iProfesional

Argentina tiene en su poder la futura "estrella" de las materias primas

Está presente en celulares, computadoras portátiles, cámaras digitales y, en poco tiempo más, en buena parte de los autos del paí­s y el mundo
22/03/2010 - 14:15hs
Argentina tiene en su poder la futura "estrella" de las materias primas

Está presente en celulares, computadoras portátiles, cámaras digitales y, en poco tiempo más, en buena parte de los autos del paí­s y el mundo. Su relativa escasez lo ha vuelto la nueva y principal obsesión de autopartistas y fabricantes de automóviles de liderazgo mundial.

Y empresas como Toyota y Mitsubishi ya rubricaron acuerdos con compañí­as locales y de la región para asegurarse la provisión de cara a las próximas décadas.

Hoy la Argentina aparece como el tercer productor mundial, pero tiene potencial para transformarse en el primero de lo que algunos expertos denominan la "commodity del futuro" en menos de dos años. El nombre del nuevo objeto de deseo: litio.

Distribuido en los salares de provincias como Salta, Jujuy y Catamarca, y extraí­do mediante técnicas de evaporación, este metal de naturaleza reactiva y versátil se ha convertido en el imán que mayor cantidad de inversiones está recibiendo en estos últimos meses. Su secreto: es el material más dúctil y rendidor para la fabricación de baterí­as.

La profunda inclinación que muestran las automotrices por la producción, cada vez a mayor escala de vehí­culos hí­bridos, sumada a la demanda que viene del sector de la electrónica de consumo, es lo que permite anticipar la explosión del negocio del litio en el mediano plazo.

Un pronóstico en esa dirección: la firma oriental de investigación de mercado Fuji-Keizai sostiene que el mercado global de baterí­as de litio, orientadas sólo a los autos, crecerá a u$s24.800 millones en los próximos cuatro años, frente a los u$s27,5 millones que el mismo sector movió durante 2009.

En la actualidad, japoneses, coreanos y chinos aparecen como los protagonistas de una ola de proyectos y explotaciones que, con epicentro en la Puna argentina, acumulan desembolsos por encima de los 120 millones de dólares.

El rival a vencer es Chile, actual primer exportador mundial de la materia, aunque las grandes cantidades de litio que acumula Bolivia –todaví­a sin explotar– podrí­an aminorar la demanda de producto local. Aún así­, las amplias reservas con las que cuenta la Argentina dejan margen para suponer una mejor posición en la nómina de lí­deres."Argentina está frente a una oportunidad histórica. Hoy las grandes regiones mundiales donde se concentra el litio son el salar de Atacama, en Chile, Uyuni, en Bolivia, y nuestra Puna. La diferencia es que aquí­ las inversiones ya se están llevando a cabo, y con la ventaja de que puede ubicarse más mineral. La vida de un yacimiento de litio puede perdurar por más de 70 años, por lo que eso ofrece mejores perspectivas de inversión a futuro", afirmó a iProfesional.com Facundo Huidobro, director de Mansfield Minera y secretario de GEMERA, la cámara que aglutina a las empresas de exploración que operan en la Argentina.

"Hoy, firmas como FMC Minera del Altiplano, Ady Resources, y la firma Ekeko, por ejemplo, son los que están produciendo o comenzarán a hacerlo en el transcurso de este año. La mayorí­a, muy bien posicionados a nivel mundial y con escala para avanzar en más proyectos", añadió el ejecutivo, quien además es titular de la Cámara de Minerí­a de Salta.Una materia prima clave, de cara al futuro

Más allá de las operadoras en sí­ mismas, lo relevante de la Argentina en el mapa mundial del litio queda expuesto por el movimiento de algunas automotrices, que ya concretaron convenios para asegurarse el material en los próximos años.

El incremento en la producción de vehí­culos hí­bridos explica la tendencia. "La incidencia del litio en la nueva industria es vital. Un auto hí­brido de última generación requiere, en promedio, 10 kilos de ese mineral. Por eso ya genera convenios como el que cerró Toyota en Argentina", sostuvo Huidobro.

