El fotógrafo que capturó el retrato de Einstein sacando la lengua contó la historia de la foto más famosa

El fotógrafo que capturó el retrato de Einstein sacando la lengua contó la historia de la foto más famosa
Arthur Sasse fue quien capturó la imagen del científico que luego de transformó en un boom. El viernes se subasta una de las copias más antiguas
Por iProfesional
06.05.2020 13.10hs Recreo

Arthur Sasse fue el fotógrafo que capturó la imagen de Albert Einstein más famosa y contó la divertida historia que hubo detrás de ese instante.

El próximo viernes 8 de mayo se subastará a través de la galería vienesa Westlicht, la copia impresa más antigua del reconocido retrato del físico que se publicó el 16 de marzo de 1951 y esperan recaudar alrededor de 16 mil euros.

La impresión de la imagen de Einstein tomada por el reportero mide 15,8 por 14,5 centímetros y en el reverso lleva un sticker de la publicación con el sello de "International News Photos".

Según la reconocida galería de Viena, este sticker "prueba que la impresión se hizo sólo dos días después de que se tomara la fotografía. Por lo tanto, es la primera impresión en prensa de la fotografía más conocida del siglo XX".

Además en el recorte del periódico con la foto del físico, se puede leer bajo el título de "Einstein’s Fun" (La diversión de Einstein), una descripción de cómo fue el momento en el que se capturó.

Al pie de la imagen se lee: "Albert Einstein, famoso científico, dio esta respuesta cuando un fotógrafo le pidió su foto en la celebración de su setenta y dos cumpleaños en Princeton, N.J. Inmediatamente le siguió una risa, pero el camarógrafo alerta capturó la pose inicial".

Westlicht, destaca: "El resultado fue una de las fotografías más icónicas del mundo y uno de los temas más reproducidos e imitados. El propio Einstein quedó tan entusiasmado con esta foto, que rápidamente le dio la imagen del ‘profesor loco’, que ordenó nueve copias para enviarlas a sus amigos como tarjetas de felicitación".

En el momento histórico de la foto, Arthur Sasse estaba rodado de colegas, pero fue el único que logró capturar ese momento del físico, mientras se retiraba de la fiesta de su cumpleaños número 72, realizada en el Club Princeton de Nueva York.

Temas relacionados