Axel Kicillof mostró cintura negociadora y dio el primer paso para destrabar la Ley Impositiva

Tras reunirse con intendentes opositores, Kicillof volverá a presentar el proyecto sólo con algunos cambios "menores" y sería aprobado la semana próxima
Por Leonardo Coscia
03/01/2020 - 00,05hs
Axel Kicillof mostró cintura negociadora y dio el primer paso para destrabar la Ley Impositiva

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, recibió este jueves a los intendentes de Juntos por el Cambio en la residencia oficial ubicada en la ciudad de La Plata con el fin de destrabar el tratamiento de la Ley Impositiva en la Legislatura provincial. Ahora Kicillof volverá a presentar el proyecto sólo con algunos cambios "menores", y la iniciativa sería aprobada la semana próxima.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, consideró "muy constructiva" la reunión con los jefes comunales de la oposición y se mostró optimista.

Aclaró que no hubo discusión por el tema impositivo con los intendentes de Juntos por el Cambio, y señaló que "eso lo  tratará la Legislatura".

Si bien durante el encuentro no hubo definiciones concretas sobre qué sucederá con el tratamiento de la ley impositiva, el mandatario provincial logró superar el primer escollo que se le presenta en su gestión y mostró cierta capacidad negociadora ya que los jefes comunales opositores destacaron el gesto del mandatario provincial y aseguraron que se abrió un tiempo de diálogo para llegar a un consenso.

Así lo hizo saber el intendente de Vicente López, Jorge Macri, que fue uno de los interlocutores de Juntos por el Cambio que tomó las riendas de las negociaciones debido a que la ex gobernadora María Eugenia Vidal se encuentra de vacaciones.

 "Tenemos la voluntad de trabajar en conjunto y vamos a dar quórum en la medida en que haya una ley en la que podamos trabajar en conjunto", destacó Macri.

Además, el intendente de Vicente López reconoció que "tal vez la semana pasada nos faltó tiempo para discutir, y ahora nos tomamos el tiempo para llegar a consensos para que sea viable y le sirva a la Provincia".

A pesar del clima previo, donde se experimentaron ciertos cortocircuitos y las partes expresaron malestar, la reunión se realizó en buenos términos, sin momentos de tensión ni fricción.

En el arranque del encuentro, Kicillof apeló a la "responsabilidad" de los jefes comunales como encargados de gestionar sus distritos para que traten de convencer a los diputados y senadores de Juntos por el Cambio de dar quórum para avanzar con la ley.

Durante la reunión, que se lleva a cabo en el Salón de Usos Múltiples de Gobernación, los intendentes habrían manifestado a Kicillof la necesidad de introducir cambios en su proyecto, en especial dar marcha atrás con el intento de aplicar una suba que llega al 75% en el impuesto inmobiliario.

En el encuentro el mandatario bonaerense advirtió que si el proyecto no avanza, la Provincia quedará al borde del default y "todos" van a perder.

Antes de iniciar el encuentro, Kicillof se tomó una foto junto a todos los intendentes que participan de la reunión.

 

Por su parte, la ex gobernadora María Eugenia Vidal dejó en "libertad de acción" a los intendentes de Cambiemos para negociar modificaciones al proyecto de ley Impositiva en su reunión con el mandatario Axel Kicillof.

Así lo indicó el intendente platense Julio Garro, uno de los intendentes de Cambiemos que hizo declaraciones antes de entrar a la residencia oficial del Gobernador donde los 61 jefes comunales "amarillos" se reúnen con Kicillof.

Garro se mostró abierto al diálogo, al señalar que "nadie viene a poner palos en la rueda".

"La ex gobernadora está en permanente contacto con todos los intendentes y nos ha dado la libertad que amerita trabajar dentro de un foro, y eso es muy positivo", sostuvo.

Advirtió, además, sobre la importancia que tiene la Ley Impositiva para el Gobierno bonaerense y señaló: "Venimos a escuchar a Kicillof y a plantear lo que haga falta".

"Todo es posible, comenzando por empezar a dialogar y charlar, como marca la democracia, y en ese sentido, poder conseguir lo que los bonaerenses están necesitando en un momento de la economía con mucha dificultad", indicó.

