Más artículos

Hot Sale: qué debes saber para que los "hackers" no lo conviertan en pesadilla

Hot Sale: qué debes saber para que los "hackers" no lo conviertan en pesadilla
La comodidad de las compras en línea puede ser muy seductora, pero a algunas personas les sigue preocupando si sus pagos en línea están bien protegidos
Por Cesar Dergarabedian
13.05.2019 06.31hs Tecnología

El momento de comprar por Internet tiene una fecha especial en mayo, gracias al Hot Sale, que se abrirá entre el 13 y el 15 de mayo en la Argentina. Los ciberdelincuentes que se dedican a robar identidades bancarias de los consumidores o cuentas de tiendas en línea tienen anotadas estas fechas para obtener mayores ganancias.

La comodidad de las compras en línea puede ser muy seductora, pero a algunas personas les sigue preocupando si sus pagos en línea están bien protegidos. Desafortunadamente, esas preocupaciones están bien fundamentadas. Del 32% cuya información financiera estaba en riesgo, una encuesta global de la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab, realizada en 2018, reveló que una cuarta parte (26%) de ellos nunca había recuperado su dinero.

Los factores que pueden poner en riesgo las finanzas de las personas incluyen la dificultad para conservar el control de la información de pago después de utilizarla en diferentes plataformas de comercio electrónico y la variedad de métodos de pago disponibles.

Las compras en línea son como visitar un centro comercial gigante donde los consumidores pueden comprar artículos de diferentes plataformas de comercio electrónico. No es sorprendente que los compradores tengan dificultades para mantener bajo control toda su información de pago en línea.

De acuerdo al mismo informe de Kaspersky, al que accedió iProfesional, a más de la mitad de las personas (54%) le preocupa más el acceso de los cibercriminales a su información financiera. Sin embargo, un tercio (36%) de los encuestados ha olvidado o ni siquiera ha tratado de recordar los sitios web y aplicaciones donde ha compartido sus detalles financieros.

Números atractivos

Los siguientes números revelan la magnitud del volumen detrás del cual irán los delincuentes informáticos. De acuerdo a datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), el 90% de los argentinos adultos conectados compró alguna vez en línea, de los cuales el 63% compró en el último año.

La facturación del comercio electrónico 2018 ascendió a 229.760 millones de pesos. Esto representa un 47% más que el año anterior.  La cantidad de órdenes de compra fue de 79 millones (32% más que en 2017). El ticket promedio fue de 2.900 pesos (12% más que en 2017).

El total de productos vendidos fue de 120 millones, un 25% más que 2017. En 2018 en la Argentina se vendieron más de 328 mil productos por día a través de Internet. El 49% de los usuarios compró de manera "regular" (al menos una vez por mes), mientras que el 51% restante realizaron compras más ocasionales.

Si bien las tarjetas de crédito siguen siendo el principal medio de pago elegido por los usuarios con el 78% (vs. 92% en 2017), se diversifican los sistemas para abonar, con una ganancia de terreno por parte del uso de tarjeta de débito con el 7% (vs. 1% en 2017). Completaron el mix billetera electrónica y pagos en efectivo (11%).

El uso de los dispositivos móviles para realizar búsquedas anteriores a la compra crece sostenidamente: el 45% de los usuarios realizaron búsquedas a través de dispositivos móviles, subiendo 6 puntos porcentuales respecto del año anterior.

Las aplicaciones ganan terreno: 7 de cada 10 usuarios tienen al menos una aplicación de "eCommerce" instalada en su dispositivo y un 17% compró a través de ellas. La modalidad móvil crece tanto para realizar búsquedas como para finalizar el proceso: el 35% de los usuarios realizaron la compra a través de dispositivos móviles, con un crecimiento de 8 puntos vs. 2017.

¿Cómo aprovechar al máximo el Hot Sale?

Desde la CACE compartieron a iProfesional las siguientes recomendaciones para sacar provecho de la movida promocional:

* Antes de la compra

Registrarse en el sitio oficial del Hot Sale para estar entre los primeros en recibir novedades. Seguir las cuentas oficiales de Instagram, Twitter y Facebook para estar al tanto de las últimas novedades y ofertas del evento.

Corroborar con qué medios de pago tienes facilidades en cuanto a la financiación de tu compra (por ejemplo, posibilidades de pagar en cuotas con y sin interés). Por seguridad, acceder a las tiendas que participan del evento únicamente a través del sitio de Hot Sale.

En caso de encontrar un producto de interés, comprarlo en el momento. Si se decide volver más tarde, muy probablemente ya se haya vendido. Las ofertas, en muchos, casos tienen stock limitado.

Es importante organizarse: para lograr el punto anterior, armar previamente un listado de productos que le gustaría adquirir durante el Hot Sale y utilizarlo para organizar las compras. Si se elige un medio de pago en efectivo para abonar la compra, realizarlo cuanto antes para que el envío no se demore.

* Al cerrar la compra

Analizar las opciones de envío disponibles y los tiempos de entrega antes de finalizar la compra. Estas opciones pueden variar dependiendo del producto que se compre y de la zona geográfica en la que se encuentre el internauta.

Hacer un correcto seguimiento del pedido. Anotar el número de pedido y el código de seguimiento de envío al momento de cerrar la compra que servirá para rastrear el paquete.
Verificar las políticas de cambios y devoluciones de cada tienda para conocer las opciones si no se está conforme con el producto. En caso de algún inconveniente en la compra, comunicarse directamente con la empresa en cuestión para que los ayude a resolverlo.

* Medidas de seguridad

Para evitar cualquier inconveniente a la hora de realizar una compra por Internet, desde la CACE recomendaron tener en cuenta las siguientes medidas:

Siempre ingresar a las empresas adheridas a la actividad a través de la web oficial de Hot Sale: esto asegura que no es una página falsa. En la parte inferior derecha de la pantalla, al lado del símbolo de Internet, se debe encontrar un candado amarillo. Esto significa que el sitio web que estás visitando es seguro. Si no aparece, entonces no tiene una conexión segura con tu navegador. Esta característica debe visualizarse cuando se llega a la página para realizar el pago, no en la home.

Si la URL de la página empieza con https://, está en una página segura; si la URL empieza con http://, la página no es segura. Si la barra de direcciones del navegador es de color verde, el consumidor puede estar seguro de que la página web es de la entidad que dice ser.  Esta característica debe visualizarse cuando se llega a la página para realizar el pago, no en la home.

Hay que mirar la información de contacto, ya que si ésta es extraña o proviene de un país que no tiene nada que ver con la marca del producto, entonces no es confiable. El editor de un sitio web, el autor de un blog o el comerciante de una tienda en línea debe anunciar las menciones legales en su página web.

Verificar que la URL es correcta: siempre es una buena práctica escribir en forma directa la URL en el navegador, en lugar de llegar a ella a través de enlaces disponibles desde páginas de terceros o correos electrónicos.

A la hora de comprar, proporcionar sólo la información absolutamente imprescindible para la operación.  Si alguna tienda en línea solicita información que no se considere como esencial, entonces es mejor realizar la compra en otro sitio.

Llevar un registro escrito de las transacciones es una práctica muy buena. Así se conserva la información que el establecimiento remita acerca de su compra así como el nombre, datos del negocio y los términos legales de tu compra. Como precaución, conserve esta información hasta que termine el período de garantía del producto. Es muy posible que un sitio web no confiable redirija al consumidor hacia sitios chinos y norcoreanos. Este tipo de sitios no tiene ningún valor.

Desde la empresa de seguridad informática Eset recomendaron además ante iProfesional estar atentos al "phishing". Esta modalidad de estafa virtual puede darse en todas las plataformas, no sólo el correo electrónico.

Desde Eset advirtieron que se debe desconfiar de mensajes con ofertas extraordinarias, precios insólitamente bajos y promociones increíbles, especialmente en las fechas en que las compras en línea son más populares, como el Hot Sale. 

También se debe revisar los enlaces antes de hacer clic, y no abrir archivos adjuntos si se duda de la entidad que lo envía. Se recomienda evitar las redes Wi-Fi públicas a la hora de hacer compras: utilizar redes confiables, conocidas y que tengan contraseñas seguras.

Si las redes parecen inseguras y tampoco cuentan con contraseña es mejor no ingresar, también evitar ingresar datos sensibles en redes de uso masivo como aeropuertos, centros comerciales, etc.

Una vez realizada la compra, controlar el estado de la cuenta bancaria para comprobar que los cargos registrados sean correctos. Siempre se puede reclamar al banco o sitio de compras en caso que se observe algo irregular.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Te puede interesar
Zoom Recomendadas