La moratoria previsional que impulsa el kirchnerismo pasó el Senado: qué cambia y qué puede pasar en Diputados

El proyecto para facilitar el acceso a la jubilación tuvo media sanción. Los detalles del plan de pagos y la polémica que involucra a Guzmán
Por iProfesional
30/06/2022 - 19,38hs
La moratoria previsional que impulsa el kirchnerismo pasó el Senado: qué cambia y qué puede pasar en Diputados

El proyecto de moratoria previsional impulsado por los senadores kirchneristas avanza en el Congreso. La bancada oficialista del Senado logró aprobar la iniciativa frente a la abstención de Juntos por el Cambio que, en caso de repetirse en la Cámara de Diputados, podría facilitar la sanción de la ley.

La iniciativa, que establece un plan de pagos para que las personas en edad jubilatoria y pre jubilatoria que no tengan los 30 años de aportes puedan cancelar deuda previsional, fue aprobada por el Frente de Todos con 38 votos a favor, a los que se sumó la cordobesa Alejandra Vigo (que suele jugar con la oposición), 6 en contra y 18 abstenciones.

La decisión mayoritaria del interbloque de Juntos por el Cambio de no votar con el oficialismo pero tampoco rechazar el proyecto -con la excepción de 6 senadores del PRO- apuntó a no quedar parados "en contra de un tema sensible para mucha gente", deslizaron fuentes de la bancada a iProfesional. Y es que, según las estimaciones del oficialismo, se verían beneficiadas casi 800 mil personas.

Con la iniciativa ya girada a Diputados, la abstención del principal espacio opositor en el Senado pinta un panorama en principio favorable para la sanción definitiva de la ley en un escenario donde el oficialismo está mucho más justo con los números como es la Cámara baja.

Y es que si allí la oposición también decide abstenerse -algo que están evaluando según indicaron fuentes parlamentarias a este medio- lograr el quórum y la aprobación de la ley sería mucho más fácil para el Frente de Todos.

La moratoria previsional obtuvo el visto bueno del Senado.
La moratoria previsional obtuvo el visto bueno del Senado.

Moratoria previsional: ¿de qué se trata el proyecto?

La iniciativa del Frente de Todos establece que las personas que estén por cumplir la edad jubilatoria (60 años las mujeres y 65 los hombres) entre 2022 y 2023 y no tengan los 30 años de aportes exigidos por la ley podrán regularizar períodos faltantes hasta el mes de diciembre de 2008, inclusive.

Esto se podrá hacer con un pago en hasta 120 cuotas que serán descontadas de manera directa del haber jubilatorio que se obtenga a través del programa.

Por otra parte, contempla la posibilidad de que las personas en edad pre-jubilatoria (mujeres de 50 a 59 años y varones de 55 a 64 años de edad) que saben que no llegarán con los aportes necesarios, puedan anticiparse y empezar a pagar ellos los períodos faltantes.

Estas personas podrán pagar unidades de cancelación de aportes, que son equivalentes a un mes de servicios y tendrán un valor fijo del 29% de la base mínima imponible de remuneración, en coincidencia con lo que aportan los trabajadores y trabajadoras en actividad cuando se realizan sus aportes en tiempo y forma.

Con esta herramienta se podrán regularizar períodos faltantes hasta el 31 de marzo de 2012, siempre que las personas en cuestión hayan tenido residencia en el país.

El plan de pagos para personas en edad jubilatoria alcanzaría a 477.000 mujeres y 295.000 hombres, mientras que la posibilidad de pre cancelar con 10 años de anticipación beneficiaría aproximadamente a 800 mil personas.

La nueva moratoria previsional facilitará la jubilación de miles de personas.
La nueva moratoria previsional facilitará la jubilación de miles de personas.

Un proyecto que mete más ruido entre el kirchnerismo y Guzmán

La iniciativa fue presentada por los senadores Mariano Recalde y Anabel Fernández Sagasti, ambos cercanos a la presidenta del Senado, Cristina Kirchner, y no fue consultada previamente con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El tema dejó, así, una vez más al descubierto la pésima relación entre el kirchnerismo y el ministro protegido del presidente Alberto Fernández, lo cual fue remarcado con picardía por la oposición durante el debate.

En ese sentido, el chaqueño Víctor Zimmermann (Juntos por el Cambio) advirtió que de aprobarse la ley tendrá "un costo presupuestario importante" y preguntó retóricamente "si no impacta en contra del compromiso con el Fondo Monetario Internacional", por lo que pidió que vuelva a comisión para citar a especialistas y consultar al Ministerio de Economía.

La oficialista Juliana di Tullio, quien aseguró que el proyecto "no es una moratoria sino un plan de pagos", afirmó que el costo fiscal se estima en 0,02% del PBI para 2022 y 0,3% para 2023 y señaló: "Honestamente, no es una buena excusa para no votar este proyecto".

"No le vamos a preguntar al ministro de Economía por cada una de las iniciativas legislativas", lanzó Di Tullio en otro tramo de su exposición, donde remarcó que sí se estudió el tema con la Anses que dirige la camporista Fernanda Raverta. Y, dirigiéndose a la oposición, disparó: "Cuando se endeudaron en 50 mil palos no le preguntaron nada a su ministro y para una ley que le va a mejorar la vida a la gente vienen con esto".

Sagasti y Recalde, cercanos a Cristina, impulsores del proyecto.
Sagasti y Recalde, cercanos a Cristina Kirchner, impulsores del proyecto.

El debate: argumentos a favor y en contra

La bancada de Juntos por el Cambio insistió en que el proyecto debía retirarse y pasar por la Comisión de Presupuesto y Hacienda, lo que fue descartado de plano por el oficialismo. Calificaron además el proyecto como un "parche".

"Hubo moratorias en 2006, 2014 y ahora en 2022. Y que haya reglas cambiantes para incorporar a los que no aportaron en lugar de una única regla la verdad que es injusto", sostuvo Martín Lousteau y, tras afirmar que "este proyecto no provee ninguna solución estructural al problema", agregó: "Las moratorias como método permanente son un parche".

En tanto, Recalde le respondió: "Si no hacemos algo que algunos denominan 'parche' miles de personas caen en las migajas, en una jubilación de segunda que es la PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor). Es mucho más baja que la mínima y exige a las mujeres para poder obtenerla llegar a los 65 años".

"Queremos crear una consciencia previsional en todos y todas para que puedan prever hacía el futuro cómo estarán sus aportes cuando lleguen a la edad jubilatoria. Estamos siguiendo la agenda de 800 mil familias que esperan una respuesta urgente", señaló a su turno Fernández Sagasti.

Por su parte, la cordobesa Vigo justificó su acompañamiento a la iniciativa al señalar que "en este momento es necesario ir resolviendo los aspectos que no pueden esperar" y agregó: "Voy a votarlo positivamente aún con la suspicacia de pensar que estas son simplemente soluciones y parches para una enfermedad mucho más grave del sistema jubilatorio".

En el cierre del debate, el jefe del bloque Frente de Todos, José Mayans, chicaneó a Juntos por el Cambio al señalar que no había presentado ningún dictamen alternativo y, tras criticar el pedido de volver con el tema a comisión, señaló: "Para cuando lo tratemos el jubilado se murió. El momento es ahora".

Temas relacionados