Ganancias: quiénes pagarán con la nueva ley que aprobó el Senado y por qué es clave para Massa

El Senado aprobó la ley impulsada por el ministro-candidato, que no fue al recinto y espera acto de la CGT. El plan electoral detrás de la medida
29/09/2023 - 05:35hs
Ganancias: quiénes pagarán con la nueva ley que aprobó el Senado y por qué es clave para Massa

El oficialismo aprobó en el Senado la ley que elimina el Impuesto a las Ganancias de la cuarta categoría con la que el ministro de Economía y candidato presidencial Sergio Massa busca levantar su campaña, asegurarse el apoyo de los gremios más poderosos y golpear a Juntos por el Cambio en uno de los ejes de su discurso durante el debate electoral.

La iniciativa que busca eximir del pago de este tributo a prácticamente todos los trabajadores en relación de dependencia al llevar el mínimo no imponible a $1,9 millones de salario bruto se aprobó la semana pasada en la Cámara de Diputados y el Senado que encabeza Cristina Kirchner sancionó la ley con 38 votos a favor y 27 en contra (todos de Juntos por el Cambio) tras haberle dado un tratamiento exprés en comisiones.

Según supo iProfesional, Massa tenía previsto asistir al Senado junto a la cúpula de la CGT, tal y como hizo en Diputados, para presenciar la votación de la ley que impulsó pero finalmente no fue. La polémica sobre la jueza Ana María Figueroa tensó el clima y le quitó brillo al logro del ministro-candidato.

No obstante, la aprobación de la nueva ley de Ganancias se dio como Massa esperaba gracias al apoyo de bloques aliados del oficialismo y el ministro-canidato tendrá su festejo en el acto que organiza la CGT para este viernes en la Plaza del Congreso a modo de celebración por la medida y apoyo para su campaña.

Y es que la nueva ley de Ganancias se convirtió, en efecto, en la principal "bandera" de la campaña de Massa para tratar de meterse en el balotaje por su doble efecto político: por un lado, beneficiar a unos 800 mil trabajadores agrupados principalmente en los sindicatos más fuertes como Camioneros y por el otro llevar a Juntos por el Cambio a votar en contra y poner a su candidata, Patricia Bullrich, a dar explicaciones complejas.

Ganancias: ¿qué dice la nueva ley que el oficialismo intenta aprobar?

La nueva ley impulsada por Massa que el Senado se encamina a aprobar cuenta con 9 artículos en los que se plantea dejar "sin efecto el impuesto a las ganancias que recae sobre los ingresos del trabajo personal ejecutado en relación de dependencia, jubilaciones y pensiones".

El oficialismo convertiría en ley el proyecto en el Senado, con la presencia de Massa 

De esta manera, se elimina el impuesto de la cuarta categoría y solo quedarían alcanzados los ingresos superiores a 15 salarios mínimo vital y móvil (SMVM), lo que abarcaría a CEOs, gerencias, subgerencias, puestos calificados y jubilaciones y pensiones de privilegio.

Tras la suba del salario mínimo que se confirmó el último miércoles el mínimo no imponible queda en $1,9 millones de salario bruto y la nueva norma establece un mecanismo una actualización automática a partir de 2024 que se llevará a cabo en los meses de enero y julio de cada año.

Además, la ley crea un "régimen simplificado cedular dentro del impuesto a las ganancias denominado Mayores Ingresos" que entraría en vigencia a partir del 1 de enero de 2024 y que consiste en establecer un mínimo no imponible de 180 SMVM anuales.

En ese sentido, se establece una escala progresiva que se comienza a aplicar a partir de los 180 salarios mínimo vital y móvil del 27% al 35% que se va a aplicar exclusivamente por el excedente. De esta forma solo quedarán alcanzados por el impuesto alrededor de 88 mil contribuyentes, menos del 1%.

Cuál es el efecto político que busca Massa con la nueva ley

El último miércoles en Ensenada el ministro-candidato calificó como "día histórico" a la sesión del Senado al tiempo que vaticinó que él será "el primer presidente que cumpla" con la eliminación del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores -algo que también había prometido Mauricio Macri- incluso antes de llegar al cargo.

El rédito político para la campaña de Massa con esta ley pasa principalmente por ese argumento. El ministro no se cansa de resaltar que siempre dijo que "el salario no es ganancia" y que, por ello, la ley es una demostración de su "coherencia". Pero el objetivo final va más allá.

