NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Tecnología

Ley corta: para una entidad regional la norma es positiva pero no resuelve todos los problemas del sector

Ley corta: para una entidad regional la norma es positiva pero no resuelve todos los problemas del sector

Para ASIET las dudas existentes se vinculan con la gestión del espectro en relación al rol de ARSAT. Y apuntó que el país debe definir su modelo de mercado

Por Andrea Catalano
24.05.2018 07.27hs Tecnología

"Creemos que es positivo e indispensable avanzar a la mayor brevedad posible en la aprobación de la llamada ley corta, fundamentalmente bajo la premisa de la convergencia para que todos los operadores puedan dar todos los servicios. Que la tecnologí­a ponga los lí­mites y no la regulación".

Con estas palabras, Pablo Bello, director ejecutivo de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) que nuclea a los principales operadores de Iberoamérica, se refirió a la discusión de la llamada "ley corta" que apunta a acelerar inversiones en despliegue de infraestructura y que desde principios de abril se trata en la comisión de Medios, Sistemas y Libertad de Expresión del Senado.

El directivo fue uno de los participantes de la, ahora, penúltima ronda consulta que se realizó en esa comisión en los últimos dí­as. La última se está efectuando en la mañana de este miércoles, y la previsión es que se emita un dictamen en breve.

En diálogo con iProfesional, señaló que desde la entidad que representa se ve con muy buenos ojos que haya un "reconocimiento expreso al despliegue de redes con el principio de neutralidad más un mecanismo de compartición como polí­tica pública". Aunque también advirtió que es necesario "preocuparse del peso del contenido exclusivo de alto impacto en los términos de competencia del mercado".

Si bien consideró que la norma en discusión "no resuelve todos los problemas de la industria" porque no todo es de carácter legislativo, enfatizó que el objetivo de esta propuesta "avanza en la dirección correcta".

Tal como ocurre con otras voces dentro del mercado, Bello manifestó que aún persisten dudas "sobre el rol de ARSAT en relación al espectro por la historia de discrecionalidad existente respecto a las asignaciones de bandas", indicó.

Señaló que es necesario que haya más precisiones en el futuro proyecto -que se supone saldrá en estos dí­as de la comisión-. El proyecto inicial contempla revisar la actual "reserva preferencial" que recae sobre la compañí­a estatal satelital, y existe una voluntad manifiesta de otorgar porciones de espectro a los pequeños operadores, sea a nivel local o regional. Aunque eso deberá quedar claramente formulado en el nuevo borrador.

"La percepción es que pareciera que hay voluntad del Gobierno por avanzar como también por parte de los senadores. La preocupación que surge es que a veces pareciera que se quiere volver a la ley larga. Creemos que debe mantenerse el foco en la iniciativa original", enfatizó.

A lo largo de las rondas de consultas que se realizaron en este mes y medio, aparecieron diversas voces cuestionando que no se abordaban determinados temas, que también forman parte del mercado de las telecomunicaciones, pero que en esta iniciativa en particular no se pretendió tocar.

De hecho, ya hubo un comisión redactora de un anteproyecto de ley de telecomunicaciones convergentes -y larga- que consultó a distintos actores y trabajó en un anteproyecto durante casi dos años. Pero cuyo texto no parece haber logrado el consenso de todos los integrantes de esa comisión, a cargo de Silvana Giudici, quien a partir de junio asumirá como presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

¿Es necesario tener una sola ley que regule al mercado de telecomunicaciones cuando hoy el sector en la Argentina se mueve por efecto de leyes de los años 70, los 90 y los 200, decretos, DNU y demás resoluciones de los últimos tiempos? preguntó iProfesional a Bello

"Lo ideal es un marco regulatorio desde 0 pero pensado bajo la lógica de internet y de la convergencia, que ponga énfasis en la competencia. Pero la dinámica nos muestra que el sentido común es ir fijando reglas graduales", respondió.

El directivo aseveró que, hoy, lo mejor es lo que se encamina en el Senado, "hacer ajustes puntuales para resolver cuestiones puntuales".

¿Y considera que el regulador es independiente?, consultó este medio.

"El regulador debe cambiar -sentenció Bello- y también debe ser convergente. Cada vez más los temas del ecosistema digital tienen que verse de manera holí­stica, no es sólo telecomunicaciones sino que se abordan temas más amplios".

Para el directivo de ASIET en un ente de control de estas caracterí­sticas entran más en juego los derechos de los consumidores, con una mirada tanto ex ante como ex post, y la protección de los datos personales, todos temas que quedan mucho imbricados cuando se avanza en una estrategia de convergencia.

"Ese ente regulador deberá asumir la carga que tradicionalmente está en el área telco. Un regulador actual debe ser convergente, colegiado, que siga una polí­tica de Estado", agregó. "Es importante que tenga la posibilidad de jugar entre instrumentos ex ante y ex post, porque se trata de un mismo espacio institucionalmente integrado".

Y respecto de las polí­ticas de Estado, puntualmente en lo referido a las telecomunicaciones, Bello consideró que hay un tema pendiente previo y es qué modelo de mercado quiere la Argentina.

"Porque hay grandes empresas brindando servicios junto con pequeñas que dan prestaciones puntuales, y es un mercado que me gusta, pero sobre el que se debe trabajar mucho. Pero una cosa es un modelo de tres o cuatro empresas grandes con un esquema de muchas pequeñas, que no es contradictorio. Lo raro es quedarse a mitad de camino", concluyó.

Te puede interesar