A fines de enero último, uno de los proveedores clave de la automotriz mencionada, la compañí­a Toyota Tsusho, se aseguró el suministro a largo plazo de litio en el paí­s, en lo que representa uno de los primeros acuerdos globales de recursos naturales, de cara a la masificación de los autos eléctricos.

Mediante una inversión cercana a los u$s120 millones, la firma pagará por un estudio de viabilidad este año en un proyecto de litio en el Norte operado por Orocobre, que cotiza en Australia, y se quedará con una participación de 25% del proyecto resultante.La decisión de Toyota Tsusho también será replicada por Mitsubishi, que está por cerrar un acuerdo similar con mineras que operan en la Puna. Esta última viene protagonizando una polémica en Bolivia, tras solicitarle al gobierno que encabeza Evo Morales que le otorgue un área de litio para "mantenerla como reserva por 10 años, para cuando se abra completamente el mercado de los hí­bridos".

De vuelta en la Argentina, los empresarios apuestan sin vueltas por la extracción inmediata. "Los capitales asiáticos están mostrándose cada vez más interesados en lo que hace a la explotación del litio. Mientras que los estadounidenses y los canadienses invierten más en la búsqueda, es notorio como japoneses y chinos preparan los desembolsos para intervenir una vez que se ubica el mineral", dijo Huidobro.

Según el empresario, el aprovechamiento del litio que se extrae en todo el planeta se divide de esta forma:

  • El 29% se destina a la fabricación de baterí­as para automóviles y productos electrónicos de consumo masivo.
  • El 20% está dirigido a la producción de aluminios.
  • Otro 20% se utiliza en la confección de vidrios y cerámicas.
  • Un 13% es volcado a la fabricación de lubricantes.
  • Otro 18% se destina a múltiples industrias.

Consultado por iProfesional.com Julio Rí­os Gómez, presidente de GEMERA, sostuvo que el litio "representa el gran interés para los exploradores, y ocupa un lugar preponderante dentro de los más de 20 proyectos de búsqueda de minerales que se pondrán en marcha este año en la Argentina".

"La demanda para hacer baterí­as es cada vez mayor. Hoy Chile controla casi el 50% de la exportación, pero nuestro paí­s podrá jugarle de igual a igual en breve. Algo similar puede decirse del uranio, donde el potencial del paí­s se mantiene latente", aseguró.

Más interés

Otra de las compañí­as que develó recientemente su interés por el litio argentino es la autopartista austro-canadiense Magna, que acaba de invertir u$s10 millones en Lithium Americas a cambio de recibir parte del metal que esta firma extrae también en el norte del paí­s.La decisión de la firma norteamericana responde a un pedido de Ford, que en el último tramo del año pasado le solicitó de manera formal que lleve adelante el desarrollo de un Focus capaz de funcionar a electricidad.

"Para que Argentina acumule más inversiones y se transforme en número uno se tiene que dar una sintoní­a en las condiciones polí­ticas de las provincias. En regulación y demás. El recurso está y es abundante; en eso somos un paí­s privilegiado. Hay que brindar seguridad para que los inversores no se desví­en a otras regiones", concluyó Huidobro.Durante 2009, la Argentina vendió alrededor de 6.000 toneladas de litio a Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, China y Rusia.

Hoy por hoy, las dos mayores empresas productoras de litio del mundo son Qinghau Salt y Sociedad Quí­mica y Minera de Chile. La primera es de origen chino y sus acciones cotizan en el mercado de Shentzen. Su capitalización bursátil alcanza a los 10.375 millones de dólares. La segunda es chilena, su capitalización es de u$s10.360 millones y cotiza en Wall Street. 

Conforme a lo dicho, a la Argentina se le abre una gran oportunidad para capitalizar la extracción de este recurso que, por el uso que se le da y se le dará en el corto plazo, brindará enormes oportunidades de negocios.Patricio Eleisegui

© iProfesional.com