NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Causa de los cuadernos

La Justicia acelera la búsqueda de las coimas que podrían estar en la Argentina

La Justicia acelera la búsqueda de las coimas que podrían estar en la Argentina
Luego de la declaración del financista Ernesto Clarens, el juez Bonadio y el fiscal Stornelli creen que gran parte del dinero se giró a Santa Cruz
19.08.2018 11.22hs Política

El juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli comenzaron este fin de semana una campaña para recuperar los fondos de las coimas para el Estado, para congelar el dinero que está en el exterior y secuestrar los dólares que aún estén en la Argentina.

Los magistrados sospechan que una parte de esos fondos fueron expatriados por el financista Ernesto Clarens, pero esperan que otra parte esté escondida en el Sur y el resto se haya dividido entre los funcionarios intermediarios.

En efecto, tanto Clarens como José López habrían señalado la existencia de empresas off-shore para girar los fondos al exterior. Según los cuadernos de Oscar Centeno, en los seis meses anteriores a la muerte de Néstor Kirchner se recaudaron u$s53 millones, de los cuales el 77% habría sido entregado en el departamento de Juncal y Uruguay y otro 22% se dejó en la Residencia de Olivos. Un 9% iba a intermediarios, Baratta y Julio De Vido.

Pero a partir de los cuadernos, se estima que el total de los fondos llegarían a los u$s200 millones.

De las declaraciones del arrepentido Claudio Uberti y los pilotos del Tango 01 se deduce que el dinero se acumulaba en bolsos o valijas en el departamento de los Kirchner en Recoleta. Al parecer, esos fondos terminaron en el inmueble de la calle 25 de Mayo en Río Gallegos, donde tenían bóvedas que habían comprado al Banco Hipotecario.

Otras sumas estarían en el exterior a nombre de Daniel Muñoz a través de offshores a nombre de testaferros, por lo que la Unidad de Información Financiera está colaborando con el juzgado para congelar esos bienes.

En el caso de Lázaro Báez, Clarens ya había sido mencionado por Leonardo Fariña, quien aseguro que usaba su financiera Invernes para girar dinero al exterior por medio de operaciones de compensación, donde el cliente deposita en Buenos Aires en una cuenta y se le acredita en su cuenta en el exterior una cifra similar, gestionada por la propia financiera, según reveló La Nación.

Te puede interesar