Lobby: el "efecto Carrió" explotó en el peor momento y generó una crisis en la oposición, a 20 días de las PASO

Lobby: el "efecto Carrió" explotó en el peor momento y generó una crisis en la oposición, a 20 días de las PASO
Juntos por el Cambio no terminaba de sacar provecho del escándalo de Fabiola en Olivos cuando salió a la luz la celebración de "Lilita" a fines del 2020
Por Claudio Mardones
24.08.2021 13.00hs Política

Si los socios de Juntos por el Cambio no pudieron consensuar una estrategia común para exprimir el escándalo de las fotos que se filtraron de la Quinta de Olivos, donde se ve al presidente Alberto Fernández violando el aislamento que él mismo había decretado, el último cumpleaños de Elisa Carrió debilitó aún más las chances que tiene la coalición opositora de desgastar al Gobierno.

La fundadora de la Coalición Cívica festejó sus 64 años el 26 de diciembre con 70 invitados, entre ellos el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, el exministro de Finanzas, Alfonso Prat Gay, y la diputada macrista, Carmen Polledo, entre otros.

Fue en la casa que "Lilita" posee en la localidad de Capilla del Señor, partido bonaerense de Exaltación de la Cruz. Por entonces no pasó inadvertido para la prensa después de la primera navidad pandémica. Ahora tiene otro calibre, porque el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, dijo que debería disculparse como lo hizo el Presidente.

La exdiputada tomó el guante, buscó defenderse pero cosechó una desmentida que la dejó vinculada a la imagen de casta privilegiada que sus socios utilizan para castigar a Fernández por haber participado del cumpleaños de su pareja, Fabiola Yáñez, el 14 de julio del año pasado en la residencia de Olivos, con más personas que las permitidas y sin respetar el aislamiento social obligatorio.

Carrió se metió el fin de semana en los medios para defenderse. En una entrevista radial dijo que había hablado con el intendente de Exaltación de la Cruz, Diego Nanni. Incómoda por los señalamientos continuó con una serie de declaraciones que no cayeron bien en el resto de la coalición opositora.

"Fue la primera vez en mi vida que tuve la sensación de querer irme del país, esta gente no reconoce ni siquiera que hayas respaldado las medidas. No quiero vivir en la mentira que se vive en este país, me han dañado mucho pero ayer lloré y yo no lloro, porque había cumplido con todo", se justificó Carrió.

La noticia sobre el festejo de Carrió con referentes de la oposición llegó en un mal momento

Pero el intendente Nanni le dejó en off side. No negó que hubo una comunicación telefónica, pero aclaró que nunca le otorgó permiso alguno. "Elisa Carrió está faltando a la verdad", la acusó. "Hubo una conversación telefónica en un marco de confianza en el que se dio por entendido que la charla era más para ponerme al tanto y que las cosas se iban a hacer como corresponde", indicó. "No sé si fue al aire libre o no, pero claramente se nota un descuido con el tema que nosotros venimos exigiéndole a nuestra comunidad respecto de los cuidados, y eso no se tuvo en cuenta", disparó el jefe comunal para señalar que no había distanciamiento social ni uso de barbijo en el cumpleaños.

Antes de las críticas del Gobierno, la Coalición Cívica distribuyó un comunicado para reducir daños. El texto fue enviado a los medios "a los fines de evitar incurrir en real malicia en futuras publicaciones" y asegura que "en ningún momento se ocultó (el cumpleaños) a la población, además de haber sido informado a las autoridades locales. También se requirió test negarivo previo a todos los invitados antes del ingreso para prevenir eventuales contagios, dado que la propia Carrió es una adulta mayor con comorbilidades".

La desmentida de Nanni no sólo cuestiona las declaraciones de Carrió, sino que también contrasta con el comunicado de la CC. El texto también recuerda que para esa fecha "se encontraba vigente el decreto 1033 del 20 de diciembre de 2020, que establecía ciertas restricciones para las reuniones sociales, para 35 de los 40 distritos de la Provincia de Buenos Aires, entre los que no se encontraba Exaltación de la Cruz, lugar en el que se realizó la reunión. De todos modos, como se relató en varios medios, el evento fue realizado al aire libre y con distanciamiento por iniciativa de la dueña de casa", aclaró el partido la semana pasada.

Una crisis, a 20 días de las PASO

En JxC buscarán superar el entredicho lo más pronto posible. Quedan 20 días para las PASO y la idea es que "Lilita" continúe su rol en la campaña proselitista. En el medio se cruzó una denuncia penal en su contra presentada por el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten. La acusó, junto al expresidente Mauricio Macri, de violar el aislamiento y pedirá en el expediente de los PCR negativos de todos los invitados y también de los mariachis contratados para el festejo.

La demanda del abogado y la ofensiva del Gobierno buscan equiparar el escándalo de Olivos con el cumpleaños de Carrió, aunque en el primer caso se trata de un evento en la residencia presidencial donde la máxima autoridad del Estado violó el aislamiento que había dictado. La fundadora de la Coalición Cívica presentará su descargo ante la Justicia, pero en sus declaraciones públicas explicó poco sus argumentos y fue desmentida por un intendente que la dejó expuesta.

Carrió y Rodríguez Larreta son los dos principales dirigentes de JxC que no apoyaron los pedidos de juicio político que presentaron dos grupos de diputados de ese espacio en la Cámara baja. Si bien la alianza no cuenta con los votos necesarios para avanzar con esa iniciativa, ambos le bajaron el precio y desinflaron, en parte, el impacto institucional de un escándalo que comienza a desacelerarse en los medios.

La oposición nunca logró sacar provecho del escándalo de Olivos y ahora debe lidiar con el "efecto Carrió"

La controversia interna sobre el apoyo a los pedidos de juicio político desnudó el nivel de desacuerdos que había para capitalizar un error del Gobierno. Una semana después, la contraofensiva de la Casa Rosada trató de meter a Carrió en ese barro.

En el conglomerado opositor lamentan que la exdiputada "haya pisado el palito" con declaraciones que generaron más rechazo que adhesiones, junto a una desmentida que jamás hubiese recibido si no mencionaba en la prensa una presunta autorización que, al parecer, nunca existió.

Por fuera de la pulseada con el Gobierno, la exdiputada también podría afrontar otro frente judicial. Kalbermatten presentó la denuncia ante el Juzgado Federal 7, a cargo de Sebastián Casanello. El magistrado la envió al fiscal Ramiro González para que analice si es procedente, si la desestima o si la envía a sorteo para asignarle un juzgado que inicie la investigación.

Temas relacionados