Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Cuál es la razón por la que más del 80% de los argentinos se distrae cuando conduce un auto

Cuál es la razón por la que más del 80% de los argentinos se distrae cuando conduce un auto
Un informe reveló detalles sobre los comportamientos que vuelven inseguro nuestro manejo. También las contradicciones en que estamos inmersos como sociedad
Por Andrea Catalano
18.09.2019 18.08hs Tecnología

Las cifras alarman. Más del 81% de los conductores suelen distraerse cuando manejan. Y de ese total, el 94% lo hace por el celular. Aunque hay variadas razones para distraer nuestra atención del volante, la de pispiar el móvil lleva la delantera lejos. En las calles somos un peligro.

Así lo determinó un informe de Gonvarri Industries para Movistar en el que también aparecieron el cansancio y el manejo imprudente como las otras principales distracciones. Los datos, que generan preocupación, se mostraron en conferencia de prensa con el objetivo de impulsar una campaña de manejo responsable.

Especialmente porque el estudio arrojó que, cuando las personas que conducen se poner a pensar dos segundos por qué razones no usarían el celular en ese momento, es porque o llevan a alguien más con ellos o porque saben que las están esperando.

Además de las que se pueden ver en el gráfico, hay más distracciones que pueden llevar a un accidente de tránsito. Las que menos incidencia tienen son las relacionadas con las distracciones externas (21%), fumar (17%), hablar con los acompañantes (16%), trasladar una mascota (14%), la rutina (10%), y estar pendiente de la radio (8%), entre otras que se llevan un mínimo 3 por ciento.

 

Al profundizar en el celular como principal causa de distracción aparecen las principales acciones que pueden llevar a quienes conducen a tener un accidente.

- El 83% se distrae por escribir SMS o mensajes de Whatsapp.

- Otro 83% lo hace por leer noticias.

- Un 82% por buscar información.

- Un 79% por leer SMS o Whatsapp.

- Un 77% por sacar fotos.

- Y el mismo porcentaje por obtener videos.

Estos son los datos. Luego, aparecen las percepciones. Y aquí se juegan otros aspectos.

El juego de los segundos

Los números dicen que 4,69 segundos es el tiempo medio que los argentinos creemos estar como máximo al teléfono sin perder la atención en la ruta y correr peligro.

Ese nivel es más elevado entre los jóvenes, que lo extienden hasta los 7,82 segundos. Las personas pertenecientes a clases sociales altas se mueven en el rango de los 6,1 segundos.

Pero la realidad, señaló el informe, es que "más de uno de cada tres argentinos asegura haber tenido algún incidente menor o susto por alguna distracción con el celular al volante (36,35%) y en mayor proporción hombres que mujeres".

A esto se suma que más de una de cada tres personas que conducen que fueron consultadas para el estudio admitieron en más de un 37% que más de una vez les dijeron que dejaran de utilizar el móvil mientras manejaban.

"Lo importante es llegar". Es lo que expresaron los argentinos consultados para el informe. Aquí se advirtió que más del 73% aseguró haber levantado el pie del acelerador al pensar en alguna persona en particular: sus padres, su pareja, sus hijos, sus amigos, sus sobrinos. En definitiva, las personas a las que quieren.

Y que, en ese marco, es necesario encarar campañas de concientización en donde se muestren casos reales y en donde hubiese mensajes de hijos a padres. Un llamado claro a la emoción, la mejor herramienta de la actividad publicitaria.

Pero también aparecen contradicciones. Contradicciones que se repiten en muchos otros aspectos de los argentinos. ¿De qué se trata esta contradicción del mundo del manejo? Los datos lo muestran otra vez.

El informe señaló que más de un 84% de los sondeados aseguró que en Argentina no se maneja de manera responsable. Pero un 82% aseveró que ellos sí manejan de modo responsable. Dato que, en el primer caso, coincide con el nivel de distracciones que, además, se producen principalmente por el celular. Y que, en el segundo caso, se choca.

Esta percepción de que yo hago bien lo que los otros hacen mal pone de manifiesto la falta de autocrítica y responsabilidad que, en definitiva, tenemos cuando conducimos un auto. Pero que bien podría trasladarse a cualquier otro aspecto de la vida cotidiana del argentino medio.

Si los conductores fueran más responsables, si la tecnología impidiera manejar bajo los efectos del alcohol, las drogas o el cansancio, hubo coincidencia generalizada en que bajaría el nivel de accidentes. Más del 96% apeló a la responsabilidad. Y casi un 90% se pronunció a favor de tecnología que impidiera conducir cuando se consumió alguna sustancia que altera los sentidos y el sistema nervioso.

La expectativa, ahora, es lograr definir campañas de manejo responsable que pongan el ojo directo en el celular. Una de las últimas campañas de la ONG Luchemos por la Vida había encarado sus mensajes en esa dirección.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar