Más artículos

Macri firmó el decreto que permite a las FF.AA. actuar en seguridad interior

Macri firmó el decreto que permite a las FF.AA. actuar en seguridad interior
Lo anunció ayer y hoy lo publicó en el Boletín Oficial. Según explicó en su discurso en Campo de Mayo, es para combatir el narcotráfico y el terrorismo
Por iProfesional
24.07.2018 09.26hs Actualidad

El presidente Mauricio Macri lo anunció el lunes y en menos de 24 horas publicó el decreto que permite la participación operativa de las Fuerzas Armadas en funciones de seguridad interior.

El decreto 683/2018 publicado en el Boletí­n Oficial lleva la firma del mandatario, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

"El ministerio de Defensa considerará como criterio para las previsiones estratégicas, la organización, el equipamiento, la doctrina y el adiestramiento de las Fuerzas Armadas, a la integración operativa de sus funciones de apoyo logí­stico con las fuerzas de seguridad", señala la medida.

Macri anunció el lunes un cambio en polí­tica de defensa nacional, que incluye "colaboración" de efectivos de las tres Fuerzas Armadas en tareas de "seguridad interior" y su participación "en la custodia y protección de los objetivos estratégicos".

En un acto en Campo de Mayo junto al ministro de Defensa, el jefe de Estado afirmó que "es importante" que las fuerzas militares "puedan colaborar con la seguridad interior, principalmente brindando apoyo logí­stico en la zona de frontera, interviniendo frente a la prevención de eventos de carácter estratégicos".

Entre los considerandos del decreto publicado este martes se menciona que como consecuencia de la evolución del entorno de Seguridad y Defensa resulta necesario establecer roles y funciones que deben asumir cada una de las instancias para que contribuyan al eficiente uso de los recursos del Estado.

El jefe de Estado apeló el martes en su discurso a remarcar que la nueva doctrina abarca a las Fuerzas Armadas del "siglo XXI", intentando evitar toda asociación del nuevo plan con el rol del Ejército durante la última dictadura cí­vico militar.

Por su parte, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, explicó que se trata de un plan "a mediano y largo plazo", aunque afirmó que el Gobierno implementará con una "Unidad de Despliegue Rápido" compuesta por diez mil hombres para movilizarse a las zonas de conflicto.

"Las FF.AA. van a seguir preparándose para la defensa de la seguridad nacional, esto no tiene nada que ver con la conflictividad social", dijo Aguad en declaraciones a C5N, al ser consultado sobre el rol de las fuerzas en materia de protestas sociales.

La decisión, que ya despertó polémica y rechazo en sectores opositores, comenzará a ponerse en práctica desde el 1° de agosto, cuando el Ejército comenzará a desplegarse con unos 500 agentes en el programa Escudo Norte, que actualmente está en manos de las fuerzas de seguridad. La intención es que estén en Salta, Formosa y Misiones.

El 90% serán integrantes del Ejército, mientras que el resto será de la Fuerza Aérea. Hay alrededor de 600 militares que custodiarán objetivos que el Gobierno considera "estratégicos" y que hoy se encuentran en manos de la Gendarmerí­a Nacional, la fuerza creada especialmente para el cuidado de las fronteras.

Se trata de una reformulación que busca darle un nuevo rol a las Fuerzas Armadas, en un contexto en el cual la Argentina no tiene una hipótesis de conflicto bélico activa y debe enfrentar amenazas distintas a las de años anteriores.

Pero además, en una situación de muchas crí­ticas por la falta de presupuesto. Sin ir más lejos, semanas atrás se suspendió el desfile militar por el 9 de Julio, y hubo duras crí­ticas por los aumentos otorgados en una primera instancia al personal civil. Todaví­a no se definió cómo será el esquema de despliegue de las bases militares, aunque las unidades serán agrupadas en función de la cercaní­a geográfica y la especialidad.

Los 5 puntos principales de la reforma

1) "Tanto las Fuerzas Armadas como las Fuerzas de Seguridad deben participar de la custodia y protección de objetivos estratégicos, por lo que resulta necesario que el Poder Ejecutivo proceda a la identificación de dichos objetivos y la asignación de responsabilidades de custodia".

En este punto, el propio presidente Mauricio Macri reconoció que las FF.AA. colaborarán en cuestiones de seguridad interior, "brindando apoyo logí­stico en zonas de frontera" y con la custodia y protección "de objetivos estratégicos", esos lugares de interés para la defensa nacional y que podrí­an incluir activos valiosos para el desarrollo como, por ejemplo, reservas de recursos naturales (por ejemplo, Vaca Muerta, o el yacimiento petrolí­fero Cerro Dragón, escenario de una cruenta protesta gremial en 2012 que le significó al paí­s la pérdida de 50 millones de pesos).

2) "Es responsabilidad polí­tica establecer los parámetros y criterios a tener en cuenta para la misión, organización y funcionamiento del Sistema de Defensa en general, y en particular de las Fuerzas Armadas, para que se constituyan en un instrumento de disuasión real, de acuerdo con la percepción de amenaza a los intereses de la nación y sus correspondiente riesgos presentes y futuro".

Así­, se deroga el decreto 727/2006, impulsado por la entonces ministra de Seguridad, Nilda Garré, que establecí­a que los militares únicamente podí­an actuar ante un ataque de un Estado externo.

Con esta modificación, los ataques externos a un paí­s pueden venir de grupos que no necesariamente son Estados y pueden constituir grupos terroristas o narcotraficantes. En este tramo del texto se deja en claro que "el cumplimiento de esta misión primaria no afecta la Ley de Seguridad Interior", aunque se destaca que "no resulta adecuado restringir las potencialidades para la defensa nacional".

3) El nuevo decreto, además, incorpora una nueva doctrina mundial que se impone ante ataques terroristas. Así­, limita el accionar de los militares a "Operaciones en Defensa de los intereses vitales de la Nación; Operaciones en el Marco de la ONU u otros organismos internacionales; Operaciones encuadradas en la Ley N° 24.059 y Operaciones en Apoyo a la Comunidad Nacional e Internacional".

4) Por otro lado, se deja en claro que las FF.AA. no estarán por encima de las fuerzas de seguridad para evitar todo tipo de objeciones. Así­, se señala que "se considerará como criterio para las previsiones estratégicas, la organización, el equipamiento, la doctrina y el adiestramiento de las Fuerzas Armadas, a la integración operativa de sus funciones de apoyo logí­stico con las fuerzas de seguridad".

5) La instrumentación de esta reforma se dará por medio de una modernización de las FF.AA. y una readecuación de estas para "alistar, adiestrar y sostener los medios puestos a su disposición, como así­ también aquellas funciones y responsabilidades asignadas por la normativa vigente, a los efectos de garantizar su eficaz empleo en el marco del planeamiento militar".

Esta parte del decreto es amplia y en su reglamentación se incluirá toda la reforma que prevé el ministro de Defensa, Oscar Aguad, para crear una fuerza de despliegue rápido de 10.000 efectivos que se trasladarán a las fronteras para dar apoyo logí­stico a las fuerzas de seguridad.

Se indica asimismo que la ley 24.948 establece como principio fundamental de la reestructuración de las Fuerzas Armadas la prioridad al accionar conjunto y a la integración operativa de las fuerzas, así­ como con las fuerzas de seguridad en sus funciones de apoyo.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído