LEÉ AHORA Pagan más por plazos fijos y comprás dólares más baratos: bancos apuestan al online y a que no pises la sucursal Más información
Más artículos

Fornoni: "La campaña del miedo contra Cristina es hoy el principal activo que tiene Cambiemos"

Fornoni: "La campaña del miedo contra Cristina es hoy el principal activo que tiene Cambiemos"
La directora de la consultora Management & Fit cree que se le está terminando el tiempo al "tercer espacio" para afirmar sus posibilidades electorales
Por Mariano Jaimovich
24.04.2019 05.49hs Política

Son días calientes para los encuestadores, más requeridos que nunca luego de la escalada inflacionaria que le hizo perder puntos al macrismo y pone una nota de incertidumbre en el panorama electoral. Bajo esta radiografía del país, la analista política Mariel Fornoni, directora de la consultora Management & Fit, habló con iProfesional sobre el agrupamiento que pueden adoptar los posibles candidatos presidenciales.

En un diálogo con este medio, en torno al 7mo. Congreso Económico Argentino, no esquivó opinar sobre la complicada situación de Cambiemos, las faltas de definición del kirchnerismo y la poca solidez que hoy muestra el resto de la oposición.

Al respecto, considera que si para fines de mayo Alternativa Federal no termina de concentrar la atención de los votantes, "probablemente se vuelva a generar una mayor polarización electoral" a nivel general.

Fornoni, que es consultora del BID en proyectos de desarrollo social, se formó bastante alejada del ámbito político: es Licenciada en Administración y Doctora en Dirección de Empresas de la Universidad de Valencia (España).

Asimismo, la experta sostiene que el principal responsable de la polarización de la política argentina es el propio Gobierno: "En vez de subsanar la grieta, la profundizó cada vez más en función de lo electoral".

-¿Cuál es el panorama electoral que observa en este escenario tan incierto y con pocas definiciones?

-Lo resumiste muy bien. Vemos una elección donde si bien hay mucha expectativa, también es bastante negativo el clima porque la gente está mirando a quién vota para que no gane otro. Es que los espacios no generan gran atractivo por sí mismos, entonces la idea que se tiene es votar a Macri para que no gane Cristina o viceversa. O votar a Lavagna para que no gane ninguno de los dos anteriores. Esa es la única certeza que tiene la elección.

-¿Por qué sucede este fenómeno?

-Porque la realidad es que llegamos a un escenario absolutamente polarizado, donde desde hace tres años a esta parte Macri ganaba una elección por dos puntos porcentuales, y la realidad es que en vez de subsanar la grieta, se amplió o profundizó más en función electoral, y no se ha podido calmar esto. Es que unos no quieren que ganen los otros y al revés. Quizás los votantes de Macri, muchos desilusionados por la gestión de gobierno específicamente, tampoco quisieran que vuelva Cristina. Entonces, muchos de ellos buscan una figura alternativa pero todavía no la terminan de encontrar.

-¿Cómo queda posicionado Cambiemos en este panorama?

-Vemos una gestión de gobierno muy golpeada, con unos 26 puntos porcentuales de aprobación nacional y un nivel más bajo en la provincia de Buenos Aires y en otros distritos. El tema es el después, una vez llegado el momento de la elección, todavía en términos de intención de voto, y suponiendo que Cristina sea candidata (algo que tampoco anunció explícitamente), cada una de las partes registra alrededor de 30%. A ellos se les suma una tercera fuerza que no encuentra el candidato que pueda representar un espacio que, de alguna manera, sea sustentable en el tiempo.

-¿Por qué no surge este "tercer" candidato que se diferencie de Macri y Cristina? ¿Qué falla?

-Es que a Alternativa Federal no se lo ve como un espacio. En 2015 cuando Macri, Carrió y Sanz disputaron la interna en el espacio que se conformó como Cambiemos, la gente lo veía como una agrupación en la cual el que fuera a ganar esa primaria iba a tomar los votos del resto de los postulantes porque se veían como un conjunto. Hoy, la verdad es que a los candidatos de Alternativa Federal todavía no se los está viendo unidos, sino que se los ve por distintos lados a Massa, Lavagna, Pichetto, Urtubey y alguno más que pueda surgir, pero no tienen un denominador común que puedan leerse como un todo. Esto es producto de los mismos candidatos que hacen declaraciones cruzadas, que tienen distintas ideas, algunos prefieren el consenso y otros la interna, entonces en esa búsqueda de soluciones la gente empieza a ver otra vez para el lado de lo que tiene como "más seguro", Cristina o Macri.

