iProfesionaliProfesional

El conflicto por el financiamiento a universidades vuelve a condicionar a Milei en el Congreso

El Gobierno trató de dar por cerrado el tema pero la UCR arma una sesión en Diputados. El oficialismo podría verse doblegado por una unidad opositora
18/05/2024 - 08:01hs
El conflicto por el financiamiento a universidades vuelve a condicionar a Milei en el Congreso

El conflicto por el financiamiento de las universidades nacionales que originó la masiva marcha del pasado 23 de abril vuelve a la agenda del presidente Javier Milei desde el Congreso, donde el bloque de la UCR pidió una sesión especial para tratar el tema y los números no juegan a favor del oficialismo para impedir que junten quórum y fuercen una discusión que el Gobierno intenta dar por cerrada.

El compromiso del Gobierno de garantizar el financiamiento universitario, que había quedado congelado con el Presupuesto 2023, se vio esta semana a través de la resolución que otorga a la UBA una actualización de las partidas para gastos de funcionamiento de 270% interanual. Con un comunicado que mencionó además un "acuerdo con el bloque de senadores de la UCR", la Casa Rosada dio por concluido el tema.

Sin embargo, el bloque de diputados de la UCR no lo entendió así y, ante el reclamo que persiste entre las otras 60 universidades nacionales, llamó a una sesión especial -que en teoría Martín Menem está obligado a convocar- con una batería de proyectos de distintos espacios políticos para "garantizar la actualización de las partidas presupuestarias de todas las universidades del país".

En abril hubo un intento del kirchnerismo y parte del radicalismo por sesionar pero no logró quórum suficiente. Esta vez, el escenario podría ser distinto porque ahora es toda la bancada radical la que pidió la sesión y entre los proyectos planteados hay algunos de Unión por la Patria y la Izquierda, lo que amaga con lograr una mayoría que le torcería el brazo al oficialismo.

Financiamiento a universidades: ¿cuál es el desafío político que le plantea a Milei la sesión?

Ocurre que muchos de esos proyectos ya tuvieron debate en la Comisión de Educación pero se necesita el dictamen también de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Ese cuerpo está encabezado por José Luis Espert, el guardián de Milei que intenta demorar el avance de cualquier iniciativa opositora que afecte el presupuesto del Ejecutivo.

Con 99 diputados de Unión por la Patria, 5 del Frente de Izquierda y los 34 de la UCR sentados en el recinto habría quórum suficiente para abrir la sesión. Sin dictamen de comisiones, ninguno de los proyectos se puede aprobar a menos que tenga dos tercios. Los radicales aspiran entonces a "emplazar" a las comisiones, esto es, poner fecha y hora para la firma de los dictámenes.

La marcha universitaria fue la más grande que enfrentó Milei y el problema del financiamiento vuelve a instalarse en el Congreso

"Si hubiera dos tercios de votos se daría media sanción, sino hay que emplazar a la comisión para que reúna al plenario y se firmen los dictámenes", señaló a iProfesional una fuente del radicalismo, y dejó abierta así la posibilidad de que se sumen algunos otros bloques para alcanzar la mayoría calificada que le torcería el brazo a La Libertad Avanza.

Y es que la Coalición Cívica podría sumar su apoyo en un tema de este tenor y en el bloque Hacemos Coalición Federal que lidera Miguel Pichetto hay algunos diputados -como los de Córdoba y Santa Fe- que respaldan los planteos sobre el financiamiento universitario. Según supo iProfesional, en abril esta bancada le había sugerido a Unión por la Patria esperar a mayo para abordar el tema, para no empiojar el debate de la Ley Bases que se daba entonces.

De hecho, fue aquel otro tema (que hoy está en el Senado) lo que puso pausa al intento de avanzar con los proyectos sobre el financiamiento de las universidades. Como anticipó iProfesional, la diputada radical Danya Tavela y otros de su bancada habían anticipado que retomarían el reclamo post tratamiento de la Ley Bases. Ahora, se despeja el camino para que la oposición muestra capacidad de marcarle la agenda al oficialismo, que aparece con un margen muy chico para evitarlo.

¿Cuál es el planteo de la UCR al Gobierno?

Pasado el debate que dominó a la Cámara baja desde enero hasta fines de abril, el tema de la universidades volvió a instalarse con fuerza. "Nosotros buscamos que tras todas las reuniones que hubo en Educación se dictamine el tema en un plenario, pero el Gobierno no hace la convocatoria y, de algún modo, con el comunicado entiende resuelto el conflicto, que claramente no lo está", señaló a iProfesional un referente del bloque radical.

Para el bloque radical, "el reciente aumento de un 270 % sobre el Presupuesto 2023 otorgado a la UBA implica de parte del Gobierno reconocer la necesidad de una adecuación presupuestaria" para el funcionamiento de las universidades pero debe usar "el mismo criterio para el resto de las 60 casas de altos estudios".

"A veces tienen la estrategia del avestruz, meten la cabeza en la tierra a ver si los problemas pasan en vez de abordarlos, entonces nos fuerzan a convocar a una sesión", deslizan entre los diputados del radicalismo, donde saben que la posibilidad de alcanzar una mayoría para condicionar la agenda es algo que le mete presión al oficialismo.

Si a la sesión de la UCR se suma el kirchnerismo y la izquierda podrían forzar al oficialismo a tratar los proyectos 

Qué dicen los proyectos y por qué se perfila un escenario difícil para los libertarios

Ninguno de los proyectos que plantea la oposición para sobre el financiamiento universitario es cómodo para un oficialismo que tiene que defender la política de ajuste de Milei y el mandato de no hacer nada que complique la meta del déficit cero.

Una de las iniciativas pertenece a la radical Tavela y plantea un "Régimen de Financiamiento de Universidades Nacionales" que intenta limitar el manejo discrecional de los recursos para el sector y hay otros que declaran la "emergencia presupuestaria del sistema universitario" hasta la aprobación de un Presupuesto 2024, presentados por Romina del Pla, del Frente de Izquierda, y por Julia Strada, de Unión por la Patria.

En el temario de la sesión se incluyó otro proyecto del bloque kirchnerista, en este caso de Martín Soria, que propone "una tarifa diferencial de gas y energía eléctrica" para las universidades e institutos de educación superior. Otro tema que, en principio, sería rechazado de plano por el oficialismo.

La confluencia de proyectos de distintos bloques en la sesión que pidió la UCR por el financiamiento universitario es el principal desafío para el gobierno de Javier Milei porque amaga con poner una vez más de relieve que cualquier unión circunstancial de la oposición puede manejarle la agenda al oficialismo, algo no menor para el mediano plazo.