Antes de la reunión, Jorge Macri, había dicho que la idea era "que se puedan tocar temas vinculados a seguridad, infraestructura, vinculados a políticas sociales, y educación".

Adelantó que buscarán "invitar a distintos ministros y a sus equipos para conocer las políticas que tiene en mente el gobernador y volcarle nosotros nuestra visión y prioridades".

"Tenemos realidades del interior rural, cabeceras del interior y el conurbano, así que la expectativa es generar un ámbito de gestión de intercambio de ideas", señaló.

 

Intendentes vecinalistas apoyaron ley Impositiva de Kicillof

Los intendentes vecinalistas de Villarino, Tres Arroyos, Salliqueló y Chivilcoy brindaron este jueves su apoyo a ley Impositiva impulsada por el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

Lo hicieron durante un encuentro mantenido con el mandatario provincial, antes de la reunión de fondo que tuvo con los jefes comunales de Juntos por el Cambio.

Kicillof decidió finalmente "desdoblar" el diálogo con los intendentes de la oposición.

Recibió en primer término a los de signo vecinalista y luego a los de Juntos por el Cambio.

Carlos Bevilacqua (Villarino), Carlos Sánchez (Tres Arroyos), Juan Miguel Nosetti (Salliqueló) y Guillermo Britos (Chivilcoy) consideraron "razonables" y no "desproporcionados" los aumentos del Impuesto Inmobiliario que pide el gobernador, y cuestionaron la posición de intendentes de Juntos por el Cambio.

"Muchas veces los que estamos en gestión de gobierno entendemos que hay instrumentos y herramientas que se necesitan y que van acompañando a los indices inflacionarios", sostuvo Bevilacqua.

Consideró, además, que "la oposición no termina de definir su liderazgo interno y traslada sus conflictos a una cuestión de gobierno".

El encuentro estaba pautado desde antes que se frenara la aprobación de la iniciativa oficial, e iba a ser similar a la reunión ya mantenida con jefes comunales oficialistas, pero el actual escenario hace prever como tema excluyente del encuentro la negociación de la aprobación del proyecto.

El gobernador acusó a la oposición de Juntos por el Cambio de "jugar al circo político", y responsabilizó puntualmente al intendente del partido bonaerense de Vicente López, Jorge Macri, por la decisión de "romper las negociaciones en curso" en torno a la ley impositiva promovida por el oficialismo.

En el proyecto de Ley Impositiva bonaerense 2020 se eliminaría el 20 % que intenta quedarse la Provincia de las Patentes de vehículos 2009.

El destino del 20 % iría a Rentas Generales. Hasta ahora, la integridad del tributo lo perciben directamente los municipios, para modelos anteriores a 2008.

Esa facultad la conservarían las comunas con patentados anteriores a ese año. Pero en las partidas 2009, el fisco provincial ahora quiere encargarse de la percepción, directa, y el resto para cada uno de los 135 distritos.

La otra resolución para facilitar la aprobación de la polémica norma es la baja "virtual" del 75% en el gravamen del Inmobiliario Urbano, a través de una "compensación" por pagos adelantados u otras técnicas que achaten esa presión en la escala más alta de propietarios.

El gobernador Axel Kicillof propuso que los pagos adelantados en la cúspide de la pirámide tendrían un 20% de descuento en la factura. 

La alternativa incluiría una nueva actualización en la segmentación que va desde el 15% hasta el 55% en la suba impositiva. 

En el Rural habría cierta flexibilidad, toda vez que resultan coincidentes que el 75% corresponde a 200 productores de mayor poder contributivo, con más de 3.000 hectáreas y 3.000.000 de pesos de valor fiscal. No obstante, los intendentes chacareros sostienen que los propietarios agropecuarios ya fueron afectados por la imposición de retenciones resuelta a nivel nacional. 

El 7 de enero sería la nueva sesión en la Legislatura. Este lunes el Poder Ejecutivo decretó la convocatoria a Extraordinarias 2020. Existe una presunción de ingreso del proyecto por Diputados. En la Cámara baja el Frente de Todos tiene mayoría y se aseguraría media sanción. La ley requiere ese número para la aprobación. La entrada por Senado, en cambio, caracterizaría la tregua.