Más artículos

Impresionante video: un pez de aguas profundas se come un tiburón entero

Impresionante video: un pez de aguas profundas se come un tiburón entero
Un mero blanco atacó al pez mientras comía los restos de un cadáver de pez espada. Las imágenes fueron captadas por la Adminstración Oceánica de EEUU
23.07.2019 09.14hs Recreo

Los rover marinos de la Adminstración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU (NOAA por sus siglas en inglés) están revelando impactantes imágenes de los fondos marinos. El último video difundido por este organismo refleja cómo los comensales de una cena submarina acabaron siendo el banquete.

La acción tuvo lugar a unos 450 metros de profundidad cerca de la elevación del fondo marino de la costa de Carolina del Sur. Al explorar el naufragio del petrolero SS Bloody Marsh, el vehículo de control remoto Deep Discoverer de la NOAA encontró los restos de un pez espada de 2,5 metros que estaba siendo masticado por casi una docena de tiburones de aguas profundas.

"La causa de la muerte de este majestuoso animal no está clara, quizás debido a la edad, la enfermedad o alguna otra lesión", explica para Sciencealert el científico marino Peter J. Auster, de la Universidad de Connecticut. "No había un anzuelo o rastro visible de la línea de pesca que sugiriera que se trataba de una captura perdida. Sin embargo, cualquier tipo de lesión habría sido enmascarada por el daño masivo causado por cientos de mordeduras de tiburones".

En el video se recoge cómo estos peces, que pertenecerían a dos especies diferentes, el pez lobo de aguas profundas y el pez cebra, van mordiendo el cadáver de forma voraz. Ambas especies son comunes en este tipo de profundidades y suelen nadar lentamente buscando algún bocado que pasa por allí o un animal muerto del que pueden aprovechar su carne.

Sin embargo, mientras los "pequeños" degustaban su preciado manjar, una cherna o mero blanco (Polyprion americanus) que pasaba por allí (minuto 1.42) engulló de un solo bocado a uno e los comensales, que se convirtió en el banquete. Con una envergadura que puede superar los dos metros de longitud y escondidos en aguas profundas y restos de naufragios, esta cherna apareció de la nada frente a los objetivos, sorprendiendo a la tripulación del Deep Discover.

"Este evento raro y sorprendente nos deja con más preguntas que respuestas, pero esa es la naturaleza de la exploración científica", se escucha decir a Auster.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Recreo