iProfesional

La guerra sindical entre Moyano y Barrionuevo amenaza el futuro institucional del club Independiente

Mientras que Hugo Moyano sumo al bancario Sergio Palazzo, Luis Barrionuevo apadrina la lista que encabezan Fabián Doman y Néstor Grindetti
Por Antonio D’Eramo
09/01/2022 - 11,30hs
La guerra sindical entre Moyano y Barrionuevo amenaza el futuro institucional del club Independiente

En el fondo es una cuestión de egos gigantescos y de no ceder ningún espacio de poder en esa lucha que vienen sosteniendo desde hace décadas los septuagenarios líderes sindicales Luis Barrionuevo (79 ) y Hugo Moyano (77).

La indefinida elección para elegir a una comisión directiva en el club Independiente, uno de los que tienen más trayectoria e hinchas en el panorama futbolístico local, parece ser un reflejo de lo que ocurre con la política a nivel nacional donde una brecha insalvable entre kirchneristas y macristas obtura toda posibilidad de crecimiento de terceras posiciones electorales.

En Independiente hay tres candidatos que han declarado sus intenciones de conducir al club que atraviesa un momento institucional crítico por la suspensión de los comicios del 19 de diciembre pasado.

Se trata de Hugo Moyano, que buscará un tercer mandato después de ocho años de conducción del "rojo"; de Claudio Rudecindo, socio gerente de REMAX Capital, avalado por la agrupación "Gente de Independiente" creada por el ex presidente del club, Andrés Ducantenzeiler; y del periodista Fabián Doman que irrumpió a último momento con la venia de Luis Barrionuevo.

La intervención de la Justicia se debió al recurso presentado por Unidad Independiente, que encabeza Doman, para que se posterguen los comicios del 19 de diciembre pasado, objetivo que logró el ex animador televisivo mientras aguarda que los magistrados de Lomas de Zamora lo habiliten para participar de unas elecciones que aún no han sido reprogramadas.

Hugo Moyano, que buscará un tercer mandato después de ocho años de conducción del "rojo"

Por ese motivo, los integrantes de la boleta de Claudio Rudecindo han expresado que la indefinición podría trasladarse hasta el año 2023 al tiempo que dudan por la continuidad de su postulación ante lo poderosos que son los integrantes de las otras dos listas.

Rudecindo suele expresar que "hay dos portaaviones de diferente color y nosotros estamos en el medio con un bote a remo".

Precisamente, el poder de las otras dos listas, una de ellas aguardando la decisión de los jueces para poder participar del acto eleccionario, se basa en la intensa presencia gremial entre los integrantes de las boletas.

Además, el mundo de la política se cuela en el armado de las listas generando una elección no apta para aquellos que no se definen por un lado u otro de la grieta.

La pelea de fondo entre Barrionuevo y Moyano

El escenario no es el Luna Park sino el club de Avellaneda y, en cada rincón de la disputa, se reúnen otros "campeones" del sindicalismo dispuestos a extender su influencia más allá de las estructuras gremiales que representan.

Por un lado el camionero Hugo Moyano sumó a su proyecto reeleccionista al líder de la Bancaria y actual diputado nacional por el Frente de Todos, Sergio Palazzo, que será candidato a Secretario Deportivo del club.

Por el otro, el gastronómico Luis Barrionuevo, operando en las sombras en el armado de la lista que encabeza Fabián Doman incorporó y quitó de los apoyos a Moyano, al dirigente del gremio de técnicos aeronáuticos, Ricardo Cirielli, que a pesar de ser armador de Moyano durante su primera gestión se convirtió a las filas de "Luisito" que lo premió como candidato a segundo vocal.

El gastronómico no sólo ha intentado desbancar a Moyano desde hace tiempo cuando pensaba en el "gato" Gaudio como candidato en vez de Doman sino que ha sido el responsable de sumar dirigentes políticos del PRO como Néstor Grindetti, intendente de Lanús, a la lista y obtener el apoyo de Cristian Ritondo.

Moyano sumó a su proyecto reeleccionista al líder de la Bancaria, Sergio Palazzo

Fue el titular de la bancada del PRO en la Cámara de Diputados quien presentó el escrito ante los tribunales de Lomas de Zamora para pedir la suspensión de las elecciones que favoreció la posición de Fabián Doman y Néstor Grindetti.

Ritondo, también formó parte de la comisión directiva que ungió a Hugo Moyano como presidente de un club de fútbol que, en ese momento, julio de 2014, venía de ascender a la Primera División de fútbol de Argentina luego de obtener la victoria en una serie frente a Huracán.

Además, Barrionuevo se aseguró un lugar en la lista con un dirigente de su confianza, Humberto Ballhorst, que viene de enfrentar y abandonar a Dante Camaño en los cruciales comicios de UTHGRA Capital, otra elección que se dirimirá en sede judicial, y que le asegura sólidos contactos en la estructura del PRO en la Ciudad de Buenos Aires.

Las conversaciones de "bandeja" Barrionuevo, antes de la unción de Doman, no sólo lo habían llevado a intentar cerrar un acuerdo con el tenista, campeón de Roland Garros, Gastón Gaudio, sino también con el economista Martín Redrado o el periodista deportivo Enrique "Quique" Sacco, que decidió bajarse de una posible postulación luego de analizarlo con su familia y su pareja, María Eugenia Vidal.

Luis Barrionuevo y Hugo Moyano, son viejos enemigos sindicales, dispuestos a batirse, como dos duelistas, en todas las arenas y escenarios posibles. Sus opciones de poder siempre los encontraron enfrentados. Independiente, el club del que son hinchas, no iba a ser la excepción.