Más artículos

Test de personalidad: ¿cómo actuarías ante esta situación límite?

Test de personalidad: ¿cómo actuarías ante esta situación límite?
Este test de personalidad te va a revelar algunas cosas que seguramente no sabías acerca de quién sos y hacia dónde te dirigís en la vida.
Por iProfesional
23.01.2021 18.09hs Recreo

Conocerse a uno mismo es importante, pero reconocerse es quizá el primer y más importante paso para descubrir hacia dónde queremos llegar y cómo podemos hacer para lograrlo.

Como todos vivimos en la era de lo inmediato y no tenemos mucha paciencia para andar esperando, hoy te traemos este test donde solo tenes que contestar simple pregunta para descubrir qué tipo de persona sos en realidad, y cuáles de tus virtudes te van a ayudar a alcanzar tus metas.

a
Este test te ayuda a descubrir tu verdadera personalidad según cómo actuarías en una situación límite 

La situación es la siguiente:

Recibiste una nota anónima que dice: "hoy a tal hora en tal lugar. Es de vida o muerte". Cuando llegas se trata de una sala vacía en la que sólo hay una puerta, y está cerrada.

¿Cómo actuarías?

1. Intentás entrar a la fuerza

Sos una persona decidida, muy segura de vos misma. Confias plenamente en tus capacidades y no tenes miedo. Sin embargo, sos también impulsivo y no pensas las cosas dos veces.

Para poder llegar lejos en la vida, tenes que mantener esa confianza que te caracteriza, pero también es importante que entiendas que a veces es necesario un momento de introspección.

2. Intentás escuchar lo que hay del otro lado

Precavida, no te gusta dar ningún paso en falso. Por lo general no erras en tus decisiones. El problema es que a veces tardas demasiado en estar seguro. Tu perfeccionismo te lleva a necesitar siempre que las cosas se den de la mejor manera posible, y cuando algo no sale como esperabas te cuesta reaccionar.

Deberías tenerte más confianza, aunque las probabilidades no estén de tu lado, tenes la capacidad para resolver los problemas que se te presenten.

3. Golpeás la puerta

Probablemente seas una persona práctica, sencilla e inocente. Capaz de aceptar las cosas como son sin perder la calma. No sos de preocuparte de antemano y, por lo general, siempre encontras la solución más sencilla a los problemas más difíciles. Eso sí, a veces te falta un poco de impulso.

4. Gritás y hacés escándalo

Esa capacidad de sentirte interpelado por todas las situaciones te vuelve una persona empática, apasionada y deslumbrante.

Te gusta tener el dominio de las situaciones, y te desequilibrás si las cosas salen de otra manera. Tu mayor desafío es aprender a mantener la calma cuando las situaciones lo requieren, entendiendo que eso no significa debilidad, sino todo lo contrario.