NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

Vacaciones en épocas de dólar "nervioso": ¿conviene llevar pesos, gastar con tarjeta de crédito o usar la de débito?

Vacaciones en época de un dólar nervioso: ¿conviene llevar pesos o gastar con tarjetas?

Se acerca el momento del descanso. Algunos ya tienen elegido el lugar y otros están en vía de hacerlo. El billete verde mantiene un rumbo incierto, por lo que conviene minimizar todo tipo de riesgo cambiario. ¿Es preferible llevar moneda local, billetes verdes o tarjetear lo más que se pueda?

Por Rubén Ramallo
13.07.2018 10.58hs Economía

Las vacaciones de invierno que están a punto de comenzar serán, sin duda, más "frí­as" que las de otros años, al menos en lo que hace al turismo al exterior.

Sin embargo, aun con la abrupta suba del tipo de cambio que encareció los pasajes y estadí­as, siempre hay un público que se las arregla para ir a paí­ses vecinos.

Tanto es así­ que en Brasil mantienen una buena expectativa: voceros de la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera señalan que se espera una tasa de ocupación en Rio de Janeiro cercana al 50%. Incluso, unos puntos por encima que el año anterior.

"En algunos lugares como Buzios o Ilha Grande esperamos llegar al 68%", dice Alfredo Lopes, presidente de la Asociación.

En Uruguay, pese a que razones climáticas impiden contar con el imán turí­stico de Punta del Este, también hay buenas expectativas en zonas sobre el litoral del rí­o Uruguay, por sus bellezas naturales y destinos termales.

Para quienes deciden salir de paseo por la región, algunas preguntas de bolsillo se tornan más relevantes que nunca en épocas de dólar "nervioso" en Argentina:

-Qué moneda conviene llevar y dónde cambiar el dinero
-Cómo es la relación cambiaria con la Argentina
-Cuánto más caro o barato es ese destino respecto del año pasado

El combo dólar, divisas y tarjetas
Con respecto al primer punto, la mejor opción es viajar con un mix entre billetes para afrontar algunos gastos iniciales, tarjetas de débito y crédito.

En Uruguay, cambiar dólares no reviste ninguna dificultad. Abundan las casas de cambio prácticamente en todas las ciudades. Pero en Brasil, la cuestión no es tan sencilla.

"No está muy extendido el uso del dólar para realizar compras, por lo cual siempre se recomienda tener reales a mano", indican desde Turismo Brasil.

En cuanto la pregunta sobre cuál es la mejor opción -si cambiar "cerca de casa" o en el lugar de llegada-, la respuesta es hacerlo a través de un banco en el paí­s o cambiar billetes verdes en el destino elegido.

No obstante, deben tomarse precauciones: en general, las casas de cambio en los aeropuertos cobran hasta 20% más respecto al precio que se puede conseguir en las ciudades.

Al llegar al lugar, la peor opción es vender pesos argentinos, ya que el tipo de cambio resulta claramente desfavorable.

Una de las alternativas a la que recurren varias personas es la de extraer dinero directamente de la cuenta a través de un cajero automático.

Si bien a primera vista puede parecer adecuada, en determinados lugares no es tan fácil acceder a un ATM que opere con redes nacionales. Y, desde el punto de vista monetario, las comisiones asociadas a la transacción son bastante altas.

A la hora de hacer shopping, la duda que suele presentarse es si conviene abonar con tarjeta de débito o crédito.

En general, se aconseja el débito, por dos razones: el tipo de cambio que dan los bancos es más conveniente y porque en tiempos de turbulencias cerrar al cambio de ese momento calma los nervios.

Es que elegir el pago con crédito conlleva el riesgo de que el billete verde suba en el lapso que transcurre hasta el cierre del resumen mensual, que es cuando se hace la conversión de moneda extranjera a la local.

A modo de ejemplo, quienes efectuaron compras fuera del paí­s a inicios de junio, lo hicieron a $25 por dólar. Con el paso de los dí­as,la divisa se disparó y llegó a tocar los $30 pesos.

Así­, si esas jornadas "calientes" coincidieron con la del cierre de la tarjeta, debieron padecer una diferencia cercana al 20%.

Una opción que eligen muchos (en particular los que viajan a Uruguay o Brasil por ví­a terrestre), es hacerse de pesos uruguayos en la frontera, ya que los "cambistas ambulantes" suelen pagar por los pesos argentinos mucho más que las casas de cambio de las inmediaciones.

¿Por qué abonan más? Por la mayor demanda que tienen esos pesos, producto de un tránsito fronterizo hacia ciudades como Gualeguaychú, Colón o Concordia, entre otras, que se incrementó tras la devaluación.

Qué conviene
Si quiere adquirir reales en Argentina, la persona se encontrará con un rango de precios que va de los $7 a los $7,90.

Quienes eligen esta opción deben saber que no todos los bancos tienen divisas del paí­s vecino, por lo que pueden verse obligados a recurrir a una casa de cambio.

Una segunda alternativa es cambiar pesos directamente en Brasil. Es la menos recomendada, ya que la moneda argentina no es muy aceptada, lo que se evidencia en las cotizaciones.

En este caso, deberán convalidar un valor cercano a $7,90 (reales) en San Pablo, $8,33 en Rí­o y arriba de $9 en Florianópolis.

Es decir, según el destino deben convalidar hasta un 30% más que si la operatoria fuese en Buenos Aires.

"En todas las ciudades turí­sticas se puede cambiar dinero. Pero no es fácil hacerlo cuando se dispone de pesos argentinos", reseñan desde Turismo Brasil.

Una tercera opción es viajar con dólares y comprar reales en el lugar de llegada. De todas, es la opción más ventajosa.

En las casas de cambio se está fijando hoy dí­a una paridad que ronda los $7,30 por real (5% menos respecto a la transacción en Buenos Aires).

La cifra surge de dividir $28,20 (que se paga por cada dólar en Argentina) por el poder de compra de esa misma moneda en Brasil, en torno a 3,85.

El uso de plásticos y cajeros
El valor anterior ($7,30 por real) también rige para pagos con tarjeta de débito.

En tanto, quienes usen una de crédito deben saber que dejarán "abierta" la conversión a pesos. Es decir, no tendrán certeza sobre qué cotización deberán afrontar al cancelar el resumen mensual.

Cuando se utiliza un plástico -ya sea débito o crédito- el tipo de cambio es el del mercado oficial. Los pagos se realizan, por ejemplo, en reales, pero la tarjeta los transforma a dólares.

También están aquellos querecurren a los cajeros. En este caso, deben tener en cuenta el alto costo por comisiones.

A la que aplica la entidad o red que administra esa terminal (que ronda los u$s5) hay que sumar la de los bancos argentinos (que promedia los u$s7 pero que llega a ser de hasta u$s16), según información del Banco Central.

Así­, se llega a una referencia que supera lo que se abonarí­a en una casa de cambio de Buenos Aires ($7,70), pero que puede transformarse en $7 por real.

Destino Uruguay
Al igual que en el caso anterior (Brasil), quienes viajan a Uruguay deben tener presente algunos "tips":

1.- Comprar pesos uruguayos en la Argentina: en este caso, el rango de valores será de entre $0,94 y $1.

2.- Cambiar pesos en la nación vecina: De todas las alternativas, es la menos recomendada, pues se repite lo que sucede en Brasil.

Se estarí­a convalidando un cambio de entre $0,85 (Montevideo o Punta del Este) a $0,90 (Fray Bentos). La diferencia en contra es de hasta 20%.

3.- Cambiar dólares por pesos uruguayos: í­dem Brasil, es la estrategia más conveniente.

Con precio de compra de $U30,50 y dólar en Buenos Aires a $28,20, surge una paridad de $U1,08 (rinde un 11%).

En cuanto a las opciones de pagar con débito, crédito o retirar dinero por cajero, vale la misma referencia que para Brasil.

Los costos en Uruguay y Brasil
Un relevamiento de PreciosMundi en ambos paí­ses y su comparación con los valores locales permite analizar algunas diferencias, que quedan expuestas en el siguiente cuadro:

Tomar un café, una cerveza o una gaseosa, resultará entre 5% y hasta casi 30% más barato en Brasil o en Uruguay que en suelo porteño.

Quienes gusten de salir a comer afuera con frecuencia deben saber que les resultará más caro Uruguay que Buenos Aires. Y, en sentido inverso, más barato en Brasil.

En cuanto a moverse en las principales ciudades, el precio del taxi es más reducido tanto en Brasil como en Uruguay, pero la relación se invierte si se recurre al transporte público.

Para aquellos que opten por el auto, el precio de la nafta es muy similar en Brasil que en la Argentina, y es mucho más cara en Uruguay.

Los que salgan de shopping verán que el calzado y la ropa, en general, son más accesibles en Brasil.

En Uruguay, estos productos registran precios muy similares y hasta más elevados que en Argentina.

Qué recomiendan expertos
"En los comercios conviene usar la tarjeta, porque la conversión de los bancos es mejor que la que suelen ofrecer las casas de cambio", apunta Diego Martí­nez Burzaco, economista jefe de MB Inversiones.

Desde una agencia con sucursales en varias ciudades, una fuente consultada por iProfesional afirma: "Hay que comprar directamente la moneda del paí­s al que se viaja para así­ evitar el doble pase del tipo de cambio".

Además, indica que es preferible no llevar en efectivo más del 30% de lo que se tiene previsto erogar y no abusar de las extracciones por cajero.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas