Más artículos
Alberto pinta un difícil panorama a empresarios mexicanos y polemiza con el Gobierno por la "herencia"

Alberto pinta un difícil panorama a empresarios mexicanos y polemiza con el Gobierno por la "herencia"

Alberto pinta un difícil panorama a empresarios mexicanos y polemiza con el Gobierno por la "herencia"
Desde México, el presidente electo anticipó a los empresarios "la situación crítica que deja el macrismo" y su "decisión de revertir ese cuadro"
Por iProfesional
05.11.2019 14.21hs Política

El presidente electo, Alberto Fernández, subrayó este martes que en la reunión que mantuvo con empresarios mexicanos les advirtió sobre "la situación crítica que deja el macrismo", así como también les manifestó su "decisión de revertir ese cuadro".

De esta forma, Fernández salió a polemizar con el Gobierno por la "herencia" que recibirá el 10 de diciembre cuando asuma su mandato, ya que la administración de Mauricio Macri difundió en las últimas horas un informe elaborado por Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Hacienda, que repasa los principales los principales números de la gestión económica.

El documento, titulado "Ocho puntos sobre la economía", detalla la herencia que le dejará al presidente electo, Alberto Fernández, y fue elaborado por el la Jefatura de Gabinete, que conduce Marcos Peña y el Ministerio de Hacienda, a cargo de Hernán Lacunza.

En el texto oficial se afirma que el país está "listo para crecer" ya que se "pudieron revertir la herencia de 2015".

"Sin magia, sin mentira, sin ficción", indicó el informe sobre la manera en la que, según el propio Gobierno, se gestionó durante estos años.

De todos modos, Fernández, lejos de suscribir el documento oficial, advirtió sobre "la crisis" que deja el actual gobierno como herencia.

"Tenemos que entender lo que han hecho en el gobierno de Macri. Aunque queden 10 minutos de gobierno, tienen que parar con la mentira. La crisis de deuda que hoy tenemos hace cuatro años no existía y es producto de la gran inoperancia del gobierno", indicó el mandatario electo.

Desde la Ciudad de México, en donde se encuentra realizando su primer viaje internacional tras el triunfo electoral, el dirigente peronista se refirió a la cena que mantuvo con varios hombres de negocios de ese país.

"Me reuní con Carlos Slim y otros empresarios mexicanos que tienen inversiones en Argentina. Les anticipé la situación crítica que deja el macrismo y nuestra decisión de revertir ese cuadro", manifestó el líder del Frente de Todos.

A través de su cuenta de Twitter, Alberto Fernández remarcó que en el encuentro llevado a cabo en la Estancia Los Morales "todos" los hombres de negocios le "expresaron su confianza y su compromiso de seguir invirtiendo en el país".

En el marco de la gira que realiza por México, el presidente electo se reunirá este martes con el ex mandatario ecuatoriano Rafael Correa, quien defiende la figura del jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, y también integra el denominado Grupo de Puebla.

Tras su reunión con empresarios y con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el sucesor de Mauricio Macri continuará este martes con su agenda de actividades en suelo azteca.

A las 18:00 (hora argentina), el Presidente electo brindará una conferencia magistral, titulada "Desafíos de América Latina", en el Antiguo Colegio de San Ildefonso.

Asimismo, mantendrá un encuentro con el exmandatario de Ecuador Rafael Correa, quien reside en Bélgica y fue defendido por Fernández en varias ocasiones respecto de las causas judiciales que enfrenta en su país.

"Lo que está pasando con (Luiz Inácio) Lula (Da Silva) y Correa es imperdonable. Lo que está pasando Cristina Kirchner ha sido una persecución sistemática que construyó teorías políticas para favorecer su procesamiento", había afirmado el dirigente peronista durante una charla en el Congreso de los Diputados de Madrid, en septiembre pasado.

Tanto el ecuatoriano como el argentino se hospedan en el mismo hotel, Camino Real, y el encuentro entre ambos fue gestado por el excandidato presidencial de Chile Marco Enríquez Ominami, uno de los fundadores del Grupo de Puebla.

