Más artículos

El video de Cristina sobre Florencia: ¿lanza su campaña o prepara un paso al costado?

El video de Cristina sobre Florencia: ¿lanza su campaña o prepara un paso al costado?
El anuncio del viaje a Cuba para cuidar a su hija Florencia causó una conmoción en el ámbito político, donde se trata de interpretar en términos políticos
Por Fernando Gutiérrez - Mariano Jaimovich
15.03.2019 05.58hs Política

Todo lo que le ocurre a Cristina Kirchner es político. Así se trate de un cumpleaños, una mudanza, el nacimiento de un nieto, un viaje, un problema de salud, una citación judicial… Y es por eso que su video con el que comunicó su imprevisto viaje a Cuba para cuidar la salud de su hija Florencia desató la inevitable ola de especulaciones políticas.

¿Es la previa a un anuncio para bajarse de su candidatura? ¿O, por el contrario, es el lanzamiento de la campaña con eje en la victimización? ¿Es una estrategia para atenuar las denuncias judiciales anteponiendo argumentos emocionales? ¿Es un mensaje al Gobierno, a la Justicia o a su propia base militante?

De esas cuestiones se habla hoy en los medios, en las redes sociales y en los círculos políticos, tanto del macrismo como de la oposición. Los hashtag vinculados a Florencia fueron "trending topic".

La propia vaguedad de Cristina al referirse a la dolencia de su hija fue lo que alimentó los rumores. Es así que los medios comenzaron a competir para ver quién conseguía primero el diagnóstico de Florencia.

Hubo algunos testimonios extraoficiales, como el de Eduardo Valdés, legislador del Parlasur y ex embajador ante el Vaticano, quien dijo que había visto a Florencia y que sufría de "ataques de pánico"

"Estuve con la expresidenta el domingo; le habían contado que su hija no estaba bien, y por eso decidió viajar, hay mucho de ataques de pánico; permanentemente, Florencia sentía a través de transcendidos periodísticos que la iban a detener, no podía conciliar el sueño", contó Valdés.

Luego, cuando finalmente se supo que la afección de Florencia era linfedema –un trastorno vinculado a la acumulación de líquido linfático en las piernas- ya la especulación se había instalado respecto de si era realmente necesaria la internación en Cuba.

Los médicos consultados por los medios pusieron en seria duda que haya algún servicio de salud en Cuba que pueda considerarse superior, sea en formación o tecnología, a la argentina.

Y, por lo tanto, fue inevitable la especulación qué tan justificada estaba la internación de Florencia en Cuba. Es en ese punto en el que surgieron los recordatorios en el sentido de que no existe un tratado de extradición entre Cuba y Argentina.

Con esos elementos a la vista, la conclusión de muchos fue obvia: Cristina está protegiendo a su hija que, a diferencia de Máximo y de ella misma, no cuenta con fueros parlamentarios que impidan su encarcelamiento en las causas judiciales que investigan los negocios de la familia.

Florencia está procesada con la acusación de asociación ilícita en las causas "Hotesur" y "Los Sauces". Allí se investiga el desvío de dinero de la obra pública que, presuntamente, habría usado como pantalla los negocios hoteleros e inmobiliarios de la familia Kirchner.

El permiso de permanencia en Cuba para la hija de Cristina vence el 18 de marzo, luego de una extensión concedida por la Justicia a pedido del abogado Carlos Alberto Beraldi. El permiso de la expresidenta es de una semana.

Pero estos detalles sobre permisos de salida del país tampoco frenaron la especulación. Dado que la propia expresidenta acusó repetidas veces a la Justicia de falta de imparcialidad, y hasta de connivencia con el Gobierno de Mauricio Macri para hostigarla, la especulación se tornó inevitable: para muchos, la permanencia de Florencia en Cuba tiene, como motivación principal, más una protección judicial que una recuperación sanitaria.

Por caso, el diputado macrista Fernando Iglesias creó controversia desde su cuenta de Twitter al escribir: "Victimizarse en lugar de dar explicaciones y hacer campaña con la enfermedad y la muerte. Peronismo. Destruyendo la Argentina since 1943".

El diputado no dudó en atribuir el viaje de Cristina a una operación política destinada a instalar la "victimización de la familia".

Un video con tono de campaña

Pero más allá del hecho en sí sobre la internación de Florencia y el viaje de Cristina, está el video que la ex presidente subió a las redes sociales.

Voz entrecortada, música emotiva, discurso con subtitulado, fotos blanco y negro alternando con videos mostrando las distintas etapas de la vida de una joven… El video con el que Cristina Kirchner tiene un aspecto muy profesional y lleva el sello inconfundible de las producciones con las que siempre se ha manejado el kirchnerismo a la hora de generar golpes de impacto en la opinión pública.

