El Gobierno, atrapado en su interna: los 5 leyes clave que la pelea frena en el Congreso

El oficialismo tiene proyectos cruciales empantanados en Diputados, mientras la oposición se junta para imponerse en las votaciones
Por Pablo Sieira
24/06/2022 - 21,00hs
El Gobierno, atrapado en su interna: los 5 leyes clave que la pelea frena en el Congreso

La disputa interna y la desventaja numérica que le impuso la elección legislativa de 2021 dejaron al Gobierno con una agenda de proyectos de ley empantanada en el Congreso, donde el Frente de Todos intenta destrabar de a uno los temas más complejos pero se topa con una oposición que empezó a acostumbrarse a unir fuerzas para marcar sus límites.

La Ley de Alquileres; la reforma del Consejo de la Magistratura; el proyecto para gravar la "renta inesperada"; la creación de un Fondo Especial para pagarle al FMI con dólares "fugados" al exterior y la ley de Compre Argentino son los 5 temas más importantes que el oficialismo intenta sacar adelante en la Cámara de Diputados.

Con 118 votos propios (lejos de los 129 necesarios para tener quórum) y tensiones latentes por la pelea entre el presidente Alberto Fernández y su vice Cristina Kirchner, el Frente de Todos encara lógicas complicaciones para construir una mayoría que le permita avanzar con su agenda mientras que el interbloque de Juntos por el Cambio con sus 116 empezó a mostrar capacidad para imponerse en las pulseadas legislativas.

La principal bancada opositora se acercó al Interbloque Federal (8 diputados) y a Provincias Unidas (4 diputados) y logró días atrás asestarle una derrota al oficialismo con la aprobación del proyecto de Boleta Única en Papel. Ahora busca un acuerdo similar para imponer su proyecto de reforma de la Ley de Alquileres y rechazar el del oficialismo.

La Cámara de Diputados es el escenario más complejo para el oficialismo al momento de conseguir mayoría

Es en ese contexto que las sesiones de la Cámara de Diputados se dan de forma espaciada. Hasta el momento, uno de los pocos triunfos que pudo cosechar el Frente de Todos fue con el proyecto de "alivio fiscal" para monotributistas que impulsó Sergio Massa, quien negoció cambios con la oposición para garantizar una aprobación unánime.

Poco antes había logrado aprobar la ley de fomento a las industrias culturales y, entre los temas que más interesan al Poder Ejecutivo, el marco regulatorio para el cannabis medicinal e industrial. Sin embargo, la agenda más pesada le resulta cada vez más difícil de mover.

La agenda del Gobierno, trabada en el Congreso

El proyecto de ley de Compre Argentino fue enviado por Alberto Fernández el año pasado a la Cámara baja y si bien el Frente de Todos logró darle dictamen de comisión no cuenta todavía con el acompañamiento para aprobarlo debido a la resistencia de la oposición, que advierte que la iniciativa permite "sobreprecios" en las compras de productos y servicios del Estado.

El proyecto, que propone que el Estado pueda privilegiar a pequeñas y grandes empresas nacionales como proveedores aunque los precios superen a los de compañías extranjeras iba a ser incluido en la última sesión pero el oficialismo lo dejó de lado para no poner en peligro el quórum y garantizar la aprobación del "alivio" para monotributistas.

El impuesto a la "renta inesperada" es uno de los temas prioritarios para el Gobierno y negocia para conseguir los votos 

Otro tema importante para la Casa Rosada (como así también para el kirchnerismo) es el impuesto a la "renta inesperada". Se trata de una alícuota adicional del 15% sobre el Impuesto a las Ganancias que deberán pagar por única vez las empresas que hayan tenido una ganancia superior a los $1.000 millones por efecto de la suba de los precios internacionales ocasionada por la guerra Rusia-Ucrania. El oficialismo no tiene los votos para aprobarlo.

El bloque del Frente de Todos que encabeza Germán Martínez busca el acompañamiento de los 4 diputados del Frente de Izquierda para empujar la iniciativa, pero piden incluir en el texto "asignaciones específicas" para asegurar que lo recaudado no se destinara al pago de la deuda con el FMI, que consideran ilegal. Aún si acordara, necesitaría igualmente al Interbloque Federal y a Provincias Unidas.

Ley de Alquileres y el "Fondo para el Fondo", los otros desafíos 

La discusión para modificar la Ley de Alquileres tiene comprometidos a todos los bloques. El debate lo abrió Juntos por el Cambio, lo aceptó el oficialismo por iniciativa de Massa y todos se abocaron a resolverlo. Al no tener consenso, avanzan ahora con dos proyectos separados, sin que ninguno tenga garantizada su aprobación.

El Frente de Todos se plantó con un dictamen de mayoría que mantiene el marco normativo con contratos de 3 años y ajustes anuales basado en inflación y variación salarial, objetado por el mercado inmobiliario y defendido por agrupaciones de inquilinos a lo largo del debate, y propone incentivos fiscales quienes pongan inmuebles en alquiler.

La Ley de Alquileres representa otro desafío para el oficialismo, que se encamina a una pelea voto a voto con la oposición

Pero Juntos por el Cambio negoció con la bancada Federal y unificaron un dictamen que vuelve a los contratos de 2 años y establece que los ajustes podrán ser cada 3 meses o más, por el valor que acuerden las partes. No tuvieron mayoría en el plenario de comisiones pero creen que podrán lograrla en el recinto, con otros apoyos. Fuentes parlamentarias indicaron a iProfesional que aspiran a reunir 130 votos para aprobar su proyecto. Sería otra derrota sonora para el oficialismo.

En tanto, el proyecto para crear un Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el Fondo Monetario Internacional (lo llaman el "Fondo para el Fondo") con un "blanqueo" de capitales no declarados en el exterior se empezó a tratar en comisiones pero, nuevamente, el Frente de Todos no reúne por el momento una mayoría sólida.

La iniciativa ya fue aprobada por el Senado. La vicepresidenta Cristina Kirchner, que impulsó el tema a través de sus senadores más leales, se encargó de destacar esto durante su discurso en el acto de la CTA en Avellaneda para "apurar" a la Cámara de Diputados, pero el oficialismo solo contaría por ahora con el apoyo de los rionegrinos de Provincias Unidas y no le alcanza.

Algo similar le ocurre con la reforma del Consejo de la Magistratura, organismo encargado de promover y remover a los jueces y de administrar los recursos del Poder Judicial. El oficialismo aprobó el proyecto en el Senado con el apoyo clave del rionegrino Alberto Weretilneck, pero en Diputados está lejos todavía de aprobarlo.