Correa es uno de los dirigentes latinoamericanos que defiende al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en medio de los fuertes cuestionamientos que recibe por la crisis política y social que enfrenta ese país desde hace varios años.

El Grupo de Puebla, que también integra el ecuatoriano, reúne a los líderes regionales que buscan hacer frente al "neoliberalismo" a través del impulso al "progresismo", al tiempo que pretende que la situación venezolana sea resulta sin una intervención directa ni con un bloqueo económico.

Este espacio, nacido como contraposición al Grupo de Lima, se reunirá entre este viernes y el próximo domingo en Buenos Aires bajo el lema "El cambio es el progresismo", encuentro que contará con la presencia de Alberto Fernández.

Mexico, dispuesto a "tender puentes de comunicación" entre Alberto Fernández y Trump

El Gobierno mexicano manifestó su predisposición para "tender puentes de comunicación" entre el presidente electo, Alberto Fernández, y el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

"La convergencia ideológica que hay con Fernández nos hará ser aliados en los foros regionales para avanzar en las posturas que nosotros pensamos pueden ser la solución de la situación compleja que nuestra región está viviendo", sostuvo el subsecretario mexicano de Relaciones con América Latina, Maximiliano Reyes Zúñiga.

El funcionario del Gobierno norteamericano destacó que México mantiene una relación "de mucho respeto" con el jefe de la Casa Blanca, por lo que manifestó la disposición de "tender puentes de comunicación" con el Gobierno del Frente de Todos.

"Es parte de la actividad diplomática ayudar a los amigos, a todos nos conviene que a la Argentina le vaya bien. En ese sentido están a disposición nuestros oficios para lo que sea necesario", señaló Reyes Zúñiga, quien calificó de "extraordinaria" la reunión que mantuvo el presidente electo con el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Y agregó: "Se abordaron varios temas de agenda bilateral, de la perspectiva regional, y ambos mandatarios salieron muy contentos y muy satisfechos. Se habló de la necesidad de tener una convergencia política regional dada la ideología de izquierda y sobre todo dado el fracaso del modelo neoliberal impuesto en la región en los últimos diez años".

"Tenemos el mayor interés en acrecentar la cooperación y en ofrecer el prestigio diplomático de nuestro país para la solución pacífica de los conflictos", concluyó el subsecretario mexicano de Relaciones con América Latina.

El lunes, Alberto Fernández fue recibido por el jefe de Estado mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y acordaron trabajar juntos para reforzar los vínculos bilaterales.

La reunión se llevó a cabo en el despacho del presidente mexicano en el Palacio Nacional, en la Ciudad de México, y el principal foco de conversación fue la necesidad de relanzar las relaciones comerciales, para dar un salto cuantitativo.

Concretamente, desde el lado argentino se esbozó la necesidad de mejorar los términos de intercambio con el país azteca, ya que en la actualidad arroja un saldo negativo de 900 millones de dólares.

Para revertir ese balance, la idea es abrir mercados en México potenciando especialmente la exportación de carne argentina y también de piezas automotrices.

De esos temas estuvieron conversando desde muy temprano los economistas que acompañan a Fernández en la comitiva, Matías Kulfas y Cecilia Todesca, con autoridades del Gobierno de México, en el marco de reuniones donde también estuvo activo Felipe Solá, quien ya comienza a moverse como canciller de Fernández, pese a la negativa del futuro presidente de confirmarlo en el cargo.

Otro tema que se habría colado en la agenda de la cumbre sería un pedido de Fernández para que México tome partido por Argentina en lo que será la dura renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

La decisión de Fernández de elegir a México como primer destino internacional luego de su victoria en las urnas se explica en parte por la apuesta de consolidar acuerdos con una economía fuerte que a nivel gubernamental se encuentra parada en el eje de los países de orientación progresista.

La tensa relación de Fernández con Jair Bolsonaro, el presidente del histórico principal socio económico del país, obliga a Fernández a buscar aliados de peso en otras latitudes.

Justamente en México se conformó el llamado "Grupo de Puebla", que agrupa a líderes progresistas de Latinoamérica, en una suerte de contrapeso del "Grupo de Lima", donde se reúnen los presidentes de los países de orientación "neoliberal".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados