Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

A contra reloj, Vidal intenta un "operativo seducción" sobre el peronismo conservador para achicar diferencias con Kicillof

A contra reloj, Vidal intenta un "operativo seducción" sobre el peronismo conservador para achicar diferencias con Kicillof
La apuesta de la gobernadora bonaerense es generar un masivo corte de boleta que le permita reducir la diferencia que el kirchnerismo saca en la provincia
Por Mariano Jaimovich
06.08.2019 17.40hs Política

Las calculadoras echan humo en los bunker de campaña y, sobre todo, en los de María Eugenia Vidal y Axel Kicillof, que disputan el crucial distrito de la provincia de Buenos Aires, que representa el 37% del padrón electoral y tiene un peso numérico y simbólico que lo hace central en esta elección.

El número mágico es 130.000: es lo que representa cada punto porcentual de votantes en la provincia. Y por eso es clave el dato de la afluencia de votantes que haya en estas PASO. Según el consenso de todos los analistas, a mayor nivel de concurrencia, mayores son las chances de Vidal, mientras que si la votación es baja, suben las posibilidades de Kicillof.

Es decir, la presunción es que ese segmento de la población que duda sobre si votar o no -en general, ciudadanos del segmento socioeconómico más bajo, gente apolítica y desinformada- cuando finalmente concurre a las urnas favorece al oficialismo.

Así lo demostró la legislativa de 2017, dado que Esteban Bullrich pudo revertir su derrota en las PASO por la diferencia en la asistencia de votos entre agosto y octubre.

Es por eso que el foco principal del equipo de Vidal es llegar a esos sectores y convencerlos de acudir a votar. De hecho, ese fue el mensaje central en los últimos días. "Vayan a votar aunque no sea obligatorio", dijo la gobernadora en un acto de Quimes, hablando ante un auditorio de jubilados, uno de los sectores más buscados por todos los candidatos.

En la vereda de enfrente, la preocupación de Axel Kicillof es mantener alineada a la "tropa", donde se han detectado actitudes sospechosas de querer jugar a dos puntas. No sería la primera vez que ocurriera: ya van varias elecciones en las que un intendente peronista obtiene mejor performance que el presidente o el gobernador de su propio partido.

Por eso Kicillof intenta sacar todo el provecho de compartir la misma lista que "Los Fernández" para arrastrar votos a su favor. Sobre todo por el gran número de seguidores que tiene Cristina Fernández de Kirchner en algunas secciones del conurbano.

Sin embargo, la sospecha es que puede generalizarse el corte de boleta, de manera que la gran ventaja que el Frente de Todos le lleva al gobierno en el plano de la elección presidencial pueda acortarse drásticamente a la hora de contar votos a gobernador.

Las últimas encuestas marcan una diferencia a favor de Kicillof, en torno de 7 puntos.

A pesar que la gobernadora tiene la mejor imagen positiva de Cambiemos (más allá que hoy es del 44%, llegó a ser hace dos años del 70%), sus chances se complican a no ser que se produzca una masivo corte de boleta.

Eso explica el tono de la campaña oficialista y por qué -valiéndose también del aporte de un peronista como Miguel Pichetto, que ha machacado con la condición de "comunista" de Kicillof- hay un silencioso operativo de "seducción" sobre intendentes peronistas que no están del todo cómodos apoyando la candidatura de Kicillof.

Lo cierto es que ciertas divergencias de discurso dentro del Frente de Todos son visibles y pueden generan cierto "ruido" entre algunos posibles votantes. Esto se evidenció cuando Kicillof reconoció días atrás que "Alberto forma parte de nuestro frente, pero no pensamos exactamente igual". Una situación en la que el equipo de Vidal intenta sacar provecho para su causa.

Con la lupa en las secciones

Este domingo estarán habilitadas para votar en la primaria ("EPAOS") de la provincia de Buenos Aires cerca de 12,9 millones de personas, según su Junta Electoral, distribuidos en 8 secciones que están compuestos por 135 municipios.

La provincia de Buenos Aires es uno de los principales territorios poblados del país, la distribución y composición de la población está dividida en 8 secciones.

Pero los encuestadores toman como referencia para el análisis electoral a tres grandes áreas: la primera sección, la tercera sección y el interior de la provincia. Las primeras dos áreas mencionadas son, por lejos, las más pobladas del distrito, con más de 4,5 millones de electores en cada caso.

-Primera sección: está ubicada en la franja norte y se compone por unas 24 localidades, como Campana, Tigre, San Martín, San Isidro, Pilar, Vicente López, Tres de Febrero, José C. Paz, San Miguel, entre otras.

Si bien esta franja es bastante variable, para el analista Pablo Romá de la consultora Circuitos "en el primer cordón, en términos generales, al Gobierno le va mejor, sobre todo en localidades como San Isidro, Olivos y Vicente López".

-Tercera sección: está emplazada en el sur de Gran Buenos Aires y agrupa a unas 19 localidades, entre las que se encuentran Lomas de Zamora, Lanús, Avellaneda, Quilmes, Ezeiza y también una de las localidades más pobladas: La Matanza. Un área en la que Cristina Fernández de Kirchner tiene mucho peso y adeptos.

-El llamado "interior" de la provincia de Buenos Aires: congrega la zona rural, donde Vidal tiene el mayor apoyo y está conformada por muchos pueblos agroexportadores, que han sido favorecidos por las políticas a favor del campo y un tipo de cambio apreciado.

En general, según las mediciones realizadas en territorio bonaerense por Circuitos, entre los principales problemas para sus habitantes surgen las cuestiones económicas y la inseguridad, temática que fue un poco relegada por la situación laboral y social (pobreza, desempleo). A estos reclamos se les suman cuestiones particulares de cada uno de los distritos vinculados a infraestructura y obras.

Más que primarias

En las boletas, los bonaerenses deberán elegir listas para tres tipos de cargos diferentes (nacionales, provinciales y municipales), y luego tendrán que dilucidar entre ellos a los ganadores el próximo 27 de octubre en las generales.

En resumen, los cargos que se terminarán de elegir en el distrito son:

-Nacionales: Presidente y vicepresidente, y 35 diputados.

-Provinciales: gobernador y vicegobernador, más 23 senadores y 46 diputados para la legislatura platense.

-Municipales: 135 intendentes, 1097 concejales y 401 consejeros escolares.

Según datos oficiales, este domingo se presentan 10 listas de candidatos bonaerenses a gobernador y vice, entre un total registrado en la provincia de 172 candidatos.

Entre ellos se destacan los principales dos frentes mencionados, Juntos por el Cambio, con el tándem María Eugenia Vidal a renovar su cargo de gobernadora y, de vice, Daniel Salvador. En la otra vereda, se ubica Frente de Todos con Axel Kicillof y Verónica Magario. La intendenta de La Matanza es una figura clave en el armado político bonaerense para tratar de ganar las elecciones, debido a que suma a la representante de uno de los conglomerados más poblados de la provincia

También se pueden mencionar a otros partidos que buscan que sus postulantes a gobernador queden seleccionados para la elección del 27 de octubre:

-Por el lado de Consenso Federal, la fórmula que lleva a Lavagna como candidato a Presidente, coloca en la provincia de Buenos Aires a Eduardo "Bali" Bucca (se presenta con Miguel Saredi), un ex Frente para la Victoria que hoy es diputado nacional por Buenos Aires y que desde 2011 es intendente de la localidad de Bolivar, cargo en el que actualmente se encuentra de licencia.
 
-Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), la lista presidencial de Nicolás del Caño y Norma del Plá  pone como representantes máximos de la provincia a Christian Castillo, acompañado por Mercedes Trimarchi.

Y en el resto de las fuerzas sobresale la particularidad de la lista de "Dignidad Popular", encabezada por la polémica dupla identificada con el kirchnerismo de Santiago Cúneo y el conductor televisivo Claudio Morgado.

En cuanto a los postulantes bonaerenses a diputados nacionales para la renovación de 35 bancas se presentan a las primarias 12 listas, entre las que se encuentran candidatos que son auténticos "pesos pesados" de cada partido.

Desde Juntos por el Cambio, encabeza el actual ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. En cambio, por el lado de Frente de Todos se ubica Sergio Massa, que originalmente tenía aspiraciones presidenciales.

En la que aparenta quedar como la tercera fuerza nacional, Graciela Camaño será la cabeza de lista de diputados de Buenos Aires por Consenso Federal.

Asimismo, entre las 12 propuestas a la legislatura provincial vuelve a llamar la atención la presentación del "Partido Dignidad Popular", que lidera para este cargo el ex ministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo, Julio De Vido, que está detenido en el penal de Ezeiza desde 2017.

Según datos de la consultora de Raúl Aragón, dentro de la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa es la figura con mayor grado de conocimiento y con mejor imagen, reteniendo un total de 43,7% entre muy buena y buena imagen.

En tanto, Cristian Ritondo registra una opinión positiva del 32,1%, Graciela Camaño un 31% y Néstor Pitrola un 18,6%.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Política
Te puede interesar