-¿Hasta cuándo tendría tiempo Alternativa Federal para agruparse como una nueva fuerza con posibilidades reales?

-Si para fines de mayo ese espacio no termina de concentrar la atención, probablemente se vuelva a generar una mayor polarización. Es decir, si para esa fecha las encuestas no muestran tres tercios entre ellos, Cambiemos y el kirchnerismo, y no se siente que hay reglas claras para llevar adelante una interna en esta nueva fuerza, evidentemente se va a terminar logrando una mayor polarización entre Macri y Cristina.

-Entonces no ve una oposición unida…

-Cada uno de sus integrantes tiene una partecita del electorado, entonces si gana la interna Massa no sé si sería votado por aquél que prefiere a Lavagna, o al revés. No se ve un denominador común para este grupo de políticos, le está faltando eso. Entonces la intensidad de la cantidad de votos que puede llegar a reunir va a venir producto a eso. Si logran establecer una sociedad, o una interna que sea consistente, va a generar un mayor volumen de apoyo.

-En este contexto económico complejo, con volatilidad en el dólar e inflación alta, ¿piensa que Macri pueda ganar?

-La realidad es que hoy las probabilidades están, pero me parece que a diferencia de otras oportunidades, donde a falta de dos meses para una elección era muy poco el tiempo que faltaba y estaba todo jugado, ahora existen más interrogantes que respuestas. Dos meses puede parecer poco, pero si se profundiza la crisis económica puede ser muchísimo tiempo. Entonces, por un lado, Macri está mucho más atado a la economía y Cristina a su situación judicial. En ambos tenés demasiadas incertezas como para saber qué puede pasar. Creo que están todas las bolillas en el bolillero, las de Macri, las de Cristina y la de Alternativa Federal, pero todavía se están mezclando.

-Hablaba de Cristina, donde existen muchos interrogantes sobre su candidatura, ¿cree que se va a presentar?

-La realidad es que Cristina, teniendo la intención de voto que tiene, es difícil pensar que no fuera a presentarse. También va a depender de cómo siguen estos dos meses. Si la economía se sigue cayendo y Cristina tiene más probabilidades, es probable que se presente. Pero es difícil entrar en la racionalidad de decisión de Cristina. También es cierto que ella midió más cuando no apareció que cuando apareció, entonces hoy no está en campaña, la gente no la ve y, tal vez, tiene un recuerdo que antes vivía mejor que ahora. Hay que ver qué pasa con Cristina en campaña: qué actitud toma y cómo lo lee la gente.

-¿Cómo pueden afectar en sus aspiraciones electorales las causas judiciales que afronta?

-Evidentemente sí pueden afectarla. El voto duro de Cristina está y ya ha visto de todo sobre ella, pero después la gente es muy pragmática y hace una cuenta simple: cómo vivía antes y cómo vive hoy. La verdad que el tema de la corrupción siempre fue importante, pero cuando la situación económica apremia muchas veces las decisiones que se toman son diferentes.

-¿Qué puede llegar a hacer Cambiemos para salir a ganar si la situación económica no repunta?

-Me parece, por lo que se ve, que apelará a la campaña del miedo contra Cristina, que hoy, diría, es su principal activo.

-En las elecciones del interior del país el oficialismo tomó una posición ambigua de no apoyar a sus candidatos, pero sí acompañar a otras fuerzas. ¿A qué se debe?

-La verdad es que los representantes "fuertes" del Gobierno en el interior son muy pocos, la mayoría de los gobiernos provinciales tienen otro signo político. Tal vez Cambiemos no logró en este tiempo tener referentes políticos de envergadura. Entonces, en la medida que ve que sus candidatos pueden quedar terceros o en una posición desfavorable, dejan de apoyarlos para estar más cerca del triunfo antikirchnerista. Eso es lo que estuvo pasando en las elecciones que ya se han realizado este año y es lo que seguirá pasando en las que siguen.
También creo que es una lectura errónea generalizar estos resultados, porque las elecciones provinciales tienen una lógica propia y no siempre responden a los intereses nacionales.-

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas