25.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.24%
BLUE
197.00 / 200.00 -0.50%

Se acabó la paz en JxC: los "halcones" de Bullrich quieren tomar la posta del PRO y allanar el camino para el 2023

Se acabó la paz en JxC: los "halcones" de Bullrich quieren tomar la posta del PRO y allanar el camino para el 2023
La idea de un grupo de diputados cercanos a Bullrich de poner en discusión la presidencia del bloque generó malestar en la bancada amarilla
Por Pablo Sieira
25.11.2021 13.00hs Política

Con la victoria de Juntos por el Cambio en las elecciones legislativas y el crecimiento que logró la coalición dentro del Congreso se largaron las disputas internas por el control de los bloques. Los "halcones" de Patricia Bullrich presionan para marcar la identidad del PRO montados en la victoria electoral mientras que en la UCR Mario Negri resiste el desafío emparentado con la lucha por el liderazgo del partido.

El triunfo de la coalición opositora en las elecciones legislativas apuró la discusión por la jefatura de los bloques de diputados y senadores, de cara a la renovación parlamentaria del 10 de diciembre. La pelea empezó, como siempre, con gestiones y charlas reservadas pero escaló en los últimos días y la tensión se sintió, sobre todo, en el PRO.

La idea de un grupo de diputados cercanos a Bullrich de poner en discusión la presidencia del bloque que tiene Cristian Ritondo trascendió y generó malestar en la bancada amarilla, al punto de que la titular del PRO tuvo que salir a negar que estuvieran buscando ese cargo y luego debió dejarlo aclarado con un tuit.

"Como Presidenta del PRO, sostengo la continuidad institucional de nuestro bloque con Cristian Ritondo como presidente", señaló Bullrich y agregó: "Lucharé para que nuestros votantes se sientan representados en cada decisión. Un bloque contra el populismo y por un país donde el esfuerzo sea la vara".

La declaración de la dirigente dejó entrever que los llamados "halcones" quieren tener mayor influencia en el bloque y definir el perfil político del partido. Entienden que el reclamo de los votantes, traducido del resultado de las elecciones del pasado 14 de noviembre, es una posición más intransigente con el Gobierno nacional.

El sector alineado con Bullrich ensayó así una especie de repliegue táctico: aceptó la continuidad de Ritondo, hombre del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pero intentará marcar el perfil del PRO en Diputados.

Sin embargo, fuentes del PRO deslizaron a iProfesional que si se hubiera tensado más la cuerda y se hubiera intentado correr a Ritondo, los "moderados" de Larreta le hubieran sacado una significativa ventaja a los "duros" de Bullrich.

La disputa en diputados está totalmente relacionada con la puja entre Rodríguez Larreta y Bullrich

De cualquier modo, el "ala dura" cuenta en el bloque con referentes como Fernando Iglesias y Waldo Wolff, y en diciembre se les sumarán Gerardo Milman, mano derecha de la ex ministra de Seguridad, y la cordobesa Laura Rodríguez Machado, quienes intentarán orientar la identidad del PRO más cerca de la de Bullrich y más lejos de la de Larreta.

La pulseada guarda estrecha relación con la puja entre Rodríguez Larreta y Bullrich por el liderazgo del PRO y de la alianza opositora de cara a 2023. Luego de la paz que mantuvo para la campaña electoral, la presidenta del PRO volvió a la carga contra su rival interno, por ejemplo, con su cuestionamiento a la performance electoral de María Eugenia Vidal en la Ciudad, que no superó el 50% de los votos como se esperaba.

Además, el sector de Rodríguez Larreta podría ganar algo más de influencia en la bancada opositora si Ritondo fuera elegido como jefe del interbloque de Juntos por el Cambio. Es el nombre que sonó más fuerte para reemplazar en ese lugar al radical Mario Negri, abocado por estos días a la interna de su propio bloque.

Consciente de que la dura derrota que sufrió en las primarias de Córdoba contra Luis Juez -patrocinado por Bullrich- lo dejó con pocas chances de continuar al frente de la principal bancada opositora, Negri espera seguir presidiendo el bloque de la UCR y se enfrenta al desafío público que le planteó Emiliano Yacobitti.

El diputado por la Ciudad de Buenos Aires salió a reclamar un cambio en la presidencia del bloque radical y puso en marcha una avanzada para la cual intenta alinear a distintas voluntades dentro del radicalismo.

Una fuente del bloque radical contó a este medio que Yacobitti ya se acercó al diputado electo por la provincia de Buenos Aires Facundo Manes para tratar de sumarlo a su campaña. "No le salió, Manes le dijo que apoya a Negri", señalaron.

En la UCR afirman que Yacobitti "no llega con los votos" para desplazar a Negri. Según precisaron fuentes del partido a iProfesional, a partir del 10 de diciembre el bloque de la UCR contará con 45 diputados de los cuales solo 16 respaldan al referente del radicalismo porteño mientras que los otros 29 apoyan al cordobés para seguir como jefe del bloque.

No obstante, la puja sirve como precalentamiento para una pelea más grande que involucra al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y al senador nacional por la Ciudad de Buenos Aires Martín Lousteau. Ambos se disputan la presidencia del Comité Nacional de la UCR que se definirá entre diciembre y marzo.

Yacobitti es un aliado estrecho de Lousteau, quien durante la campaña se movió por todo el país y logró meter en las listas a varios dirigentes de su tropa que ahora llegarán a la Cámara de Diputados, como la bonaerense Danya Tavella, el porteño Martín Tetaz, la entrerriana Marcela Antola y la santafesina Vicky Tejada, entre otros.

Por su parte, Negri es un dirigente cercano a Morales, quien pretende tener una marcada influencia en el bloque radical tanto de Diputados como del Senado, con la mira puesta en el objetivo de encabezar la UCR y pelear, en el mediano plazo, por el liderazgo de la coalición opositora. El jujeño es uno de los que se anotó como posible candidato presidencial y ya empezó a tejer potenciales alianzas.

La disputa por la presidencia de los bloques de la UCR y del PRO es un tema central debido a que su definición servirá como base para elegir al presidente del interbloque, quien debe cumplir el rol de coordinar a todos los sectores que integran Juntos por el Cambio. "Administrar las tensiones", según definió en una oportunidad Negri.

Fuentes de la alianza opositora indicaron a iProfesional que ese cargo no se definirá por votación ni por cantidad de diputados en cada fuerza, sino que tendrá que surgir de un consenso entre los jefes de cada bloque y la Mesa Nacional del espacio que integran Bullrich, Rodríguez Larreta, Cornejo, Elisa Carrió, Miguel Pichetto y Maximiliano Ferraro, entre otros.

Para la definición del Senado será importante la postura que adopte Morales, quien no tiene la mejor relación con Cornejo

Internas en el Senado

En la Cámara alta, por el momento, el clima está más tranquilo. La llegada de Cornejo como senador nacional por Mendoza ya empezó a generar conversaciones dentro de la UCR por las jefaturas, pero la tensión es mucho menor a la que se vive en Diputados.

Actualmente, tanto el bloque radical como el interbloque de Juntos por el Cambio son presididos por el formoseño Luis Naidenoff. Fuentes cercanas a Cornejo indicaron a iProfesional que "por

ahora no hay nadie contando votos para ir a pelear" y que la relación entre Naidenoff y Cornejo es buena.

Ambos mantuvieron ya una charla. Una de las versiones que circularon en los últimos días en el radicalismo fue que Cornejo le pidió a Naidenoff la presidencia del interbloque de Juntos por el Cambio. Sin embargo, cerca del mendocino le bajan el tono a esos trascendidos y dicen que Cornejo señala en conversaciones reservadas que él no está "ni anotado ni desanotado (sic)".

Para la definición del Senado será importante la postura que adopte Morales, quien no tiene la mejor relación con Cornejo según confiaron en la UCR. Por ello, una de las posibilidades que se barajan es que le otorguen al presidente saliente de la UCR la vicepresidencia de la Cámara que le corresponde a la oposición.

Sin embargo, podría haber competencia por ese lugar, dado que Rodríguez Larreta, que (a diferencia de lo que ocurre en Diputados) no contará con demasiada palanca en el Senado frente a la influencia que sí espera tener Bullrich, mira ese lugar. Se habla de la senadora Guadalupe Tagliaferri como propuesta.

La titularidad de la bancada amarilla de senadores, por el momento, no está tan disputada como la de la Cámara baja. Una dirigente del PRO señaló a iProfesional que "en principio, hay consenso para que continúe Humberto Schiavoni.

Sin embargo, ese consenso podría verse afectado si Bullrich intenta hacer valer el peso que ganó en la campaña electoral donde apoyó a muchos de los nuevos senadores, como Luis Juez y Germán Alfaro, quien dejará su banca a su esposa y compañera de lista Beatriz Ávila.

Temas relacionados