NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Recreo

Empezó con una pizzerí­a y ahora amasa una fortuna de u$s5.000 millones

Empezó con una pizzerí­a y ahora amasa una gran fortuna que llega a los u$s5.000 millones

Se trata de la propietaria de la cadena Little Caesars, que actualmente es la tercera cadena de pizzerías más grande de los Estados Unidos. Cómo lo hizo

28.06.2018 16.19hs Recreo

Cuando Marian Ilitch invirtió todos sus ahorros junto a su marido Mike para abrir una pequeña pizzerí­a en un suburbio de Detroit, en 1959, ni de lejos imaginaba que años más tarde, este 2018, se convertirí­a en una de las mujeres más ricas del mundo –por méritos propios– según la revista Forbes.

De padres macedonios, esta estadounidense de 89 años, amasa una fortuna de más de u$s5.000 milloness gracias a Little Caesars, la tercera cadena de pizzerí­as más grande de EE.UU, detalla La Vanguardia.

Little Caesars tiene 50 tiendas repartidas a lo largo y ancho de todo el paí­s, y otras cuentas en todo el mundo: Asia, Medio Oriente, Australia, Canadá, América Latina y el Caribe.



¿Cómo consiguió Ilitch cumplir el sueño americano? ¿Qué hace a sus pizzas tan especiales para amasar dicha fortuna?

Illitch incursionó en el negocio de la comida cuando era apenas una niña, ayudando en el restaurante de su padre. Sus primeras tareas eran rellenar los servilleteros, ocuparse de que nunca faltara sal, salsa u otras especias. Pero después de graduarse en humanidades y pasar por algunos trabajos como empleada de reservas de Delta Airlines, Ilitch decidió abrir su propio negocio.


No le fue fácil convencer a su marido, Mike Ilitch (fallecido en 2017), de que el nombre que proponí­a para su primera pizzerí­a no era acertado. í‰l querí­a llamar al local "Pizza Treat", mientras que ella preferí­a el nombre de "pequeño César" (Little Caesars, en inglés). La tienda abrió como "Little Caesar's Pizza Treat", pero fue años más tarde cuando saltó a la fama gracias al eslogan publicitario "Pizza! Pizza!" que se introdujo en 1979.

El modelo de negocio inicial de este matrimonio de Detroit fue crear un menú simple y atractivo que las familias –especialmente aquellas con niños pequeños– pudieran pagar y, con esa bandera se hicieron un pequeño lugar en el mundo de la restauración que más adelante dio lugar a Little Caesars Pizza.


Pero la pizza no ha sido lo único que ha hecho millonaria –por mérito propio– a Marian Ilitch. El hockey, uno de los deportes favoritos de esta empresaria estadounidense, también ha tenido que ver. En 1982 decidió comprar junto a su esposo los Detroit Red Wings, un equipo perdedor que bajo su propiedad se convirtió en triunfador en un gran número de campeonatos, indica La Vanguardia.

También compraron el edifico del teatro Fox, en Detroit, para renovarlo y convertirlo en la sede mundial de Little Caesars. Ahora, es además propietaria, junto a Little Caesars Entreprises y NHL Detroit Red Wings, de Blue Line Foodservice Distribution, Little Caesars Pizza Kit Fund y Champion Foods, entre otras compañí­as. En 2017 los ingresos totales de estas empresas superaron los u$s800 millones.

Más sobre Recreo