Massa llevará el tema de Ganancias como "bandera" de campaña para descolocar a Juntos por el Cambio

La intención de Massa era tener la nueva ley aprobada antes de ir al primer debate de candidatos presidenciales. El Senado de Cristina Kirchner le cumplió ese deseo. Ahora, el ministro no solo podrá exhibir su logro en ese careo con sus rivales sino también poner de relieve el rechazo de Juntos por el Cambio a un proyecto que fue apoyado en Diputados incluso por el libertario Javier Milei, el rival más incómodo para Bullrich.

Juntos por el Cambio tiene un argumento economicista: el cambio en Ganancias que impulsó Massa genera una drástica caída de la recaudación que, si no es compensada con una baja del gasto público, terminará por alimentar una "hiperinflación" por vía de la mayor emisión para compensar el bache.

En resumen, Juntos por el Cambio se presenta así como una fuerza "responsable" frente a la "irresponsabilidad" que le adjudican a Massa. Pero el ministro-candidato entiende que ese argumento, al que adhiere Bullrich, es poco atractivo en una campaña electoral donde todo se trata de convencer a los votantes y prometerles mejoras en el poder adquisitivo.

Pero además, el rechazo de Juntos por el Cambio a la nueva ley le permite al oficialista pegarle a Bullrich en uno de los ejes de su campaña: la promesa de bajar la presión impositiva. Sin importar las explicaciones que dé la candidata opositora, Massa podrá machacar sobre la idea de que su rival promueve la baja de impuestos pero vota en contra.

El apoyo de los sindicatos, la otra pata de la jugada de Massa con Ganancias

De esta forma, la aprobación de la nueva ley en el Senado le dio a Massa una herramienta útil para su objetivo de descolocar a Juntos por el Cambio de cara al electorado y, en combinación con la popularidad de Milei, tratar de marginar a Bullrich en los comicios de octubre e ir al balotaje con el libertario.

Pero además, con la norma Massa logró alinear detrás de su candidatura a la totalidad de la CGT y la CTA que reclaman hace años una medida de este tipo. El apoyo de las centrales gremiales es crucial porque, contrariamente a lo que se piensa, no se da únicamente por su pertenencia al variopinto universo peronista.

Con la nueva ley solo quedarán alcanzados quienes perciban un ingreso de 15 salarios mínimos o más

En un contexto de inflación récord, el respaldo de la CGT no es algo menor para el candidato oficialista que es, además, el ministro de Economía. El poder de movilización y de logística de los sindicatos que integran la central obrera es un valor para la campaña de Massa en un contexto adverso.

La eliminación del Impuesto a las Ganancias para casi todos los trabajadores en relación de dependencia, que en su mayoría están sindicalizados, le garantiza a Massa ese apoyo clave rumbo a las elecciones de octubre.

Cómo fue el debate

Tras haberse retirado del recinto durante el tratamiento del pliego de la jueza Figueroa, Cristina Kirchner regresó para presidir la votación del proyecto de Massa sobre Ganancias. Massa se ausentó, pero la vicepresidenta se tomó una foto con dirigentes sindicales entre los que estuvo Pablo Moyano.

En ese tramo de la sesión, la vicepresidenta incluso llamó al orden a la oposición cuando el jefe del bloque oficialista, José Mayans, criticaba a la oposición por su rechazo. "Todo esto que hablaban de que había que bajar impuestos y que el salario no es ganancia ya no es cierto, cambiaron otra vez", chicaneó el formoseño.

Mayans le apuntó a Juntos por el Cambio en un extenso discurso donde también repartió críticas para el gobierno del ex presidente Mauricio Macri para Bullrich, de quien dijo que "no entiende nada" de economía.

La bancada opositora repitió muchas de las críticas que ya habían hecho sus pares de la Cámara de Diputados, como la calificación de la medida como "electoralista". Pero apuntó más fuertemente a la caída de recaudación para las provincias por el hecho de que Ganancias es un impuesto coparticipable.

"Antes los gobernadores iban a la Justicia y ahora aplauden como focas porque lo hace su ministro-canidato", disparó el senador fueguino Pablo Blanco.

Por su parte, el jefe del bloque radical, Luis Naidenoff, afrmó: "Estamos regalando 60 mil millones de pesos de coparticipación". Además, acuso al oficialismo de estar "sustituyendo Ganancias por el impuesto inflacionario".

Temas relacionados