El Gobierno busca dar una señal a los mercados de cara a 2019 y negocia un paquete que superaría los u$s30.000 millones y un ajuste fiscal mayor
Por iProfesional
03/06/2018 - 07,29hs

El Gobierno apurará esta semana la definición de un paquete de al menos u$s30.000 millones con organismos multilaterales de crédito.

Integrantes del equipo económico estuvieron en Washington negociando un crédito stand by del Fondo MonetarioEl auxilio incluye además conversaciones con el Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y Corporación Andina de Fomento-Banco de Desarrollo de América Latina.

Un estudio del viernes del Instituto para las Finanzas Internacionales con sede en Washington, señaló que los bonos argentinos fueron los más castigados en el mundo emergente en estos dos meses.

Por lo tanto, la negociación apunta a conseguir un primer desembolso rápido. Así­, el Gobierno despejarí­a las dudas sobre el horizonte de cara a las elecciones 2019, algo que los inversores empezaron a monitorear más de cerca en las últimas horas.

Las necesidades de financiamiento para lo que resta el año, según una estimación de Eco Go, son u$s3.701 millones. Y se suman u$s26.413 millones para el próximo. Aunque en Finanzas sostienen que el gap financiero de 2019 se achicarí­a - de los u$s26.000 millones- por el ajuste fiscal.

El Gobierno se comprometerí­a a llevar adelante un ajuste fiscal más rápido. La meta de déficit pasarí­a de 2,7% del PBI a 2,5% este año. Esto se conseguirí­a por la baja de gastos en la obra pública -se ejecutarán $30.000 millones menos-, del funcionamiento del Estado -se ahorrarán $26.400 millones en un año-, y eventualmente menos transferencias de capital a provincias.

El año próximo la meta fiscal rondarí­a 1,5% del PBI. Argentina se comprometerí­a a seguir corrigiendo la cuenta de subsidios en 2019 y otros precios como consecuencia del desequilibrio fiscal y el reacomodamiento del dólar de estas últimas semanas.

El viernes el Gobierno descartó el congelamiento de la nafta en lí­nea con lo que varios economistas advirtieron tras la devaluación del peso: posponer la actualización de los costos con el sólo objetivo de mostrar cifras más bajas en la inflación, aumentarí­a el riesgo de acumular distorsiones. Por otro lado, y como señal de ahorro, en Hacienda calculan que detener la baja de las retenciones agregarí­a recursos por 0,3% del PBI.

Fuentes oficiales señalaron a Clarí­n que el FMI plantearí­a que el Banco Central deje de asistir al Tesoro. Y que se habla de un polí­tica monetaria "más consistente" con objetivos "realistas". Por el lado de las Lebac, se analiza que ese instrumento quede sólo para bancos –tendrí­an hoy entre 40% y 50% del stock total-.

El Gobierno guarda hermetismo sobre el monto del paquete que se negocia con los organismos. Fuentes señalan que el piso de la ayuda serí­a u$s30.000 millones.

El ex secretario de Finanzas Miguel Kiguel calcula de u$s40.000 millones a u$s45.000 millones. Mientras que Javier Alvaredo, director de ACM, sostiene que "no me sorprenderí­a que el monto total orille los u$s50.000 millones".

La mayor oferta de dólares -del paquete de organismos y otro de las cerealeras-, darí­a una señal al mercado. "Es necesario para cambiar el humor", dice Kiguel. Así­ se dejarí­a flotar el dólar para de paso achicar el déficit externo.