Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Julio Burdman: "Macri tiene complicada su reelección, lo más probable es que pierda"

Julio Burdman: "Macri tiene complicada su reelección, lo más probable es que pierda"
El reconocido politólogo que escribe en la consultora Analytica dialogó con iProfesional sobre la necesidad de los candidatos de ampliar sus coaliciones
Por Mariano Jaimovich
26.03.2019 06.19hs Política

"Si Cristina o Macri se mantienen en el núcleo duro y no se corren al centro es porque quieren perder". La llamativa sentencia pertenece al politólogo Julio Burdman, fundador de la consultora Observatorio Electoral y especialista de Analytica.

El analista, uno de los más consultados en este contexto electoral, pone el foco en cómo se desarrollará la polarización entre las dos fuerzas. Y pone en duda que Cristina Fernández de Kirchner, en caso de ganar, esté preparada políticamente para hacer un Gobierno de ajuste, tal como lo pide el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

En lo que respecta a Macri, considera que "no hay Presidente" que pueda ser reelegido en un marco de economía en caída y tras hacer un acuerdo con el FMI. Por eso, observa que a pesar de haber mantenido el 30% del electorado unido, "hoy al Gobierno le cuesta sumar un voto más".

A continuación la profunda charla que tuvo Julio Burdman con iProfesional.

-¿Cómo considera que se configura el escenario electoral tras las declaraciones de Cristina sobre la situación de su hija?

-En este momento los aspectos personales en torno a la imagen de Cristina pasan a un segundo plano porque lo "groso" que se viene se va a jugar en otro nivel. Ni va a avanzar la Justicia contra ella, ni tampoco veo tanta preocupación social por su situación judicial como antes.

-Y en general, ¿qué le llama la atención?

-La característica es que en la mayoría de las provincias se están desdoblando las elecciones, lo cual indica que buena parte de los jefes políticos provinciales, sobre todo del peronismo que es mayoría en el interior, se despegó un poco de lo que pasa a nivel nacional, para que su proceso provincial no sea arrastrado. Algo entendible porque las dos fuerzas nacionales grandes, que son Cambiemos y peronismo/kirchnerismo, tienen problemas para constituirse con ofertas ganadoras.

-¿Cómo considera que se configurará el oficialismo?

-El oficialismo mantiene intacta su base de apoyo porque fue exitoso al evitar que alguien más le dispute a Mauricio Macri el liderazgo del antiperonismo, que es alrededor del 30%. Por eso, su principal amenaza sería que haya otro candidato que pugne por ese porcentaje, hecho que no está sucediendo.

-Entonces, ¿cuál es el problema que tendría Macri para ser reelecto?

-El gran problema que tiene es que a pesar del éxito de haber mantenido ese 30% unido, hoy le cuesta sumar un voto más, porque el otro 70% de la sociedad está enojada con el Gobierno. La razón fundamental es la economía, ya no tiene expectativas positivas y se le fue el sueño que esto vaya a cambiar.

-¿Y si la situación económica mejora un poco?

-Varios economistas dicen que esto no tiene chances de cambiar, por lo tanto, el Presidente tiene complicada su reelección y pienso que lo más probable es que pierda. Si vamos a los antecedentes internacionales, no hay un presidente en un marco de la economía cayendo y que haga un acuerdo con el FMI que gane una reelección. No hay uno solo, salvo en Grecia, pero es un caso en un contexto pésimo con una oferta política destrozada y con el surgimiento de extremismos. Por eso, Macri puede agarrarse de esa excepción, pero no tendrá el terreno fácil con la misma alianza y discurso que hasta ahora.

-En base a su razonamiento, ¿de qué manera se debería reconfigurar Cambiemos para poder llegar a ganar?

-Creo que Vidal debería ser la candidata pero en un marco de otra forma de alianza. Ella tiene una superioridad respecto a Macri en un escenario de balotaje.

-Pero no parece ser la situación actual porque públicamente Macri anunció que él será el candidato y que irá por la reelección…

-Sí, es lo que opina hoy la Casa Rosada, con Marcos Peña como principal figura del cuadro político, que va a insistir y morir con las botas puestas en la fórmula. El esquema discursivo oficial que se planteó a inicios de mes en el Congreso de la Nación es el anti-kirchnerismo como premisa general, y hacer punta en cuatro temas fuertes: seguridad, obra pública, anticorrupción y política exterior o inserción en el mundo. En resumen, con estos puntos mantiene unido a su propio electorado, pero falta el tema económico, que es con lo que el otro 70% está enojado. Así, el gran problema de Macri es que no puede crecer más allá de su núcleo duro.

-¿Puede revertir el oficialismo esta situación?

-Siempre hay salida, creatividad y nuevas formas de encontrarles soluciones a los problemas en la política porque se caracteriza por eso, tiene plasticidad y muchas variables en juego, porque un líder político puede sacar un "as" de la manga todo el tiempo. Lo que no veo es que pueda apostar a la fórmula tal cual está, hace falta una reconfiguración, como por ejemplo sumar a Urtubey o Lavagna a la coalición.

-Suena raro el nombre de alguien como Lavagna en Cambiemos, al que más se mencionó fue a Lousteau…

-Lousteau es el universo Cambiemos, no aporta cosas de afuera. Incluso es un riesgo porque puede sacarle votos desde adentro a Macri.

-¿Cuál es el candidato que hoy puede hacerle fuerza al oficialismo?