Lo cual llevó a que el mensaje de Cristina fuera interpretado también en términos políticos. Más concretamente, si el video puede interpretarse como la preparación del terreno para algún anuncio importante, vinculado a la campaña.

Quienes así lo leyeron recordaron los antecedentes de Cristina a lo largo de su gestión. Todos los momentos importantes del kirchnerismo estuvieron asociados a cuidadas puestas en escena y producciones audiovisuales. Ocurrió así, por caso, cuando en 2013 la ex presidenta volvió de su licencia médica tras la operación craneana y aprovechó la ocasión para abandonar el luto, o cuando apareció con la pierna enyesada en plena conmoción por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

"El formato de la pieza que ella utiliza para transmitir su mensaje es evidentemente electoral y no quiso disimular ese tono en el mensaje", observa Lucas Romero, director de la Consultora Synopsis, uno de los que está convencido de que Cristina sí será candidata.

Su interpretación es que si la ex mandataria hubiese querido simplemente transmitir a su gente una noticia sobre su sufrimiento a nivel personal, habría elegido otro recurso más simple. El formato elegido ratifica, a su entender, el sentido político del mensaje.

"De hecho, hoy los comunicadores dicen que se ganan las elecciones contando historias. No hay ningún elemento como para pensar que se vaya a bajar", argumenta Romero.

Otro politólogo que pidió opinar en off the record sostuvo que el video de la expresidenta podía tener el objetivo de resolver un problema de campaña.

"Florencia es un flanco débil y Cristina decidió resolverlo y sacárselo de encima ya que ponía en riesgo la situación de ella. Con esta estrategia, la idea sería mantener ocho meses en ese país a su hija hasta que pasen las elecciones", apunta el analista.

Por su parte, el politólogo Sergio Berensztein observa que hay una nueva estrategia de comunicación: "Trata de construir una buena imagen de sí misma. Y ella necesita enfatizar atributos humanos de empatía, de calidez, enfatizar su rol de mamá, para conectar con el electorado".

Y cree que el hecho de que la opinión pública haya reaccionado con interés sobre la situación de salud de Florencia "es exactamente lo que necesita Cristina", en el sentido de que al ser percibida en esa faceta de madre preocupada atenúa el impacto negativo de sus causas judiciales.

De todas formas, se pemite dudar sobre la eficacia del mensaje: "Ella arma una situación bastante artificial, con música de fondo, y eso le quita un poco de credibilidad".

Entre los analistas más claramente alineados con Cristina, no caben dudas: el mensaje está fundado en un hecho de salud causado por la persecución judicial y que no afecta en absoluto la candidatura.

Es el caso del encuestador y consultor Artemio López, que afirma: "Al video hay que interpretarlo como lo que es, una denuncia tremenda de un hecho dramático que involucra a la justicia argentina y se ha propagado por una parte del periodismo. No hay nada político que exceda la denuncia especifica".

¿Preparando un paso al costado?

Pero claro, no todos opinan igual. Hay analistas que, a raíz del mensaje, aumentaron sus dudas sobre la viabilidad de una candidatura de Cristina para la elección de octubre.

El consultor Ricardo Rouvier plantea que el video puede ser "más un paso al costado que está dando como candidata, en vez de una aceleración para mostrarse como tal. Necesita brindar una razón suficiente y sólida para bajarse, que es real y tiene que ver con su hija, ya que no es suficiente para su gente que se aparte sin una justificación de peso".

También la consultora Analía del Franco expresa dudas sobre una candidatura de Cristina. "No ve cristalizado un apoyo general y tiene muchos flancos donde el oficialismo puede hacerla tambalear. Además, me da la sensación que el lugar de ella como candidata no le sirve para la unidad a la oposición".

En ese sentido, rechaza que el video pueda verse como un lanzamiento de campaña, sino más bien como una intención de dar su versión oficial sobre los hechos antes de que los medios difundieran la noticia del viaje a Cuba.

Entre los más convencidos de que la expresidenta no se postulará figura Jorge Giacobbe, un analista político conocedor del universo peronista. "En realidad, desde hace un año estoy sosteniendo que ella no será candidata, porque no están dadas las condiciones personales ni políticas ni de contexto internacional. Así que esta noticia de su viaje no hace más que reafirmar mi convicción", afirma.

Se atreve incluso a llegar más lejos e insinuar que CFK podría estar barajando la posibilidad del exilio y que eso es lo que justifica su discurso autovictimizante. "No sería raro que esa fuera la estrategia, porque irse del país la dejaría como una mártir en el exilio y le resuelve un problema al peronismo".

Desde su punto de vista, el dirigente llamado a tomar la posta del espacio kirchnerista es Axel Kicillof, que mide bien en las encuestas.

En todo caso, la controversia del viaje a Cuba recién empezó. Y, si algo queda en claro, es la vigencia de la capacidad de Cristina Kirchner para hacer que todo el país hable de ella.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter:
Te puede interesar
Zoom Recomendadas