una realidad

En poco tiempo, el número de firmas que han desembarcado llega a 11, con otras tantas por llegar.

La cantidad de jugadores que llegó desde el gigante asiático, supera a los de origen europeo, japonés o estadounidense. 

Por ahora, los segmentos de SUV, pick-ups y pequeños utilitarios para transporte de carga son los preferidos por las automotrices chinas. Pero también se están haciendo un lugar en la categorí­a de sedanes y "low cost" compactos. 

Un factor en común en la estrategia que estas compañí­as implementan en la Argentina es que apelan a productos más accesibles que la competencia.

En paralelo, el argumento de venta que estas empresas despliegan en el paí­s es que la desconfianza por la calidad que mostraban los compradores ya es cosa del pasado.

Cabe destacar que la industria china creció exponencialmente en los últimos años solo para abastecer a su mercado interno, que es el más grande del mundo, de la mano de 24 millones de unidades patentadas cada año. 

Los dueños del negocio en la Argentina
Si se toma en cuenta el primer cuatrimestre, los vehí­culos vendidos por los fabricantes chinos que están activos en el paí­s (muchos confirmaron la llegada pero no la concretaron) sumaron 3.900 unidades.

Esto implicó un salto del 90% frente a los 2.063 autos patentados el año pasado.

Esta cifra más que quintuplica la sumatoria de ventas realizada por las marcas premium (500 unidades) y por las generalistas en el segmento de modelos grandes (200). 

Por un lado, las compañí­as chinas compiten en el segmento de vehí­culos de pasajeros, especialmente con los SUV (el negocio más peleado) y, en menor medida, con autos sedanes y compactos. 

En paralelo, hay una fuerte pulseada en la categorí­a de utilitarios livianos, una oferta conformada por pequeños camiones para transporte urbano que ha crecido mucho en los últimos meses.

A la hora de analizar cuáles son las marcas más exitosas en la Argentina, la número uno es Chery, que ostenta una presencia ininterrumpida de diez años. 

Entre enero y lo que va de abril ya comercializó 2.252 unidades, lo que implicó un salto del 37% respecto del mismo lapso de 2017. 

Chery es la que más autos de pasajeros vende, además de SUV. Comercializa el QQ, que es uno de los modelos más chicos y económicos del mercado, con precios que parte desde los $223.000.

También ofrece el Fulwin en versión sedán y hatchback, un auto del segmento B, que arranca en los $316.000. Le sigue el Arrizo 5, que es un auto con mayores dimensiones y cuyo valor arranca en $368.000.

Luego, en el segmento de SUV, que es donde la compañí­a más fuerte pisa, se encuentran Tiggo 3 (desde $410.000) y Tiggo 5 (a partir de $569.000).

Otra marca que está empezando ganar presencia es Lifan. Comenzó a operar en el paí­s en 2015, en el segmento de los utilitarios. 

En lo que va del año ya patentó casi 800 unidades frente a las 329 que habí­a alcanzado en el mismo lapso de 2017. 

Los modelos que ofrece son los sub X60, X50, Myway y vehí­culos comerciales de la gama Foison.

Para este año, tienen pensado aumentar la red oficial de concesionarios Integrales a 28 puntos. Además, presentarán dos nuevos modelos: el SUV X70 y el monovolumen M7.


En cuanto a los vehí­culos utilitarios livianos, Paula Cavicchioli, directora general de Lifan Argentina, afirmó que Foison se consolidó porque sus vehí­culos fueron pensados "como una herramienta económica, útil y versátil y, por ende, como una aliada estratégica para los emprendimientos en la ciudad!. 

Estas caracterí­sticas implican un menor gasto de mantenimiento (usa nafta súper, minimizando así­ potenciales problemas de inyección de motores diesel) y menor consumo de combustible por ser un motor de baja cilindrada.

La gama Foison se adapta a múltiples usos y está pensada para emprendimientos profesionales independientes, como por ejemplo vidrierí­as, madereras, mueblerí­as, jardinerí­a, mantenimiento de piletas, marmolerí­as, fletes en general y hasta como foodtrucks. 

Cavicchioli, adelantó que en 2018 apuntan a lograr el objetivo de patentar 2.000 unidades y ampliar la gama de productos a nueve modelos: Foison en tres versiones, Myway en versión automática y manual, X50, X70 en su variante automática y manual y la van M7.

Otras que también apuestan por el mercado nacional son dos marcas representadas por la empresa argentina Ralitor: DongFeng y JMC, las cuales llegaron en 2010.

"Con DongFeng, que es la marca estatal más grande de China, nos dedicamos a la parte de vehí­culos comerciales para cargas  que van de los 3.500 a los 8.000 kilos. En 2012 sumamos JMC, también especializada en la misma categorí­a", explicaron desde Ralitor.

El objetivo del grupo es ofrece vehí­culos de carga y transporte urbano o interurbano para todas las necesidades, por eso acaban de sumar una tercera: Shineray, que cuenta con vehí­culos con una capacidad de 850 a 1.000 kilos.

"De esta forma, nos aseguramos una gama completa de productos que van desde los utilitarios más chicos hasta los más grandes", comentaron en Ralitor. Las tres se venden en los mismos concesionarios.

Para quienes apuestan a este segmento, una de las ventajas es que son productos para un público más especí­fico. Entonces, en ese segmento, se mira el chasis, la capacidad de carga y atributos diferentes a los buscados cuando se trata de un auto.

"El 60% de quienes compran estos modelos son particulares que trabajan con sus vehí­culos. No son grandes empresas y tampoco se fijan en la estética", explicaron en JMC.

Las más recientes 
En 2017 las marcas que se sumaron al mercado fueron Geely, Foton y Baic, cada una destaca por alguna apuesta especial.

La primera, cuenta con el auto más barato del mercado, el LC, a $209.900, desplazando de ese lugar al Chery QQ.

Luego, ofrece el 515, en versiones hatch (desde $279.900) y el sedán ($289.900), y el Emegrand 7, un auto más grande cuyo valor comienza en $399.900.

En el segmento de SUV, la marca ofrece el Emegrand X7 Sport, un SUV cuyo precio arranca en u$s31.900. 

Foton, en tanto, se convirtió en la primera la primera china en ofrecer una pick-up: la Tunland, que hoy en dí­a es la 4x4 más económica del mercado, con precios que arrancan en los u$s31.900. Son unidades equipadas con motores Cummins 2.8 diesel.  

Baic, por su parte, desembarcó hace pocas semanas con sus tres SUV: X25, X35 y X55.

La marca, además, tiene en proceso de homologación el EX260, con motor eléctrico de 72 CV de potencia, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 125 km/h. Gracias a su baterí­a de 38 Kw/h posee una autonomí­a de 250 kilómetros.

La marca china es socia de Mercedes-Benz y ambas compañí­as anunciaron hace pocas semanas una inversión de 1.550 millones de euros para construir una nueva fábrica de autos eléctricos en el gigante asiático. 

Lo que viene
Por último, el grupo empresario Car One se convertirá en importador a partir de la llegada al paí­s de Haval, perteneciente a Great Wall Motors Company.

La compañí­a se especializa tanto en el segmento de SUV, a través de Haval, como en el segmento de las pick-ups, en este caso con el sello de Great Wall.

La gama de modelos para el lanzamiento local consta de tres Sport Utility Vehicles y dos pick-ups, con diferentes niveles de equipamiento y precios, que se complementarán a futuro con nuevos productos.

Por otro lado, desde la empresa ya confirmaron que tendrán concesionarios en Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Rosario, Tucumán, y Tierra del Fuego, en una primera etapa. 

Omar Daneri, CEO de la división automotriz del Grupo Car One, señaló que "estamos muy entusiasmados con la llegada de Haval y Great Wall al paí­s. Toda la gama, tanto de SUVs como de pick-ups, son muy atractivos, de gran calidad y cuentan con el respaldo del Grupo Car One como importador, y toda su experiencia en el proceso de venta, posventa y garantí­a".

En paralelo a las marcas que importa, Ralitor tiene un proyecto de fabricación local.

"Ya salió el decreto presidencial que nos autorizó a producir en el predio industrial de La Plata, cumplimos con el requerimiento de la municipalidad y el organismo provincial de Desarrollo Sustentable y ahora estamos con el proceso de habilitación. Una vez que completemos ese paso, se instalará una pequeña lí­nea donde comenzaremos a producir a fin de año", detalló el directivo.

¿Adiós a los prejuicios?
Fernando Marinom, director comercial de Ralitor, importadora de DongFeng, JMC y Shineray, afirmó que este movimiento que se está observando en la Argentina "no es gratuito, sino que se da junto a una industria automotriz china que evolucionó en los últimos cinco años como no lo hizo ninguna empresa de otro origen".

Los empresarios y directivos coinciden al señalar que lo que llevó a esta mejora es que el mercado interno de china creció junto a la búsqueda de calidad, porque también mejoró el poder adquisitivo en ese paí­s.  

Otro dato para tener en cuenta es que marcas de primer nivel, como BMW o Volvo, desembarcaron en China como fabricantes y, por exigencia del gobierno, eso se puede hacer solo en asociación con una marca local.

De esta manera, las compañí­as lí­deres en el mundo en calidad y prestaciones aportaron su tecnologí­a a las chinas a cambio de costos de producción más baratos y de tener acceso a un gran mercado, que duplica al de Estados Unidos en ventas.

En cuanto al "boom local" Marinom explicó que "en dos años creció la oferta de vehí­culos chinos en la Argentina y se perforó el preconcepto que existí­a sobre estos modelos". 

Por su parte, Cavicchioli afirmó que el negocio está alcanzando un muy buen volumen: "Ya se avisoran cifras que pueden ser récord. A esto se le suman nuevos jugadores como son las marcas de origen chino que creemos que ayudan a engrosar esas cifras proyectadas de ventas históricas".

En cuanto a la cantidad de marcas que están llegando en los últimos meses dijo "es algo que ya pasaba en paí­ses vecinos y era inevitable que sucediera también aquí­". 

"Además, es una realidad propiamente china, ya que son más de mil millones de habitantes y su cultura comercial hace que tengan muchas ofertas en una misma industria", agregó.

"Este ingreso de jugadores será clave para que crezcan las ofertas a clientes con nuevas tecnologí­as, diseño, y relaciones precio producto muy competitivas", concluyó la directiva. 

Más sobre Autos