Más artículos
El año nuevo trae de regalo subas de hasta el 40% en las alí­cuotas de ART

El año nuevo trae de regalo subas de hasta el 40% en las alí­cuotas de ART

El año nuevo trae de regalo subas de hasta el 40% en las alí­cuotas de ART
Empresarios afirman que las aseguradoras ya notificaron del fuerte incremento a partir de enero, debido a la modificación en su estructura de costos
Por iProfesional
04.12.2009 14.22hs Legales

El decreto que modificó parcialmente la Ley de Riesgos de Trabajo (LRT) y actualizó las prestaciones por accidente sigue generando controversias entre los empresarios, las Aseguradoras de Riesgo del Trabajo (ART) y el Gobierno.

Pese a que la Presidenta se encargó personalmente de llevar calma a los empleadores al señalar la semana pasada que las ART no pueden incrementar las tarifas, algunas empresas ya comenzaron a ser notificadas que a partir de enero la cuota de la cobertura por riesgos laborales será aumentada y en algunos casos hasta por encima de un 40 por ciento.

"Nuestros socios han empezado a recibir notas de las ART que dicen que a partir del 1º de enero la cuota va a pasar de 4% al 9% y en otros casos de 8% al 12%", señaló a iProfesional.com, el presidente de la Asociación de Metalúrgicos de Rosario, Miguel Angel Conde.

Las subas regirán desde enero para las pólizas que venzan ese mes, esto representa aproximadamente el 50% de los convenios. El resto se irá adaptando de acuerdo a los plazos de vigencia.

Los metalúrgicos santafesinos dicen estar "altamente preocupados", pero no son los únicos. Desde la UIA, afirman que los empresarios de Córdoba también les trasladaron sus quejas.

Actualmente el precio promedio de las pólizas ronda el 2,41% de la masa salarial, lo que equivale a $60 por trabajador. Si las ART suben las tarifas, la alí­cuota media pasarí­a al 3,5% del salario bruto que percibe el empleado.

Las principales entidades patronales ya habí­an anticipado esta situación una semana después de la aprobación del decreto 1649, al advertir que el mismo incrementa "los costos laborales, agrava el acuciante y creciente problema de la litigiosidad y pone en riesgo a miles de empresas y sus fuentes de trabajo".

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, cuestionó esta semana la celeridad para lanzar el decreto que modifica la Ley de Riesgos del Trabajo (LRT), al señalar que "hay leyes que salen en 24 horas y eso es un fracaso para nosotros y también para los trabajadores".

Mendez volvió a repudiar la puesta en marcha de la ley de ART y advirtió que la iniciativa puesta en vigencia a través del decreto presidencial "mata a las empresas".

Aunque algunos estudios laboralistas señalan que los cambios en realidad benefician a un sector reducido de trabajadores –los de menor salario, mayor edad y mayor incapacidad por accidente- al tiempo que sirven para mantener el viejo régimen cuestionado por diversos fallos de la Corte Suprema, las principales cámaras rechazaron la medida sin tapujos.

En un duro comunicado, la UIA, la Cámara Argentina de Comercio (CAC), la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), la Asociación de Bancos de Capital Argentino (ADEBA), la Bolsa de Comercio tildaron la iniciativa del Gobierno de "opinable constitucionalidad", ya que "incrementa los montos de pago único, modifica la base de cálculo del salario de la prestación, y elimina los topes a las indemnizaciones".

Las ART tampoco guardaron silencio. Desde la cámara que las nuclea, la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), señalaron que compartí­an algunos términos del decreto, pero advirtieron que hasta que se sancione una nueva ley integral para el sistema "los efectos que produce son contraproducentes para la previsibilidad empresaria", y en consecuencia iban a elevar el costo de los seguros "para poder financiarse".

"Hubo un incremento prestacional considerable, no fue una simple actualización. Por ello, el aumento de la prima se tiene que dar", afirmó la gerente general de la UART, Mara Betiol a iProfesional.com.

La entidad asegura que el traslado a los precios "va a ser gradual y necesario", y que el porcentaje de incremento depende de cada firma. No obstante, destacan que

"de ninguna manera va a implicar desfinanciar a las empresas".

Entre las polí­ticas que barajan, las ART también prevén ajustar sus estructuras comerciales e internas, así­ como un reordenamiento normativo a los efectos de efectivizar el uso del sistema.

La semana pasada Cristina Kirchner intentó poner un freno a las aspiraciones de las aseguradoras. "El decreto (de la Ley de Riesgos de Trabajo) subió las indemnizaciones (por accidente), pero prohí­be que las ART transfieran los costos a los que tienen que pagar el seguro", advirtió.

Asimismo, fuentes cercanas a la UIA y estudios de abogados afirman que los aumentos de las tarifas deben ser autorizados previamente por la Superintendencia de Seguros.

Sin embargo, como las alí­cuotas están fijadas por medio de bandas de precios, es posible que "las ART puedan ajustar los valores siempre y cuando los mismos estén dentro de los cuadros tarifarios", alertan. Accidentes y litigiosidadUno de los objetivos que el Gobierno dice buscar con el aumento de las indemnizaciones para los trabajadores es el desincentivo de la judicialidad.

En este sentido, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, sostuvo que "al disminuir la litigiosidad (por el incremento de las prestaciones), uno de los reclamos principales de los empleadores, esperamos tener un escenario más favorable para contar con una ley de riesgos que realmente apunte a la prevención del accidente y no a la reparación económica".

En los últimos años, el régimen de prevención de riesgos de trabajo vigente demostró que no ha podido detener la escalada de accidentes laborales y la litigiosidad provocada por dicho motivos.

Según las últimas cifras de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, en 2008 se registraron 694.077 accidentes laborales y enfermedades profesionales, un 1,9% más que en 2007 y un 50% más que en 2002, cuando se notificaron 344.045 casos.

En tanto, la UART estima que para este año la cantidad de litigios iniciados será casi un 60% mayor que la de 2008.

"Me mandaron notas de que los mataron con incrementos (de las alí­cuotas de las ART) en Santa Fe y que en Córdoba creció la litigiosidad. Esto va a ser motivo de debate en la UIA", advirtió a iProfesional.com el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

La principal objeción de los industriales al decreto es que no se elimina el "cúmulo" o "doble ví­a", a la que consideran responsable de la "industria del juicio". Desde la central fabril rechazan los fallos de la Justicia que declararon inconstitucionales varios artí­culos de la LRT y que en la actualidad permiten a los trabajadores reclamar las prestaciones fijadas por la ley y también las indemnizaciones fundadas en el derecho civil.

Según la UIA, existen unos 70.000 litigios en espera. Sin embargo, algunos abogados laboralistas cuestionan que la entidad busque "atrasar el reloj de la historia", desconociendo la jurisprudencia de la Corte Suprema, y relativizan la magnitud de la judicialidad por accidentes laborales.

El especialista en riesgos de trabajo, Horacio Schick, explicó que sólo en la rama civil de seguros existen 200.000 juicios y mediaciones en trámite y sólo en el primer trimestre del año 2009 ingresaron 15.000 nuevas causas.

"La litigiosidad (por accidentes laborales) no es elevada, sino que es propia de una norma carente de juridicidad y, además, como se ha demostrado reiteradamente, y esto nunca se menciona, sólo en el sector registrado existieron casi 700.000 accidentes en el último año", señaló Schick.Juan Manuel Barca

(c)

iProfesional.com

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Legales