NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Management

Las ventajas de ser narcisista para tener éxito en los estudios, el trabajo y el amor

Las ventajas de ser narcisista para tener éxito en los estudios, el trabajo y el amor

Los narcisistas se creen los mejores y esto les da una gran fortaleza mental, asegura un equipo internacional de investigadores 

27.06.2018 12.11hs Management

Puede que los narcisistas sean insoportables en su afán por llamar la atención, pero, según algunos investigadores, tienen también más posibilidades que el resto de ser exitosos.

Aunque sus rasgos de personalidad puedan parecernos negativos, pero su sentido de superioridad les de una "fortaleza mental" que les permite no darse por vencidos.

De acuerdo a un equipo internacional de investigadores, los narcisistas tienden a ser los mejores en los campos de la educación, el trabajo y el amor, asegura la BBC.

La elevada valoración que tienen de sí­ mismos es lo que les da tanta confianza en su persona.

Para los psicólogos, el narcisismo es uno de los rasgos -junto con el maquiavelismo y la psicopatí­a- de la llamada trí­ada oscura.

Los narcisistas tienden a centrarse en sí­ mismos, ser vanidosos y necesitar la admiración de los demás.

Sin embargo, Kostas Papageorgiou, investigador de la Universidad Queen en Belfast, Irlanda del Norte, dice que estudios han mostrado que los narcisistas son por lo general exitosos socialmente, no se dejan disuadir por el rechazo y su necesidad de atención puede hacerlos encantadores y muy motivados.

"Si pudiésemos abandonar la moral social convencional y centrarnos solo en lo que es exitoso", dice, se trata de un rasgo positivo.

"Si eres narcisista crees que eres mejor que los demás y que mereces ser premiado", señala el psicólogo.

Esto puede resultar insoportable para quienes están a su alrededor, pero Papageorgiou dice que este tipo de autoconfianza sin lí­mites está vinculada a la "fortaleza mental" y a la disposición a "aceptar desafí­os".

El "poder" del narcisismo está actualmente a la vista de todos, dice, en la prevalencia del narcisismo en la cultura popular, ya sea en las redes sociales, en los reality shows o en la polí­tica.

Papgeorgiou es parte de un equipo de investigadores -que incluye académicos de la Universidad de Londres, el Kings College de Londres, la Universidad Metropolitana de Manchester y la Universidad de Texas-, que analizaron resultados en los exámenes de la escuela secundaria para mostrar cómo los narcisistas podí­an superar a personas que tení­an más habilidades que ellos.

Analizando una muestra de más de 300 jóvenes identificados como narcisistas en una escuela secundaria de Italia, encontraron que estos tendí­an a sacar notas mucho más altas de lo que se esperaba, de acuerdo a otras pruebas de inteligencia.

Los psicólogos dicen que además de ser egocéntricos y tener necesidad de dominar, estos narcisistas tienen elevados niveles de resistencia emocional y determinación.

Estos jóvenes no demostraron ser más inteligentes, pero tení­an más confianza en sí­ mismos, eran más resueltos, y por ello pudieron superar a estudiantes que tení­an más capacidades que ellos.

Monstruos encantadores
Papageorgiou dice que este patrón de ventajas se manifiesta más tarde en la universidad, el trabajo e incluso en el amor.

En su opinión, los narcisistas tienen más probabilidades de atraer a un mayor número de parejas.

"Son bastante carismáticos. Si pasas mucho tiempo tratando de ser encantador y persuadir a otra gente, puedes resultar más atractivo", dice el experto.

Puede incluso haber un elemento evolutivo en lo que él señala como un incremento del narcisismo, dado que si los narcisistas tienen más parejas sexuales acaban pasando sus genes a más personas.

Cerca del 60% del narcisismo es heredado, asegura Papageorgiou, mientras que el resto depende del entorno.

Los narcisistas pueden ser "absolutamente destructivos para aquellos que están a su alrededor", dice el psicólogo, pero no hay nada inevitable en este sentido, y estas personas pueden tomar medidas para limitar el impacto de estos rasgos de personalidad.

"Los puedes controlar, más que dejar que te controlen a tí­", dice.

Papageorgiou señala que estos rasgos de personalidad no deben ser vistos "como buenos o malos" sino como "productos de la evolución" y "expresiones de la naturaleza humana".

Te puede interesar