-El mayor riesgo para el Gobierno es una coalición amplia con Cristina adentro. Creo que si el oficialismo piensa que va a enfrentar a una Cristina rodeada por Luis D´Elía, La Campora y alguna otra figura de esas características, está equivocado, porque la oposición se va a rearmar y va a presentar una oferta que sea atractiva para la mitad más uno de la población. O sea, si no hace eso es que se propone perder. El peronismo es un movimiento político muy habilidoso en formar mayorías, hoy tiene todo para hacerlo.

Ojo, no podemos descartar por completo que el peronismo no quiera ganar. Si se tiene en cuenta que el gobierno que viene va a ser complicado, que va a tener que lidiar con la situación económica con desequilibrios macro, una deuda enorme del 80% del PBI y muchos vencimientos en los próximos cuatro años, es probable que muchos candidatos, consciente o inconscientemente, no tengan ganas de ganar.

-¿Quiénes son los candidatos que aparentan querer no ser elegidos?

-La pregunta es por Cristina, porque no se si está preparada políticamente para hacer un gobierno de ajuste, no creo que ese sea el lugar donde ella la tenga más clara. Es que los problemas se pueden seguir acentuando y el Presidente que venga se va a tener que sentar el primer día con el FMI, no sé si es el gobierno que Cristina va a querer hacer.

-Por los últimos movimientos, ¿piensa que Cristina se va a presentar o que va a "bajarse" a cambio de inmunidad?

-Creo que el tema judicial va perdiendo importancia con el correr del tiempo porque estamos casi en las elecciones y no se consustanció ningún caso para ella en el corto plazo. Y con lo politizada que es la justicia en Argentina, si gana un peronismo con Cristina adentro la probabilidad de tener a Bonadio y Stornelli con el florete en punta va cayendo. Y si Cristina va a poner otro candidato a Presidente va a pedir muchas más cosas que eso, como una reivindicación y querer tener bastante influencia en lo que suceda con el futuro gobierno.

-¿Ve posible qué haya una coalición del peronismo que se una de la mano de Cristina?

-Cristina puede sumar a la fórmula algún representante peronista del "otro mundo", alguien que fue anti K pero que ahora se ha moderado y con el que ya ha acordado a nivel provincial, como pasó en Entre Ríos o Tucumán. Significa que el peronismo se une. En ello hay que ver si Cristina se presenta como un león herbívoro o si pone otro candidato. Lo cierto es que ella es el ala más de izquierda que tiene el peronismo en este momento, cualquier otro candidato será más moderado.

En resumen, el desafío del peronismo es sumar a su oferta de bloque con Cristina a una figura muy digerible, como Lavagna o Solá, para atraer a los fondos de inversión, bancos y grandes centros urbanos argentinos. Con eso y discursos amigables puede lograr la unidad en Argentina, para no tener un 30% en la calle con cacerolazos y marchas tipo "8N", porque generaría condiciones para que todo se vea mal. Para ganar, simplemente necesita agregar a 5% más del electorado.

-¿Qué sucede con la gente que no quiere votar al Gobierno pero tampoco a Cristina y no encuentra una tercera alternativa?

-Toda la masa de peronistas, radicales y socialistas, ya se dio cuenta que no puede armar una tercera vía porque Argentina está fragmentada, tenemos una situación de tanta bronca en la calle que hoy los candidatos que la representan te parten una tercera fuerza, como Del Caño o Espert, e impiden que haya un representante con 30% de los votos.

-¿Cuál es el futuro del peronismo que quiere dejar atrás al kirchnerismo?

-Creo que el peronismo anti K va a desaparecer por el peso propio de las circunstancias, su gran fracaso se debe a que no supo aparecer en las encuestas. Tuvo un error estratégico: discutió con Cristina en los medios pero no en la calle. Debería haberla corrido por izquierda, es decir, representar al votante que es fiel a ella y está más enojado por la situación económica, que no es el de Almagro o el televidente de "678", sino el pobre peronista tradicional. Ahora para destacar, algo que sí hizo bien fue ganarse la confianza de muchos factores de poder.

-¿Considera que hay una moderación en los políticos en los últimos meses?

-Creo que el conjunto de la dirigencia está empezando a entender que está complicada la cosa y el país no se puede dar el lujo de otra grieta, porque es como el lujo de los ricos en cierta forma, porque grieta con crisis es Venezuela. Por lo tanto, creo bastante en la mesura colectiva.

-¿Pero el artífice de la creación de la grieta no fue el kirchnerismo?

-No, la grieta la crearon entre todos, es una construcción colectiva. La Argentina pacífica y "bon vivant" que tenemos, donde la gente no quiere sufrir demasiado, fue una especie de lujo que tuvimos cuando la cosa no parecía tan oscura.

-¿Quién ve que sea el próximo Presidente en este marco?

-Será el fruto de la mejor coalición que se arme, por eso planteaba al principio que tal vez Macri pueda dar una vuelta de tuerca y cambiar la coalición. El primero que la construya y se corra al centro será el ganador. Hoy veo mucho más flexible y más corrido al centro al kirchnerismo que al macrismo. Ojo, a lo mejor Macri no lo hace porque no tiene ganas de ganar y quiere irse.

-Es fuerte lo que dice…

-Es que hoy en día si Cristina o Macri se mantienen en el núcleo duro sería demostrar querer perder. Es no hacer lo necesario para ganar.

-En Cambiemos mientras se discute quién acompañará a Macri, con nombres como Patricia Bullrich o Carolina Stanley....

-Stanley sería más de lo mismo, pero Patricia Bullrich sería un cambio porque no sólo representa un tema fuerte en la agenda sino también un giro en la concepción de Cambiemos en el poder porque es la única que proviene de la política tradicional, tiene su propio discurso y puede ampliar la coalición. Pero poner a ella sería reconocer que la formula de Cambiemos se agotó.-

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Política
Te puede interesar