Bullrich va por el milagro: cuáles son los tres pilares de su estrategia con la que busca ganar las elecciones

El batacazo de Milei en las PASO obligó a la candidata de Juntos por el Cambio a reorganizar su estrategia para poder acceder al balotaje
Por S.R.
11/09/2023 - 13:00hs
Bullrich va por el milagro: cuáles son los tres pilares de su estrategia con la que busca ganar las elecciones

El diseño de la campaña presidencial de Patricia Bullrich se planteó en etapas. Tal vez no por una decisión estratégica, sino por las circunstancias. Posiblemente por eso, terminada la primera en que venció en la interna a Horacio Rodríguez Larreta, pareció observarse un período de cierto desconcierto y falta de rumbo, que ahora apunta a corregirse, con el tiempo suficiente para llegar con solidez a las elecciones generales.

Además, el contundente triunfo que logró Juntos por el Cambio en la provincia de Santa Fe consagró a Maximiliano Pullaro como nuevo gobernador y le dio a la candidata presidencial el espaldarazo que necesitaba su campaña para las elecciones de octubre, en el que la seguidilla de comicios provinciales previos y la presentación de un equipo con una nueva impronta de gobierno serán centrales.

Es que el desafío de enfrentar al jefe de gobierno no era menor. "Enfrentamos a un rival de enorme peso, con volúmenes de dinero extraordinarios, que incluso te diría, tergiversó el clima político y de medios como nunca antes. Con el tiempo va a verse mejor, cuando se salga del fragor de esta lucha, vamos a entender todos, el daño que el larretismo le hizo a Juntos, al sistema político y a su relación con el sistema de medios", explica una fuente bullrichista que conoce bien de la relación entre los medios y la política.

Lo cierto es que el tenor de esa contienda, el modo en que escaló la batalla retórica entre unos y otros, hizo que ambos bandos dentro de Juntos por el Cambio concentrarán fuerzas en dicha disputa sin mirar demasiado hacia afuera. En parte es lógico, no había otra chance, ni forma de participar de este segundo tramo sin superar el primero.

Por eso el festejo duró poco, Bullrich ganó, y tal vez esa misma noche, en pos de la búsqueda de la unidad posterior, se cometieron algunos errores simbólicos, como el protagonismo en el escenario de un Mauricio Macri que habló más de Javier Milei que de la propia Bullrich, y que se paró en el frente, dejando detrás tanto al perdedor como a la ganadora, en un gesto simbólico de superioridad que fue percibido después.

¿Cómo ganarle a Milei?

Habiendo ganado Patricia con su discurso duro y combativo, comenzaba otro período, donde las circunstancias la ubicaban en el centro del menú electoral. "Es que, con Milei como protagonista de la sorpresa pasaron dos cosas: perdimos el impacto que debió tener la victoria de Pato, porque si Javier sacaba, no te digo los 15 puntos que decían las encuestas, sino 22% o 23%, el protagonismo del factor sorpresa era nuestro, porque aunque nuestros números así lo indicaban, el periodismo y el clima de opinión decían que perdíamos, nuestra victoria sobre Larreta se llevaba todas las cámaras, pero los casi 30 puntos de Milei minimizaron ese hecho", explica el analista del PRO.

Y continúa: "y, por otro lado, debimos trabajar la reconstrucción discursiva sin desnaturalizar a Patricia. Su principal rival dejó de ser un moderado, pasó a ser un combativo de nivel antisistema, por lo cual el discurso duro iba a quedar siempre como menos duro, necesitábamos un reacomodamiento discursivo".

Bullrich y el segundo milagro
Patricia Bullrich va en busca del "segundo milagro" en las elecciones de octubre

En medio del proceso de repensar la estrategia, tanto Sergio Massa, como el propio postulante libertario, dieron una mano y ofrecieron huecos que ayudaron al reposicionamiento de Bullrich. La inesperada devaluación del lunes post electoral y su consecuente impacto en la inflación, debilitaron más al hombre de Tigre, mientras que Milei empezó a dudar sobre sus propias propuestas y dar marcha atrás en la mayoría de los temas que había prometido en la campaña para las PASO.

En busca de solidez

Por eso ahora la estrategia de la candidata de Juntos es sumar dureza y solidez. Pararse sobre tres patas que son, según las mediciones históricas, las que más interesan a los electores y mostrar capacidad para resolverlas. 

Una de ellas inequívocamente es la economía y allí entra Carlos Melconian, para resolver un problema grande que exhibía Bullrich. Ella no es economista, y si bien entiende perfectamente lo que hay que hacer y coincide con las sugerencias elaboradas por el equipo de Luciano Laspina, le cuesta explicar algo que no es su tema de conocimiento. Y para peor, Laspina no es un comunicador claro, no es sólido frente a las cámaras y "no tiene la capacidad de bajar el discurso económico de modo que todo el mundo lo entienda", dicen quienes se encargan de la estrategia de comunicación de la candidata. "Con Carlos eso está resuelto", aseguran. Melconian salió de inmediato a presentar batalla, y destrozó en pocos días, frente al público tradicional, el juego de la "dolarización".

Por otro lado, Bullrich quiere hacer foco en la seguridad, área de conocimiento donde se mueve como pez en el agua. "La gente tiene miedo, la está pasando mal, y reconoce que Patricia es la única referencia en el universo de candidatos, que puede enfrentar el tema, en eso somos los más sólidos", explican en su campaña.

Hay un tercer tema que se agregará en estos días: la corrupción, en el que Bullrich puede también hacer la diferencia. Ninguno de sus rivales habla del tema. Y hay un sector importante de la sociedad, que quiere que estos 20 años de kirchnerismo no queden impunes. Pero, por cierto, Massa no habla del tema, y curiosamente, Milei tampoco. Tal vez por su alianza subterránea con el peronismo, el candidato libertario ni siquiera menciona ese tema que de acuerdo a los estudios de opinión, está tercero entre las preocupaciones de la gente. En los próximos días, Patricia y sus voceros, saldrán a hacer foco en esta temática.

Parada sobre esos tres ejes la candidata apunta a crecer. Cree poder retener sin tantas dificultades el voto de Larreta en las PASO, y apunta a recuperar "dos o tres puntos que son muy nuestros y votaron a Milei por el desgaste de la pelea de las primarias, y hay un 8% de electores que no suelen ir a votar en las PASO y si lo hacen en la general, de ese porcentaje, tradicionalmente, la mitad es del PRO, eso solo nos pone en la segunda vuelta", explica el estratega bullrichista, que completa: "y ya sabemos, para ese mano a mano, otra vez se baraja y se da de nuevo, son tres elecciones diferentes".

Solidez, equipos de gobierno, buenos voceros y el reconocimiento de que, terminados Cristina Kirchner y Macri como líderes absolutos de una época, la reconfiguración del sistema político se produce en medio de un proceso electoral. Por ese camino va Bullrich, en busca de su segundo milagro.