Arrancó el debate por la Ley ómnibus y Martín Menem perdió la confianza de Milei, ¿está en la cuerda floja?

El titular de la Cámara de Diputados no estuvo presente en la última reunión de Gabinete y el Presidente ya le tendría preparado un despacho en Casa Rosada
31/01/2024 - 07:00hs
Arrancó el debate por la Ley ómnibus y Martín Menem perdió la confianza de Milei, ¿está en la cuerda floja?

El titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, enfrenta su primer gran desafío, y lo hace en la mira de propios y ajenos: debe garantizar nada más y nada menos que la media sanción de la Ley Ómnibus, el caballito de batalla del presidente Javier Milei.

En ese sentido se mueve, pero a pesar de sus esfuerzos y de los guiños del Gobierno, se ubica en el ojo de la tormenta y confronta la presión de varios sectores políticos, incluso los más cercanos.

Sin experiencia y con algún desconocimiento del reglamento, legisladores opositores y del espacio cuestionan su labor en el recinto mientras que desde el Ejecutivo intentan mostrarse en conformidad.  

El proyecto de "Bases y puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos" configura la carta de presentación de la gestión libertaria y de pasar significaría un avance en la impronta del programa libertario.

Críticas y elogios a Martín Menem

Según supo iProfesional, son varios los diputados que cuestionan al sobrino del expresidente por su inexperiencia al frente del cargo. "Hace rato que hay disconformidad con el manejo del tratamiento", señala un colaborador de un legislador libertario, quien asegura que desde la disconformidad surgió hace más de dos semanas.

En La Libertad Avanza, hay quienes creen que de no salir la megaley "toda la responsabilidad recaerá en él (Menem)", hoy la figura más apuntada de la administración por el peso de la coyuntura, aunque le dan aire frente a la posibilidad de conquistar la media sanción.

El debate por la Ley ómnibus será un antes y un después para el Gobierno, pero sobre todo para Martín Menem.
El debate por la Ley ómnibus será un antes y un después para el Gobierno, pero sobre todo para Martín Menem.

Tal y como explican, el desmanejo de Martín Menem está "a la vista de todos" y se materializa, por ejemplo, en los constantes cambios en las modificaciones de la ley y en la danza de fechas barajadas para tratar el cambio normativo en el Congreso a lo largo de los días. "Martín está mal elegido, ese es un lugar para un hombre como (Cristian) Ritondo, pero bueno, eso significaría ceder poder al PRO. La realidad es que en La Libertad Avanza no hay mucho más. Es un bloque pobre, no vinculado al mundo de la política", definieron fuentes legislativas.

Algunos representantes de la oposición dialoguista creen que el diputado de La Libertad Avanza "hace lo que puede", y que a pesar de sus "buenas intenciones" no cuenta con la habilidad necesaria para el cargo, incluso, desconoce algunas cuestiones técnicas del funcionamiento de la cámara.

En la vereda contraria, en el corazón de la bancada peronista lo consideran muy educado y trabajador, pero especifican que "no sabe dónde está parado, pobre". "La Casa Rosada lo mea y lo salta", remarcan en referencia a la decisión de Milei de involucrar al asesor presidencial, Santiago Caputo, en la negociación que supo iniciar el diputado.

"Su laburo está más que condicionado por el hecho de que el Gobierno primero le revoleó por la cabeza un mega proyecto de ley para que sea aprobado sin cambios, después con otros, después otras modificaciones y así constantemente", sostiene otra fuente de Unión por la Patria, y puntualiza: "Se creían que sólo con mística se ganan las cosas y se olvidaron que lo importante es saber jugar para poder ganar. La culpa no es sólo de Menem y sus errores, sino de LLA en su conjunto".

En los últimos días, la secretaria General de la presidencia, Karina Milei, la funcionaria más influyente del Gabinete, visitó al titular de la Cámara baja en el comedor del Parlamento con intención de realizar un "seguimiento" de la negociación. El encuentro, en el que participó también su primo Eduardo "Lule" Menem, aún sin cargo, pero de colaboración en Diputados, fue percibido como una muestra de respaldo de parte del Ejecutivo.

"El mandatario está en permanente diálogo con Martín y valora muy bien su tarea", repiten como mantra desde la vocería de Presidencia. Pero a pesar de los dichos, no deja de ser Caputo el que tiene vía libre para negociar con los dirigentes opositores sobre el devenir del proyecto. Es él quien determina cómo y qué se negocia, y en más de una oportunidad operó como intermediario entre Menem y las voluntades del mandatario.

Para parte de la oposición dialoguista, Menem requirió la
Para la oposición dialoguista, Menem requirió la colaboración de Karina Milei y Santiago Caputo para manejar la cámara baja.

Rumores de corrimiento y el futuro de Martín Menem

Entre los señalamientos que apuntan a Menem, recorre varios despachos del Congreso la versión de que el Poder Ejecutivo prepara una oficina para él en Casa Rosada, bajo la órbita de la Secretaría de Legal y Técnica.

Lo que consideran algunos actores del recinto es que Milei motorizaría un enroque de cargos, por lo que el actual titular de la Cámara no abandonaría el Gobierno, aunque alertan que si la megale y sale "capaz fortalecer su figura y sigue".

Fuentes con despacho en Balcarce 50 desmintieron la versión y rápidamente aclararon que el diputado se ausentó de la reunión de Gabinete de esta semana, luego de haber enviado un mensaje al grupo de WhatsApp que comparten los principales colaboradores de Milei, por su tarea en la Cámara. "Si me necesitan voy", sostiene que planteó.

Ley Ómnibus: modificaciones y el desafío de la primera sesión

En sus inicios, el megaproyecto contaba con más de 650 artículos, pero debido a las modificaciones y la eliminación del paquete fiscal, se redujo a 530 que deberán ser tratados uno por uno en la sesión convocada para este miércoles, asumiendo que el oficialismo cuente con el quórum necesario para dar tratamiento.

Menem asegura que, a pesar de las correcciones, el Gobierno alcanzará "por otros mecanismos" la meta del déficit cero, y los encargados de cumplir con esa promesa apuntan a intensificar el recorte en las provincias para garantizar el equilibrio de las cuentas.

Lo cierto es que la sesión que iniciará a las 10, la primera que afrontará este Gobierno, configura una gran tarea para el titular de Diputados. Conquistar el número de legisladores mínimo y dar tratamiento detallado de cada modificación requerirá de toda la cintura política que el riojano tenga -o no- para que el proyecto siga su curso.