Un "impuesto a la fuga": de qué se trata el polémico proyecto de los senadores del Frente de Todos para pagarle al FMI

La iniciativa apunta a bienes no declarados en el exterior y hace hincapié en la "fuga de capitales". El Gobierno lo respaldó. Los detalles.
Por Pablo Sieira
28/03/2022 - 16,40hs
Un "impuesto a la fuga": de qué se trata el polémico proyecto de los senadores del Frente de Todos para pagarle al FMI

En medio de la fuerte interna que se desató en el Gobierno por el acuerdo con el FMI, el bloque de senadores del Frente de Todos presentó un proyecto de ley que propone pagarle al organismo con la recaudación de un impuesto especial que alcanzará a las personas que tengan bienes en el exterior "que fueron fugados y no están declarados ante el fisco".

La propuesta, a la que tuvo acceso iProfesional, es que esas personas "realicen un aporte especial de emergencia" equivalente al "20% de sus bienes no declarados, que deberá ser abonado en dólares". La idea es crear con esa recaudación un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI".

De acuerdo al proyecto, se busca que las personas que no hayan declarado esos bienes lo hagan voluntariamente en un plazo de seis meses. Pero también se establece una especie de mecanismo de recompensa para quienes ofrezcan información que permita detectar esos fondos.

La tensión entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner por el manejo de la economía y el ajuste que implicará el acuerdo con el Fondo Monetario no es ajena al proyecto que el oficialismo impulsa ahora en el Senado, el ámbito de mayor influencia de la ex mandataria.

El proyecto fue presentado en el Senado, donde Cristina Kirchner pisa fuerte

Y es que la propuesta sigue la línea argumental que marcó La Cámpora y el kirchnerismo en general al sostener que durante el gobierno de Mauricio Macri hubo una "fuga de capitales" y que el peso de la deuda de u$s44.500 millones de dólares con el FMI debería recaer sobre los actores de esa trama. No obstante, en un nuevo gesto de acercamiento en medio de la interna, la Casa Rosada dijo que "valora" la iniciativa de los senadores y la respaldó a través de la portavoz Gabriela Cerruti.

Qué dice el proyecto que busca gravar los bienes "fugados" o no declarados

El bloque del Frente de Todos que preside el formoseño José Mayans, secundado por la mendocina Anabel Fernández Sagasti, senadora de máxima confianza de Cristina Kirchner, emitió un comunicado oficial para dar a conocer el contenido de la iniciativa en el que subrayan que el objetivo son los bienes y fondos "fugados" y "no declarados".

El "aporte especial" alcanzará a la tenencia de moneda nacional o extranjera; bienes inmuebles; muebles, incluido acciones y participación en sociedades, cuotapartes de fondos comunes abiertos o cerrados, cripto activos y otros similares; y "demás bienes en el exterior, incluyendo créditos y todo tipo de derecho susceptible de valor económico".

La alícuota será del 20% de la totalidad de esos bienes pero solo para quienes los declaren "en forma espontánea y voluntaria" en un plazo de seis meses desde la entrada en vigencia de la ley. Para quienes hagan la declaración fuera de ese período, la tasa se elevará al 35%.

El gravamen que propone el proyecto será más alta si no se cumple con el plazo estipulado

En caso de ser convertido en ley, este gravamen "también alcanzará a quienes hayan hecho un cambio de residencia fiscal a otro país "cuando el verdadero centro vital de intereses continúe siendo la República Argentina", según precisaron los senadores del Frente de Todos.

Las personas que no se allanen al pago de este aporte "serán pasibles de ser denunciados por los delitos establecidos en el Código Penal y/o en la Ley Penal Tributaria" y "corren el riesgo de tener una pena en prisión". La determinación, percepción y fiscalización del impuesto estará a cargo de la AFIP.

En paralelo, establece quienes contribuyan contarán con los beneficios fiscales previstos en la Ley 27.613 de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, es decir, "eximidos del pago de los impuestos que hubieran omitido declarar" como Ganancias o Bienes Personales.

Los argumentos del Frente de Todos

Los senadores del Frente de Todos destacaron que "este aporte no representará una nueva carga impositiva para la mayoría de los argentinos y argentinas, ya que sólo le corresponderá pagar a quienes tengan bienes en el exterior, estén evadiendo impuestos o lavando dinero".

En el proyecto señalaron que "al 31 de diciembre de 2021, según las estadísticas oficiales, hay u$s417.507 millones de argentinos en el exterior y/o fuera del sistema financiero institucionalizado" y de ellos "se encuentran declarados ante la AFIP sólo u$s69.000 millones, según se desprende del impuesto sobre los bienes personales del año 2020".

El bloque que lideran Mayans y Fernández Sagasti quiere debatir el tema en los próximos días

"Quienes se beneficiaron con los recursos del FMI, fugaron divisas de la Argentina y no las declararon - acto profundamente lesivo para los contribuyentes de nuestra nación- son los que deben hacer el mayor esfuerzo contributivo y a quienes en definitiva apunta este proyecto de ley para amortizar la deuda con el FMI", señaló el bloque.

En ese sentido, subrayaron que "el acuerdo stand by de 2018 con el Fondo Monetario Internacional significó el ingreso de u$s44.500 millones, los que en gran parte tuvieron como destino el financiamiento de la salida de divisas de nuestro país, en un claro proceso de fuga de capitales" y defendieron la propuesta como "un acto de estricta justicia distributiva, tributaria e histórica".

La figura del "colaborador"

Uno de los puntos salientes del proyecto es que propone usar "la figura del colaborador, que se aplicará a quienes faciliten el hallazgo de bienes no declarados", según señaló el bloque oficialista a través del comunicado.

Para ello, según adelantaron, presentarán otro proyecto de ley que apuntará a modificar "la excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal". El objetivo es poder descubrir los patrimonios en el extranjero de las personas que no se allanen a cumplir con el aporte.

En este sentido, la intención de los senadores es que puedan colaborar tanto las personas físicas como también las entidades bancarias, "que serán liberadas de cualquier acuerdo de confidencialidad con el evasor", informaron.

Los que colaboren con ese fin serán premiados "con hasta el 30% de lo que se obtenga por la información aportada".

Temas relacionados