Más artículos

UVA, alquileres, góndolas y despidos: la agenda del Congreso quedó virtualmente congelada

UVA, alquileres, góndolas y despidos: la agenda del Congreso quedó virtualmente congelada
La oposición culpa al macrismo por el empantanamiento del trámite legislativo. Acusa a Cambiemos de postergar indefinidamente las leyes de índole económica
Por Sebastian Albornos
08.05.2019 06.23hs Política

Por diferencias internas, el bloque de Cambiemos decidió no presentarse al debate por la ley de góndolas en el plenario de comisiones de Diputados que estaba convocado para este martes, por lo que la discusión se pospuso.

Este hecho ocurrió pocas horas después de que se postergara la discusión en el recinto, en donde se iban a debatir diversos temas, entre ellos la ley de financiamiento de los partidos políticos.

Diversas fuentes opositoras consultados por este medio coincidieron en apuntar contra Cambiemos, a quien acusaron de no buscar consensos sino de imponer sus proyectos sin cambios o con modificaciones superfluas.

Por otro lado, los distintos encuentros en comisiones que se suspendieron se debieron también a que legisladores del interior en donde se aproximan las fechas de elecciones locales decidieron no viajar a la ciudad de Buenos Aires luego de que se oficializara la caída de la reunión plenaria y aprovechar ese tiempo para agilizar la campaña electoral. Por ejemplo, en Córdoba este domingo se elige gobernador y casi ningún diputado decidió viajar.

En principio, la actividad normal se retomaría la semana próxima. De todas maneras, desde el massismo y Argentina Federal indicaron que el oficialismo gana tiempo para delinear su estrategia ante los diversos reclamos para tratar temas económicos como la emergencia laboral (con la consecuente prohibición de despidos), los topes a las cuotas de las deudas hipotecarias calculadas en UVA, y la denominada "ley de góndolas", que pretende ampliar la oferta de productos en supermercados.

En este punto, la diputada massista Marcela Passo indicó que la próxima semana tratarán de "continuar con el debate sobre este tema tan importante para todo lo que tiene que ver con la situación del mercado de los alimentos y la situación que está atravesando nuestro país".

Para el antimacrismo, la crisis de Cambiemos se debe a que no pueden ponerse de acuerdo a la hora de debatir distintas iniciativas, como la mencionada ley de góndolas. Es que una parte del oficialismo sigue a Elisa Carrió, una de las impulsoras de este tema, mientras que otro considera que no deben inmiscuirse en el mercado.

Para cerrar esta grieta, representantes oficialistas se reunieron para intentar unificar una postura, pero no obtuvieron resultados.

No hay que pasar por alto que Cambiemos, pese a estar en minoría, aún puede trabar el tratamiento de esos proyectos gracias a su manejo de las comisiones parlamentarias. Además, no tiene mucho margen para tratar alivios tributarios y beneficios sociales sino que buscará copar la agenda parlamentaria con iniciativas que tengan que ver con seguridad, Justicia y transparencia en el financiamiento de las campañas electorales.

Si bien el debate quedó postergado, en principio, hasta la semana próxima, las fuentes consultadas no descartaron que la falta de consensos y la proximidad de las campañas electorales de cara a las PASO del 11 de agosto obliguen a reprogramar la sesión.

La oposición buscaba avanzar en la sesión del miércoles con la nueva legislación sobre Extinción de Dominio para dar de baja el DNU firmado en enero por el presidente Mauricio Macri.

A principios del mes pasado, en Diputados, el peronismo (tanto el dialoguista como el kirchnerista) le envió una carta al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, para que convoque a una sesión especial para tratar proyectos resistidos por el macrismo.

De todas formas, no se descarta que algunos proyectos puedan llegar a aprobarse en sesiones especiales, lo cual pondría a Macri en la disyuntiva de asimilar la derrota parlamentaria o aplicar el veto presidencial.

Pese a que se daba por descontado que habría muy poca actividad, la mayoría de las reuniones (una o excepcionalmente dos por mes) se iban a llevar a cabo durante la primera parte del año. Pero esta situación se torna cada vez más improbable porque se acercan las primarias obligatorias de agosto y las generales de octubre.

En este escenario también parece improbable que se debata la nueva "ley de alquileres", prometida por el oficialismo, que obligaría a los propietarios a hacerse cargo de las comisiones inmobiliarias de la transacción.

Temas relacionados
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído