Argentina, ante el duro desafío de las tres brechas: encuestas, dólar y pobreza

La dirigencia política del país enfrenta una situación crítica en varios frentes, mientras el precio del dólar vuelve a ocupar el centro de las miradas
Por Gustavo Marangoni
23/11/2022 - 17,45hs
Argentina, ante el duro desafío de las tres brechas: encuestas, dólar y pobreza

Basta con leer cualquiera de las muchas encuestas que circulan para percibir el enojo de buena parte de la opinión pública con la dirigencia política. Asimismo, cualquier portal, red social, canal de noticias, radio, etc. nos mantiene actualizados en tiempo real sobre la distancia entre el tipo de cambio oficial y el resto de los dólares alternativos. Y para comprender la crítica situación social basta con revisar los informes del INDEC o los que brinda, entre otros, el Observatorio de la UCA sobre la cuestión.

Esas son las tres brechas que se mantienen abiertas y en crecimiento con consecuencias ingratas para la vida cotidiana de los argentinos. Sin duda, cada una de ellas depende de las otras para su resolución. Como hace tiempo que la relación se retroalimenta negativamente, se resienten las expectativas de la sociedad.

De acuerdo a un estudio de opinión pública realizado por la organización iberoamericana "Mucho en común" durante la segunda quincena de octubre (2100 casos) el 79% de los argentinos cree que el país va en la dirección equivocada y le atribuye el error a los partidos y sus conducciones.

Enorme será el desafío para los dirigentes de las dos coaliciones que se presenten a disputar el voto popular el año que viene: cerrar la brecha entre gobernantes y gobernados después de experiencias fallidas de gestión. Sino tendrán que bancarse que algún político blue se favorezca con la corrida contra los políticos oficiales.

El dólar, otra vez en el centro de las miradas

Mientras tanto, las urgencias se dan en el terreno de la economía. Durante las últimas semanas semana volvieron a subir las brechas cambiarias y el BCRA no pudo sostener el precario freno en la sangría de dólares que marca un noviembre con ventas netas por algo más de u$s1.100 millones. Los riesgos se intensifican cada vez más, con desequilibrios que comienzan a preocupar (tanto en el mercado de pesos como de dólares) y que se reflejan en la dinámica financiera.

La brecha cambiaria volvió a pegar un salto y el CCL se ubicó un 107% por encima del oficial, quebrando la tendencia a la baja que mostraba desde el fin de la corrida en julio.

Los dólares paralelos se despertaron y volvió la tensión al mercado.
Los dólares paralelos se despertaron y volvió la tensión al mercado.

Lamentablemente, las malas noticias no se detienen allí. Adicionalmente, se conocieron las nuevas proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario respecto a la futura producción triguera (11,8 millones de toneladas), que auguran la menor cosecha de las últimas 7 campañas. Perspectivas sombrías que también se extienden a los rendimientos de la soja y el maíz, poniendo más presión a las ya muy alicaídas reservas netas.

Los anuncios de un aumento del swap con China no hicieron mella en un mercado que profundiza la desconfianza por la falta de dólares y sus previsibles consecuencias en más cepos, proliferación de tipos de cambios selectivos y trabas adicionales a las importaciones bajo un sistema (SIRA) que recoge rechazos y críticas. Esto último también disparó las dudas en cuanto a las divisas necesarias para el puente entre diciembre y abril/mayo, momento a partir del cual debieran comenzar a liquidarse las exportaciones de la cosecha gruesa.

Crece la tensión por la deuda en pesos

El anteúltimo mes del año trajo también un mayor estrés de la deuda en pesos, con el BCRA interviniendo casi a diario en la curva con vencimientos a 2024. Hasta el momento lleva comprados unos $270.000 en una táctica que no pasa inadvertida para los auditores del FMI y para los actores del mercado. Crecen las dudas sobre la actitud que podrían manifestar referentes económicos de la oposición durante la campaña electoral en términos de empujar la inestabilidad en el mercado para bloquear definitivamente la capacidad de roll over del Tesoro en nombre de impedir la herencia de "la bomba" por la mega emisión.

En materia de vencimientos, el muro a pasar parece estar cada vez más cerca. Hace dos semanas el Ministerio de Economía tuvo un mal resultado en el canje por bonos duales: 61% de aceptación cuando casi el 55% era sector público (BCRA + FGS + Bancos Públicos). Luego, apenas pudo renovar lo que vencía y siempre pagando tasas altísimas y colocando a corto plazo.

Este estrés vivido en el mercado de moneda doméstica en los últimos días comienza a ser un aviso de un proceso de dolarización que puede venirse más adelante. Toda esta incertidumbre no colabora en la desaceleración de los precios que, más allá de justos o injustos, no parecen muy dispuestos a ceder por debajo del 6% mensual. La inflación del segundo semestre impactará en la tercera brecha, la social, consolidando los niveles de pobreza alrededor del durísimo 40%.

Las buenas noticias las esperábamos de la selección, pero el debut con Arabia Saudita nos dejó un gusto amargo. Así que, al menos para mitigar la ansiedad hasta el partido con México, mejor hablemos de política. 

Temas relacionados