El dilema de los intendentes: entre el apoyo a Cristina Kirchner y la defensa de la billetera

Surge el dilema: ¿Qué es primero el huevo o la gallina?  ¿El apoyo a Cristina, a Kicillof y a quienes la vicepresidenta decida o que aparezca la plata?
Por Nuria Am
20/11/2022 - 09,27hs
El dilema de los intendentes: entre el apoyo a Cristina Kirchner y la defensa de la billetera

En La Plata se mostraron cerca de Cristina Kirchner. Había sido parte de los pedidos del Gobernador en las últimas reuniones en la Residencia de la capital provincial. Algunos fueron dudosos, pero estuvieron. La buena relación con la administración provincial es imprescindible para llegar a 2023. De uno y otro lado.

Entre los que dijeron presentes estuvieron Ariel Sujarchuk (Ex intendente de Escobar en uso de licencia y hoy Secretario de Economía del Conocimiento), Fernando Espinosa (Intendente de la Matanza), Mayra Mendoza (Intendenta de Quilmes), Jorge Ferraresi (Intendente de Avellaneda), Verónica Magario (vicegobernadora de la Provincia de Buenos Aires), Wado de Pedro (ministro del Interior) y obviamente el diputado Máximo Kirchner y el líder de la Cámpora, el Cuervo Larroque. 

Todos los mencionados arriba participaron luego de un asado para pocos al terminar el acto en la Residencia del Gobernador. Cuando ya estaban sentados se sorprendieron con la irrupción de Cristina. Creían que el de anoche era un encuentro más como el que vienen llevando adelante los lunes en La Plata.

Fue una cena corta en la que la vicepresidenta repasó algunas de las cuestiones mencionadas en el acto que, de movida, vio como exitoso por el solo hecho de que no se hubieran producido incidentes que aguaran la fiesta.

De qué se habló durante el encuentro

Sin dar precisiones, sobre su futuro político, Cristina se refirió a sus menciones sobre seguridad (con críticas repartidas al ministro de Nación y al de Provincia por igual, para sorpresa de los presentes), al Programa de Precios Justos, y a los ministros que funcionan entre los que ponderó a Sergio Massa y su dedicación al trabajo agarrando lo que llamó un "fierro caliente".

Cuando la noche terminaba los llamaron para tomar una foto que luego Cristina difundió por sus redes. Participaron todos, inclusive uno al que en la imagen se lo ve claramente incómodo: Martín Katopodis. El ministro de Obras Públicas de la Nación aceptó como otros el convite. De los hombres cercanos al presidente Alberto Fernández fue el único que estuvo en el post acto. Del evento de La Plata también participó Juanchi Zabaleta (Intendente de Hurlingham), pero no fue a la residencia del Gobernador, por cuestiones de agenda. Hombres cercanos al ex intendente de San Martín insisten con la idea de que el ministro no disputará cargos en su municipio y que es un dirigente del peronismo de la Provincia de Buenos Aires que tiene excelente relación con todos los sectores de la coalición; y que como secretario general del PJ de la Provincia, también la lógica es que asistiera anoche a la cena "para pocos" después del multitudinario acto en el estadio Diego Armando Maradona. De todos modos su cara en la foto final no lo muestra muy cómodo con la situación.

Los intendentes entre el apoyo a Cristina y la defensa de la billetera
Los intendentes entre el apoyo a Cristina y la defensa de la billetera

Los jefes de los distritos pusieron su parte, ahora esperan la del Gobernador. Esta semana fue el tercer encuentro que los intendentes llevan adelante en forma semanal con las autoridades provinciales. Generalmente los recibe Kicillof en La Plata. De las reuniones también participan jefes comunales de la oposición. El platense Julio César Garro y Néstor Grindetti de Lanús son quienes se ocupan de ser puentes entre oficialismo y contrarios en la Provincia. El último de esos encuentros fue un almuerzo, en el que los intendentes manifestaron su preocupación por el financiamiento para la gestión y las obras. El presupuesto para seguridad fue otro de los temas que se conversó, y la actualización del Fondo de Infraestructura. También se juntan solos. En la última reunión sin el Gobernador, varios coincidieron en que los fondos son escasos teniendo en cuenta la inflación. Hay obras que se presupuestan ahora para ejecutar el año que viene con un panorama incierto.

El Gobernador insiste en que se concentren en los distritos y busquen voto por voto. Les encomienda a cada uno garantizar el triunfo en su distrito y ayudar a los candidatos en los municipios donde no hay intendentes del Frente para la Victoria. Como contrapartida se compromete con la entrega de fondos en tiempo y forma para las obras y programas.

¿Apoyar a CFK o que aparezca el dinero? Allí está la cuestión

¿Pero qué es primero el huevo o la gallina?  El apoyo a Cristina, a Axel y a quienes la vicepresidenta decida  o que aparezca la plata?

Los municipios fueron por más. Esta vez pidieron también un bono, de unos 50 mil pesos para empleados municipales para hacerle frente a los efectos de la inflación. Hasta ahora lo implementó en Quilmes Mayra Mendoza.

Y el gobernador respondió: auditará a cada uno de los municipios para saber cuáles necesitan real ayuda fiscal y por qué. Hay quienes aseguran que ese dinero podría llegar a representar unos 100 mil millones de pesos. La misma cifra que habían solicitado los intendentes del Gran Buenos Aires un tiempo atrás. Pero se revisarán las cuentas, y a nadie le gusta que se metan entre sus papeles.

Ahora serán revisadas los números de cada municipio por parte del Gobernador. Eso generó mal humor entre los caciques comunales. Desde la Rosada ven la escena. Aseguran que Cristina muestra a Axell a su lado como gesto de que es su persona en la Provincia, su hombre de confianza. Hay quienes quieren que sea candidato a Presidente, pero hasta ahora el gobernador no lo ve, no quiere, prefiere retener la provincia.

Los intendentes que semanas atrás llegaron a Casa Rosada para reunirse con Alberto Fernández, Juan Manzur y el ministro de Economía, Sergio Massa
Los intendentes que semanas atrás llegaron a Casa Rosada para reunirse con Alberto Fernández, Juan Manzur y Sergio Massa

De todos modos, Kicilof podría tener a su competidor dentro de su propio Gabinete. Algunos afirman que se va armando entre los intendentes una liga de hombres del conurbano que se encolumnaría detrás de Martín Insaurralde. "Se va a llevar una sorpresa Axel con Martín, es el único que camina la provincia de punta a punta…. Y de a poquito los va juntando a todos", aseguran en los pasillos de la Rosada.

Los intendentes saben que tienen que jugar a varias puntas. Por un lado pensar que tienen que pasar aún las fiestas y un 2023 en el que no quieren recortes por la cercanía con las elecciones. Por otra parte mirar más allá de sus oficinas y saber a dónde ir si el deseo de Kicillof queda solo en el intento.